Orihuela quiere recuperar Los Saladares y la Iglesia de San Agustín

La concejalía de Patrimonio Histórico ha trazado ya los planes a seguir para proteger el yacimiento arqueológico, buscar una solución al deterioro de San Agustín y recuperar las históricas puertas del Órgano de Santa Justa, además de consolidar otros proyectos

- Escrito el 15 noviembre, 2018, 1:00 pm
19 mins

Desde el inicio de la legislatura, la recuperación del Patrimonio ha sido una de las claves de bóveda del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Orihuela, que inició su andadura en solitario con el Partido Popular y al que posteriormente se incorporó Ciudadanos.

El rescate de proyectos estancados, la creación de nuevos y la construcción de los cimientos para la recuperación de elementos patrimoniales abocados a desaparecer, o que habían sido arrebatados de la propiedad oriolana, ha sido el principal objetivo del Ayuntamiento en los últimos años. Algunos de esos proyectos ya se han finalizado, otros están en proceso de ejecución y otros están en el camino de iniciarse.

 

Reclamaciones históricas

Recuerda el concejal de Urbanismo, Recursos Humanos, Patrimonio y Patrimonio Histórico, Rafael Almagro Palacios, que precisamente los asuntos de patrimonio fueron la razón de los primeros viajes que realizó junto al alcalde, Emilio Bascuñana, a Valencia, en pleno verano del año 2015.

Allí se reunieron con algunos cargos en las diferentes consellerías como Justicia, Patrimonio o Emergencias, que todavía estaban tomando posesión, con el objeto de reclamar asuntos hasta entonces históricos que se encontraban estancados, como la CV95, los antiguos juzgados y el Centro de Emergencias de la Costa.

 

Compromiso con el patrimonio

Ese compromiso por el patrimonio oriolano ha continuado a lo largo de los siguientes años, y en la actualidad, cerca del final de la legislatura, el equipo de Gobierno, a través de las áreas que dirige Almagro, ha puesto ya los cimientos para la protección del yacimiento arqueológico de Los Saladares, la recuperación de la deteriorada iglesia de San Agustín, que el palacio Sorzano de Tejada se convierta en un museo con una exposición permanente, y que las históricas puertas del órgano de la parroquia de las Santas Justa y Rufina regresen a Orihuela, de donde nunca debieron salir.

Son cuatro proyectos de los que todavía no hay plazos de ejecución, pero de los que se han dado los primeros pasos para que en breve puedan ser una realidad y contribuyan a engrandecer el ya importante patrimonio histórico, artístico, monumental y paisajístico del municipio oriolano.

 

Yacimiento de Los Saladares

Según ha adelantado Rafael Almagro a ‘Aquí en Orihuela’, desde el equipo de Gobierno ya se ha llegado a un acuerdo con los propietarios de la finca conde se ubica el asentamiento de Los Saladares. “Cuando sea propiedad municipal se procederá al vallado del yacimiento arqueológico”, detalló.

Los Saladares abarcan una amplia cronología entre IX y IV a.C.

Este yacimiento está declarado Bien de Interés Cultural (BIC), y se ubica en un cerro de tres colinas en la falda de la Sierra de Hurchillo, entre las pedanías de Los Desamparados y de Arneva. Abarca una amplia cronología, entre los siglos IX y IV a. C. y en él se encontraron restos de pobladores desde la Cultura argárica hasta la ibérica, suponiendo uno de los primeros poblados del municipio de Orihuela junto con el poblado ibérico de San Antón y el poblado ibérico del Seminario.

Con el paso de los años, y la visita sin control de curiosos y excursionistas, el yacimiento ha sufrido algunos desperfectos. Por ello, desde la concejalía de Patrimonio Histórico pretenden, con el acuerdo alcanzado con el propietario de la finca, que los terrenos pasen a ser de propiedad municipal y, a partir de ahí, iniciar el proceso de conservación y el vallado para su protección.

 

Iglesia de San Agustín

La iglesia de San Agustín ha sido otro de los objetivos en distintas legislaturas, pero nunca ha llegado a cuajar. El templo se encuentra cerrado desde hace más de una década por su estado de deterioro y corre peligro de desaparición. Desde el Ayuntamiento desean poner fin a esta situación y, por primera vez, han dado un paso decidido hacia su salvación.

“Estamos en conversaciones con el Obispado para buscar una solución a este deteriorado inmueble de la Iglesia, tan emblemático para nuestra ciudad y que ya no se usa para el servicio religioso”, señaló Almagro.

Se han iniciado conversaciones con el Obispado para acabar con el deterioro de San Agustín

La iglesia, de los siglos XVIII y XIX, se encuentra incluida en la Lista Roja del Patrimonio por su abandono y lamentable estado de conservación. Está declarada Bien de Interés Cultural, pero sufre desprendimientos, desplomes en los muros portantes y en la torre. Cuenta con múltiples fisuras, cubierta deteriorada y pavimento levantado. Además, la ornamentación barroca está dañada, por lo que se hace necesaria una intervención urgente.

De momento, solo ha habido conversiones con el Obispado para buscar la mejor solución, pero ha sido el primer paso para frenar el deterioro del templo e iniciar su futura recuperación.

 

Sorzano de Tejada como museo permanente

Otro de los proyectos en los que está trabajando actualmente el concejal de Patrimonio Histórico se centra en el inmueble del Palacio Sorzano de Tejada. Un edificio de estilo neoclásico, construido entre los siglos XVIII y XIX, que se encuentra en pleno centro del Casco Histórico, que pertenece a la Fundación Pedrera y que fue recuperado por el Ayuntamiento mediante un convenio de cesión temporal.

El Palacio Sorzano de Tejada abrirá de nuevo al público para mostrar su más de 500 obras, algunas de Picasso y Rembrandt entre otros

El inmueble cuenta con 500 esculturas y pinturas de artistas como Pablo Picasso, Rembrandt, Joaquín Sorolla, Pablo Salinas, Gallego, Joaquín Agrasot, Renoir o Fortuny, entre otros muchos. La colección privada, perteneciente a la Fundación Pedrera, se sitúa entre las cinco más importantes de España.

Actualmente el edificio se encuentra cerrado al público, pero Almagro tiene claro que “tenemos que seguir dándole la función por la que se adquirió mediante convenio. Debe ser un Museo con una exposición permanente de obra de la Fundación Pedrera, así como de otras exposiciones no permanentes”. Para ello, el Ayuntamiento llevará a cabo la modificación del convenio para contemplar la ampliación del mismo, así como la obra catalogada.

 

Puertas del Órgano de Santa Justa

Otra de las gestiones destacadas que está llevando a cabo la concejalía de Almagro, y que será una realidad en unos meses, según asegura el propio edil, es el regreso a Orihuela de las Puertas del Órgano de la iglesia de las Santas Justa y Rufina. “Están muy avanzados los trámites para que en unos pocos meses podamos tener de vuelta en nuestra ciudad las antiquísimas puertas”, afirma el concejal. “El Ayuntamiento de Alicante y la Consellería de Cultura siempre han sido muy receptivos y colaboradores con la petición de retorno de estas puertas”, agrega.

Las puertas del órgano de Santa Justa fueron vendidas a Alicante en 1969. En unos meses regresarán de nuevo a Orihuela

Este complemento del órgano de la parroquia de las Santas Justa y Rufina fue encargado en 1734 para proteger el acceso al instrumento. Se trata de una obra en madera policromada que representa una escena religiosa. De esas puertas solo se conservan las dos principales, y son propiedad del Ayuntamiento de Alicante que las guarda en el Cuartel de Felipe II del Castillo de Santa Bárbara, desde que en 1969 fueron vendidas a un anticuario y, éste, a su vez, las vendió a Alicante.

Con la recuperación de estas puertas, se conseguirá que el órgano de la iglesia de las Santas Justa y Rufina quede completo y en su estado original.

 

CV95

Estos nuevos proyectos se suman a otros tantos que ya se han iniciado anteriormente, como es el de la CV95 para su conversión en vía rápida que conecte a Orihuela con su costa.

Para este asunto, hubo una reunión con el director General de Obras Públicas, Carlos Domingo, a principio de la legislatura. “Fue inquietante porque dijo, sin ruborizarse, que la vía rápida no era necesaria, que con la que había era suficiente. Sin embargo, un año después, se aprobó por unanimidad de todos los partidos de las Cortes Valencianas la Proposición No de Ley para que el Consell la tuviese en cuenta en sus planes y venía avalada por la necesidad vital de dicha infraestructura. Pese a ello, todavía hoy miran para otro lado cuando se habla de ella”, comenta Rafael Almagro.

“Luego sacaron lo de que iban a tener que pagar 9,5 millones de euros por la sentencia contra la Generalitat, que la condenaba por no haber llevado a cabo la obra. Nadie ha negociado con la empresa durante todo ese tiempo porque prefieren pagar los 9,5 millones antes que presupuestar los 500 o 600 que puede valer la infraestructura”, añade el edil oriolano.

 

Otros proyectos en marcha

Algo parecido ocurrió con el tema de los antiguos juzgados, que actualmente ya son de propiedad municipal. “Tuvimos el no como primera respuesta. Nos quedamos con todo, con los viejos y con los nuevos, nos decían. Todo fue cuestión de hacerles razonar un poco y se puso de manifiesto que al final lo entendieron”.

Con respecto a la Casa Natal de Miguel Hernández “también se les hizo ver y comprender que éramos los propietarios legítimos de la casa por adquisición de la misma, tal como figuraba en el inventario municipal y en el Registro de la Propiedad, y teníamos las llaves, por lo que nada ni nadie nos podía impedir que ocupásemos el inmueble. También lo entendieron perfectamente”, recuerda Almagro como otro de los proyectos logrados.

También se avanzó con el Centro de Emergencias, que se quedó en la estructura porque la empresa adjudicataria abandonó. Sólo se había gastado, por tanto, una parte de los fondos que había reservados en Valencia para esta actuación. “Cuando fuimos para exigir la continuación de la obra nos dijeron que no encontraban el dinero, no aparecía por ningún lado. Al final, el dinero apareció. Luego ha venido la pérdida de tiempo con la licitación del proyecto y, finalmente, me temo que nos tocará a nosotros hacer el Centro al igual que está ocurriendo con los colegios”, lamentó el edil.

Actualmente también se está ejecutando el Centro Cívico de La Aparecida y la reconversión de la Plaza de Toros en un lugar multiusos. “Ahora ha quedado una bonita entrada a Orihuela y si el día de mañana se quiere ampliar la Plaza, no habrá el más mínimo problema. Gustará más o gustará menos, pero está claro que esto es de lo mejor que se ha podido hacer con el escaso presupuesto que había”.

 

Patrimonio cultural e histórico

Tal como apunta Almagro, en Patrimonio Histórico no todo consiste en grandes y costosas actuaciones. “Hay ocasiones en que con poco presupuesto se puede hacer mucho por cuidar el patrimonio”.

Ejemplo de ello ha sido la eliminación del depósito de agua que había sobre la hexagonal Torre de Embergoñes que, además de constituir una aberración a la vista y al paisaje urbano, estaba dañando de forma muy grave a una de las torres más emblemáticas de Orihuela. El Ayuntamiento ha llegado ya a un acuerdo con la propiedad para adquirirla en el más breve plazo posible.

 

Plan director del Castillo y Palmeral de Orihuela

Con respecto a este asunto, el concejal de Patrimonio Histórico apunta que se trata de establecer criterios y estrategias para actuar en su ámbito, que abarca todo el Monte de San Miguel con la Alcazaba en lo alto, hasta el túnel, y el espacio interior que circunda la muralla exterior de la ciudad de Orihuela. “También tenemos que conseguir presupuesto y subvenciones para atacar aquellas actuaciones que se considere relevantes y realizar en el calendario que se establezca”, agrega.

La concejalía de Medio Ambiente invertirá 700.000 euros en la conservación integral del Palmeral de Orihuela

Otro elemento a recuperar es El Palmeral oriolano. Desde la concejalía de Medio Ambiente se ha previsto invertir el 50% con fondos FEDER, aproximadamente más de 700.000 euros, en la conservación integral de este emblemático paraje natural de Orihuela.

 

Las Norias, el Horno y Casa de los Mineros

Por otra parte, existe también un valiosísimo y precioso patrimonio hidráulico, ligado intrínsecamente al transcurso del Rio Segura por Orihuela y sobre el que el Ayuntamiento pretende actuar.

El Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela ha realizado ya una cesión gratuita, tanto de las Norias como del Acueducto del Escorratel, con la finalidad de su recuperación y puesta en valor. Las Norias de Moquita y Pando son dos elementos de la arquitectura hidráulica enormemente singulares e históricamente excepcionales. Se están realizando gestiones también para actuar sobre cañas y carrizo, para minorar su proliferación en el entorno.

“También el Molino de la Ciudad, que es de propiedad privada, y los azudes del rio son objeto de nuestra atención”, apunta Almagro.

Sobre el Horno de Santa Matilde y la Casa de los Mineros, ubicados entre el Monte de San Miguel y el Oriolet, a caballo entre los barrios de San Isidro y San Antón, son elementos que también se deben recuperar y poner en valor. “La extracción de cinabrio se remonta a mucho tiempo atrás. Fue en 1888 cuando se construyó un significativo horno de aludeles. En la  actualidad existen partidas económicas para la reconstrucción de la Casa y para el Horno y entorno. La licitación de la obra de la Casa se encuentra ya en el Área de Contratación”, anuncia el edil.