Trabajos a pleno sol

Socorristas, policías, voluntarios de protección civil, sanitarios o sencillos hamaqueros, son algunos de los responsables de hacernos la estancia en la playa más fácil gracias a su trabajo

- Escrito el 06 agosto, 2018, 6:00 pm
11 mins

Torrevieja, al igual que las demás ciudades costeras de la provincia, cuenta con un clima perfecto, ideal para vivir todo el año. Tiene una gran variedad de zonas turísticas y playas muy acogedoras, tanto para sus habitantes como para los turistas, y cada zona tiene su propio encanto.

La playa de la Mata, los Náufragos, los Locos y las denominadas piscinas naturales, son las principales zonas de baño. En todas ellas siempre hay gente trabajando para hacer nuestra estancia mucho más segura y agradable, en una época en la que Torrevieja multiplica por cuatro el número de habitantes. Trabajos que requieren estar a pleno sol muchas horas, con las consecuencias que eso conlleva.

Los vigilantes de la playa

Este verano atienden las playas de Torrevieja 51 socorristas. La empresa Grupo Eulen vuelve a ser la concesionaria del servicio, y por tanto la encargada de proporcionar seguridad a los bañistas. Disponen de medios para ello, como motos acuáticas, ambulancias o embarcaciones para poder acudir al rescate de personas en apuros, así como presencia de socorristas en las principales playas. Las imprudencias vuelven a repetirse año tras año y el poco respeto al color de las banderas sigue siendo uno de los principales problemas.

Cabe destacar que este verano ha sido condecorado con la medalla al mérito de protección civil el socorrista Eduardo Botella, perteneciente a este servicio, por un peligroso rescate que se produjo el verano pasado. Observó desde una altura de 30 metros un cuerpo que se encontraba flotando. No se lo pensó y saltó a su rescate, aunque desgraciadamente ya nada se podía hacer por salvarle la vida arriesgando la suya propia. Una acción valiente que le ha valido el reconocimiento con esta medalla.

Mariano Meseguer, responsable nacional de Eulen
¿Qué otras imprudencias solemos cometer cuando vamos a la playa?

La gente en general es muy confiada y no siempre es consciente de los peligros, y no solo en el mar. El alcohol es un mal compañero en la playa, porque nos hace deshidratarnos y nos puede provocar un golpe de calor que puede llegar a ser grave.

También cada verano tenemos que atender paradas cardiacas que necesitan de una rápida intervención. Una exposición excesiva al sol también puede causarnos muchos problemas y debemos controlar el tiempo y protegernos para no correr riesgos. Se puede disfrutar de la playa, pero siempre con prudencia.

¿Qué ha sido hasta ahora lo más gratificante?

Sin duda salvar vidas. Hemos tenido varias actuaciones por paradas respiratorias y hemos logrado salvar sus vidas. La recompensa de salvar a alguien no se puede explicar, pero es muy grande y te recompensa de todo el esfuerzo.

Asistencia a personas con discapacidad

Para los deportes de ocio se han contratado los servicios de la empresa recreativos acuáticos Horadada, que han dotado a las playas de los accesorios necesarios para realizar múltiples actividades. Pero también están llevando a cabo la labor de facilitar el baño a las personas con dificultades de movilidad. Esto es algo por lo que preguntamos a Víctor González, responsable de la empresa.

¿En qué consiste vuestro trabajo con estas personas?
Personal especializado está llevando a cabo la labor de facilitar el baño a las personas con dificultades de movilidad

Es un trabajo que nos llena de satisfacción. Es un servicio que estamos realizando con personas discapacitadas que si no fuera con nuestra ayuda no podrían experimentar el placer de darse un baño en la playa. Nos gustaría que se reconociera más este trabajo, porque hay pocas playas donde se lleva a cabo y para nosotros es muy importante.

Además, hemos instalado, gratuitamente, una grúa para poder adentrar a enfermos con tetraplejia y esclerosis múltiple y trasladarles hasta la silla de baño y viceversa. Ellos también merecen ir a la playa y poder recibir estas terapias con personal especializado que les permite experimentar movimientos en el agua, que fuera de ella no podrían hacer debido a su falta de movilidad. No solo hacemos aquí este trabajo, también nos han contratado en ciudades como Marbella o Mallorca.

Queremos que algo tan beneficioso no se realice solo en verano, teniendo en cuenta el clima del que disfrutamos casi todo el año. Torrevieja podría convertirse en un referente en este tipo de iniciativas en España.

Protección Civil vela por la seguridad

Con el objetivo de garantizar la seguridad para los miles de turistas que frecuentan las playas, así como para prevenir altercados, y a su vez velar por el cumplimiento de las ordenanzas municipales, participan todo el verano un total de 51 voluntarios de Protección Civil de Torrevieja, y prestan sus servicios las 24 horas del día con un dispositivo especial de emergencias.

Entre ellos figuran médicos, enfermeros, opositores a bombero y policía local entre otras profesiones que altruistamente ofrecen su colaboración. Están en contacto permanente con el patrón de playas, así como con los diferentes cuerpos que asisten a los bañistas, como socorristas o cuerpos de seguridad del estado, por si se produce alguna emergencia.

Estela Prieto, subjefa de Protección Civil en Torrevieja
¿Cuáles son los principales protocolos de actuación?

Estamos en permanente protocolo de emergencia ante cualquier percance, y como apoyo a socorristas y cuerpos de seguridad. No hay que olvidar tampoco que estamos en Alerta 4 y no solo en las playas, sino en aquellos lugares de aglomeración como mercados o cualquier evento que aglutine mucha gente y que pueda ser objetivo terrorista. No hay ningún tipo de alarma en este sentido, pero siempre es mejor estar prevenidos para garantizar la seguridad de los miles de turistas que nos visitan en verano.

¿Qué anécdotas destacaría hasta la fecha?
La presencia de la medusa ´Carabela portuguesa` ha sido una de las principales preocupaciones en el mes de julio

Sin duda la presencia de las medusas ´Carabela portuguesa` ha sido una de nuestras preocupaciones en el mes de julio ya que sus picaduras eran muy dolorosas. La falta de información hacía que muchos no les tuvieran miedo y que intentaran cogerlas para admirarlas. Ahora, afortunadamente, ya han pasado de largo y se han dirigido a otros mares.

Las tortugas vienen a desovar a nuestras playas arrastradas por las corrientes

También es época en la que grandes tortugas ´bobas` salen a enterrar sus huevos en la arena. Un espectáculo maravilloso que no todos respetan. Intentamos evitarlo con vigilancia nocturna, que es cuando las tortugas aparecen, y cuando localizamos donde entierran sus huevos avisamos al instituto oceanográfico de Valencia y los custodiamos hasta que se los llevan para su incubación. Se han dado casos en los que no hemos localizado los huevos y al tiempo han aparecido pequeñas tortugas que acababan de nacer.

Es algo muy bonito que se repite en nuestras playas cada año arrastradas por las corrientes. La actitud de los ciudadanos es fundamental para que la puesta tenga éxito o no. Cabe recordar la importancia de llamar al 112 para activar el protocolo cuando se aviste a una tortuga ´boba` desovando en la playa. Hay que dejarlas tranquilas, no iluminarlas y seguir las instrucciones que se indiquen desde el servicio de emergencias.

Hamacas para ´todo`
Es complicado trabajar tantas horas a pleno sol

J. es hamaquero y dice que en el desarrollo de su trabajo ha visto de todo. “Hay cosas que no se pueden contar con detalles, pero he visto de todo. A gente practicando sexo, a otros que piensan que pueden desnudarse por completo, y también conductas poco apropiadas como consecuencia del alcohol. Las noches también son aprovechadas por muchos para montarse sus fiestas y a la mañana siguiente aparecen botellas y basuras que no son capaces de recoger”

Dice que lo más duro de su trabajo es estar ocho horas a plenos sol. “Es complicado trabajar tantas horas a pleno sol, el calor te resta energía. Es importante hidratarse para combatir el calor tantas horas. Lo mejor de todo es el trato con la gente, que en su mayoría es muy agradable”.