La Guardia Civil investiga a un joven que conducía a 230 km por hora

El torrevejense de 19 años tenía antecedentes por otros delitos

- Escrito el 05 octubre, 2018, 4:00 pm
7 mins

Un vecino de Torrevieja, de nacionalidad española, está siendo investigado por la Guardia Civil. El joven alardea en las redes sociales de conducir a una velocidad de 240 kilómetros por hora en la autovía A-35, en la provincia de Valencia, a su paso por el término municipal de Vallada.

Publicó el video en una red social y se delató cometiendo un delito contra la seguridad vial

En el citado video, se puede observar a su protagonista circulando a más de 230 kilómetros por hora y adelantando a otros vehículos de la vía mientras es grabado por uno de sus acompañantes. El video comenzó a compartirse por varias redes sociales hasta hacerse viral. Finalmente llegó a ser visto por agentes de la Policía Local de Torrevieja, que identificaron al joven que aparecía conduciendo porque había sido detenido en alguna ocasión por otros hechos.

Localización

La Policía Local de Torrevieja puso en conocimiento de la Guardia Civil este video. Inmediatamente comenzaron con la localización del joven y del vehículo, de gran cilindrada, y poco después pasaron a disposición judicial.

Además, los agentes de la Guardia Civil pudieron ubicar el punto kilométrico donde se produce la infracción penal gracias al video, donde se aprecian algunos elementos de la vía, como puentes y edificios, que permitieron su identificación.

El joven se enfrenta a un delito contra la seguridad vial. De nuevo un video publicado en redes sociales es la mejor prueba para la Guardia Civil.

Código Penal

El 32% de las condenas en España son por delitos relacionados con la seguridad vial

Más de un tercio de los delitos que se cometen en España son delitos contra la seguridad vial y, entre las medidas que ha tomado el Gobierno, se encuentra el endurecimiento del Código Penal para los conductores.

Cometer un delito de tráfico está penado con la cárcel desde diciembre de 2017. En esta fecha se aprobó la reforma, que incluye la posibilidad de que las infracciones más graves, especialmente aquellas que suponen un ‘desprecio manifiesto por la vida de los demás’, sean castigadas con penas de prisión.

El código penal sentencia que los delitos por exceso de velocidad pueden estar penados con entre tres y seis meses de cárcel, además de una multa de tres a seis meses pagando una cuota diaria, que se establece en función del poder adquisitivo del conductor, trabajos de ayuda a la comunidad durante un período comprendido entre 30 y 90 días y la retirada del permiso de conducir de uno a cuatro años.

Contenidos de las redes

Las redes son un escaparate mundial y es imposible conocer de antemano el alcance de las publicaciones

Casi no existen límites; en ocasiones el protagonista sólo pretende causar unas risas, presumir o hacerse el valiente y el resultado se le va de las manos, porque nunca se conoce de antemano el alcance de las publicaciones.

Es habitual la detección de infracciones en las redes, tanto por la policía como por la colaboración ciudadana, y cada vez más casos consiguen poner en una situación complicada a su protagonista. Sin ir más lejos, ídolos de masas, como Karim Benzema, ha compartido vídeos en una red social mientras se grababa conduciendo, además de que ya ha sido castigado en varias ocasiones por otros actos delictivos como exceso de velocidad.

Escaparate ciudadano

Con el auge de las redes sociales y la posibilidad de subir a la red casi cualquier tipo de contenido, confiando siempre en el juicio de su usuario, se ha incrementado la cantidad de material inadecuado y delictivo a disposición del navegante.

Las redes sociales pueden ser un arma peligrosa pero también un poderoso aliado, todo depende de cómo se utilicen y para qué se utilicen. Para la policía se han convertido en uno de los mejores socios en la lucha contra el crimen. Avisar de infracciones al volante, denunciar casos de pornografía, detectar casos de personas que se dedican al enaltecimiento del terrorismo, localizar a alguien desaparecido, detectar acoso escolar, todo esto y más es posible utilizando las redes sociales.

La policía patrulla la red para ofrecernos más seguridad, tanto virtual como físicamente; y la colaboración ciudadana es fundamental para ayudarles a hallar y resolver casos.

Denuncia

Las redes sociales son conscientes de la libertad que existe a la hora de publicar contenidos, y se reservan el derecho para cerrar una cuenta que no cumpla con la legalidad y la buena fe requerida por parte del usuario a la hora de seleccionar los contenidos que se publican.

Evidentemente, son muchísimas las subidas diarias que hay al alcance de todos los usuarios. Las redes más populares incorporan una función muy eficaz que es ‘denunciar contenido’. Se trata de una forma fácil y sencilla de señalar publicaciones inapropiadas y, a la vez, este apunte servirá a las fuerzas de seguridad para comenzar su investigación y esclarecer si se trata o no de información delictiva. Esta notificación no tiene valor penal, pero sí puede dar lugar a que se abra una línea de investigación sobre el caso.