Alojamientos más curiosos de la Costa Blanca

Palacios antiguos, caserones de época, cabañas de montaña e incluso un hotel dedicado al juguete

- Escrito el 03 agosto, 2018, 2:00 pm
10 mins

En la provincia de Alicante hay más de 350 hoteles, 200 casas rurales, así como decenas de hostales y albergues. La Costa Blanca es uno de los lugares más turísticos de España, y ofrece multitud de formas de alojamiento a los turistas más o menos adinerados.

En este periódico hemos querido bucear entre todas estas infinitas posibilidades para buscar las más curiosas y originales. Otras formas de hacer turismo y pasar una noche inolvidable en la Costa Blanca.

Hotel del Juguete
En el Hotel del Juguete de Ibi las habitaciones están ambientadas en Playmobil, Lego, Pinypon, Nancy, etc.

Conocida por todo el mundo es la poderosa industria del juguete que existe en Ibi. La localidad de l’Alcoia cuenta con una veintena de fábricas dedicadas a estos preciados objetos para los más pequeños. De hecho, esta industria se ha convertido en uno de sus principales atractivos turísticos y el Museo del Juguete recibe centenares de visitas cada año.

Para aquellas familias interesadas en conocer la zona, difícilmente encontrarán un alojamiento más original que el Hotel del Juguete. Cuenta con habitaciones ambientadas en conocidas marcas comerciales del sector como Playmobil, Lego, Invizimals, Barriguitas, Pin y Pon, Nancy, Nenuco, Justin o Juegaterapia.

Todo lo que hay en el hotel recuerda al mundo de los juegos. Mientras en los cuartos los más pequeños encontrarán juguetes para disfrutar de la estancia, en las zonas comunes hay recreativos, futbolines e incluso una colchoneta elástica en el exterior.

Casa rural Bons Aires

No demasiado lejos de allí, se ubica la deslumbrante sierra de Mariola. En el término municipal de Alcoy encontramos una coqueta casa rural denominada Bons Aires.

El principal encanto del lugar son sus maravillosas vistas hacia el Parque Natural de Mariola y la Font Roja. Sin duda uno de los emplazamientos más bellos de la provincia, por sus paisajes, su flora y sus restos arqueológicos.

Las habitaciones son de cuidado aspecto rústico, y la casa Bons Aires está rodeada de unos agradables jardines donde tomar el sol o cenar, así como de una piscina.

Torreta de Sant Tomás
La Torreta de Sant Tomás de Concentaina fue construida en el siglo XIII y hoy está rehabilitada como un hotel

En el siglo XIII fue construida una lujosa torre en Cocentaina, por orden del rey aragonés Jaime I. Formaba parte de la antigua muralla que rodeaba la ciudad en época medieval. Hoy en día es posible hospedarse en este distinguido lugar, reconocido como Bien de Interés Cultural.

La casa está rehabilitada, pero aún conserva restos arquitectónicos como los techos abovedados de piedra, los muros de tapial, las vigas de madera, bonitas ventanas y arcos antiguos. Se trata de un alojamiento muy exclusivo, con tan solo tres habitaciones.

Esta torreta ha quedado actualmente en pleno casco antiguo medieval de Cocentaina, una población que también destaca por su castillo, el barrio de El Raval y su palacio condal. Además, en la segunda semana de agosto celebra sus fiestas de Moros y Cristianos.

Posada del Mar

A los amantes de los edificios antiguos habilitados en hoteles, seguramente también les encantará la Posada del Mar de Denia. Se trata de un inmueble que data del siglo XIII, restaurado en un hotel junto al Mediterráneo. La posada está decorada con motivos marinos como fósiles o cuadros de barcos. Desde su terraza observamos una privilegiada vista al puerto.

Apenas a unos minutos andando desde el hotel se encuentra el Castillo. Denia es una de las ciudades más turísticas de la Costa Blanca, por sus playas, sus barrios antiguos de Baix la Mar o Les Roques y su patrimonio histórico-cultural. Del 13 al 16 de agosto celebra sus fiestas de Moros y Cristianos en honor a San Roque.

Pou de la Neu

En lo alto de una montaña es difícil adivinar que una cabaña con forma circular pueda ser uno de los hoteles más singulares de la Costa Blanca. Es el Pou de la Neu, una curiosa casa rural ubicada en el Alt de la Carrasqueta, término municipal de Jijona.

Después de tres años cerrada, el Pou ha reabierto esta temporada. Durante este tiempo se han efectuado varias obras de reforma para mejorar su abastecimiento de agua, luz y caldera.

El hotel se encuentra junto al nevero Pou de la Neu del Surdo, que fue construido en el siglo XIX, y tiene el estatus de Bien de Interés Cultural. Actualmente constituye uno de los principales atractivos turísticos de Jijona, junto a su famosa industria del turrón y el helado.

Huerto del Cura
El Hotel del Huerto del Cura ofrece la posibilidad de dormir dentro de un jardín botánico en el corazón del Palmeral de Elche

Hospedarse dentro de uno de los principales jardines botánicos de España también es posible en la Costa Blanca. El Huerto del Cura es probablemente el rincón más encantador del Palmeral de Elche, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Dentro de este auténtico oasis mediterráneo está ubicado un distinguido hotel, en el que también son habituales las celebraciones de bodas, bautizos y otros eventos sociales. Para ellos cuenta con varias salas y terrazas en el interior y el exterior. Incluso también tiene un jardín zen.

La famosa Palmera Imperial domina el Huerto del Cura, acompañada de estanques, todo tipo de flora y diversas esculturas. El lugar se encuentra a unos 10 minutos andando del centro histórico de Elche y el río Vinalopó.

La Escondida

En Penáguila, uno de los pueblos más bonitos de la sierra de Aitana, podemos dormir en un antiguo caserón del siglo XVII. Su nombre, Hotel La Escondida, hace justicia al privilegiado entorno en el que está ubicado.

Esta antigua casa solariega conserva todo su encanto, pero ha sido totalmente modernizada por dentro. Sus clientes pueden disfrutar de un spa y una piscina cubierta en el interior. Para el verano también dispone de una piscina exterior junto a un gran jardín y una terraza con fantásticas vistas al bosque.

Penáguila tiene uno de los cascos medievales más reconocidos de la provincia, así como su famoso Jardín de Santos del siglo XIX. Además, celebra sus fiestas patronales el 19 de agosto, en honor a la Virgen del Patrocinio, con entradas de moros y cristianos.

Palacio de Tudemir
En el Palacio de Tudemir de Orihuela se puede disfrutar de un spa y sauna dentro de un distinguido edificio del siglo XVIII

Es uno de los edificios más distinguidos del centro histórico de Orihuela, data del siglo XVIII. Antiguamente era conocido como el Palacio de los Condes de Luna y hoy se ha rehabilitado en el Hotel Boutique Palacio de Tudemir.

En este destacado lugar se han encontrado numerosos restos arqueológicos, como mausoleos islámicos, cerámica de la Edad Moderna o monedas del siglo XIX. Aunque gran parte de estos tesoros están expuestos en el Museo Arqueológico de San Juan de Dios de Orihuela, algunos se pueden observar en el hall del hotel.

El actual palacio cuenta con una coqueta terraza con piscina, así como con un spa y una sauna. Está ubicado a unos pocos metros de la catedral de Orihuela y a unos cinco minutos andando de la casa natal del poeta universal Miguel Hernández.