El ayuntamiento pide garantías para el proyecto de ampliación del Hospital Vega Baja

El primer edil ha mostrado su malestar al enterarse por la prensa de la visita de la representante autonómica

- Escrito el 12 noviembre, 2018, 10:00 am
2 mins

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, ha manifestado su preocupación tras el anuncio de la Consellera de Sanidad, Ana Barceló, sobre el presupuesto para la ampliación del Hospital Vega Baja, ya que “el borrador de los presupuestos de 2019 contempla sólo la mitad de lo que anunció, 500.000 euros, por lo que le exijo una garantía de que el dinero que anunció lo tiene”. Y es que el primer edil ha mostrado su malestar al enterarse por la prensa de la visita de la representante autonómica, lo que consideró como “una falta de respeto y una falta de lealtad institucional”, ya que de haberle avisado “le hubiera preguntado personalmente por estas incongruencias en el proyecto, porque como Alcalde de Orihuela tengo que anteponer el interés de los oriolanos y mi responsabilidad es supervisar que esas actuaciones se vayan realizar”.

Bascuñana cuestionó también que este anuncio “es próximo a las elecciones y no parece real porque se habla de la ampliación que no cuenta con una partida presupuestaria real”. En este sentido, el primer edil oriolano recordó que el Ayuntamiento de Orihuela ha  sacado recientemente a concurso los proyectos para las obras del Palacio de Rubalcava y los Antiguos Juzgados, y “ambas cuentan con una partida de verdad asignada, porque así es como se deben hacer las cosas, lo demás es humo”.

Asimismo, Bascuñana ha vuelto a reclamar al Consell que “traten a los oriolanos como al resto de valencianos ya que seguimos esperando la apertura del Centro de Salud de Rabaloche que está acabado y cerrado, a pesar de que anunciaron que lo abrirían en abril”, a lo que añadió que “no entendemos por qué los pacientes tienen que seguir en barracones si el centro está terminado desde antes del verano”.

En este sentido, el regidor oriolano también mostró su intención de reclamar el dinero sobrante de la adjudicación “porque pertenece a Orihuela y no debería pasar a ser un remanente para el Consell”.