«Almoradí fue reconstruida desde cero tras el terremoto de 1829»

Entrevista> Jose Antonio Latorre / Concejal en el Ayto. de Almoradí e historiador (Almoradí, 18-marzo-1962)

- Escrito el 04 agosto, 2018, 2:00 pm
7 mins
Además de estudiar la memoria histórica de la ciudad, es autor de un blog y tres libros que recogen la historia de los antepasados de la localidad

José Antonio Latorre es el actual concejal de Turismo de Almoradí y autor del libro ´Almoradí, un recorrido histórico`. Desde hace años, compagina sus labores profesionales con el mantenimiento de su blog almoradi1829.blogspot.com, donde recopila documentos de interés sobre el terremoto acaecido en toda la comarca de la Vega Baja el 21 de marzo de 1829 junto a otras entradas, siempre relacionadas con la localidad y su memoria histórica.

Bajo su autoría figuran ya tres libros que esclarecen el pasado histórico de la ciudad. ´Almoradí. Memoria Gráfica 1885-1975` en 2010, su primer libro; ´Sucesos de Almoradí` en el año 2011 y, por último, ´Almoradí, un recorrido histórico`, presentado en el año 2012.

¿Has vivido toda tu vida en Almoradí?

Sí. Mis padres llegaron de poblaciones cercanas y se instalaron en esta población. Toda mi vida está vinculada a Almoradí.

¿Qué desencadenó tu afición por relatar la historia de Almoradí en los libros y a través de tu blog?
«Para hacer posible mi primer libro participaron muchas familias de Almoradí que aportaron fotografías personales a la colección»

Todo comenzó por mi hobby, la fotografía. Realmente fueron las fotografías antiguas lo que despertó mi afición por la historia local. De esta manera comencé a recopilarlas y realizar varias exposiciones, con las que pude editar ´Memoria Gráfica de Almoradí`, un libro que recoge más de un siglo de historia fotográfica local. En esa publicación incluí parte del archivo del Marqués de Río Florido, las fotos más antiguas de la comarca datadas a finales del siglo XIX, una colección que tuve la suerte de recuperar. Después llegaría ´Sucesos de Almoradí`, una crónica trágica sobre acontecimientos ocurridos, y por último ´Un recorrido histórico`.

Paralelamente a estas publicaciones comencé una labor de investigación documental, principalmente sobre el terremoto que provocó el renacer de nuestra localidad. En 2009 puse en marcha el Blog Almoradí 1829, en referencia a la fecha del seísmo, donde sigo publicando información relativa a la historia de la localidad. Actualmente llevo publicadas casi 2.000 entradas y es, con diferencia, la mayor fuente documental de nuestra localidad.

¿Cómo afectó el terremoto de 1829 a la ciudad?
«Fueron más de 200 las víctimas que murieron en ese desastre»

Fueron más de 200 las víctimas que murieron en ese desastre y, en contra de lo que siempre se había creído, no quedó absolutamente nada en pie. Los supervivientes tuvieron que empezar de cero con la ayuda de la caridad ya que lo perdieron todo. No quedó una casa habitable, nuestros antepasados se refugiaron en los campos donde levantaron chozas para soportar el frío invierno que acaecía. No puedo imaginar la angustia y la terrible situación por la que pasaron los supervivientes de tal catástrofe.

¿Quién se encargó de la reconstrucción de Almoradí?

Muchos creen que fue el ingeniero Larramendi el responsable de tal obra, pero en realidad él sólo estuvo un par de meses en la zona. Nombró al obispo Félix Herrero superintendente de las obras y, a las órdenes de éste, nombró al ingeniero Eugenio Fourdinier director de las mismas. Larramendi dibujó los planos donde se ubicarían las calles y edificios de Guardamar y Almoradí, y dejó instrucciones. Además, en cada pueblo se nombró un facultativo con los aparejadores.

Fourdinier era un ingeniero y amigo personal de Larramendi, que en aquellos momentos trabajaba en el pantano de Lorca como director facultativo de la empresa Riegos de Lorca. Se desplazó hasta Orihuela, y acompañó a Larramendi por todos los pueblos afectados. Él fue el responsable de las reglas de construcción y dimensiones de las nuevas manzanas y casas.

¿Qué novedades destacan a nivel urbanístico de los planos de la reconstrucción?

Se trata de un trazado único en el mundo, ya que su arquitectura antisísmica no se había desarrollado antes. La razón de que nuestras calles sean tan anchas es porque Larramendi calculó que en caso de un nuevo terremoto solo tendríamos que salir y situarnos en el centro. Por eso las diseñó en planta baja, sabiendo que si volvían a caerse sus fachadas no volverían a provocar víctimas.

Tampoco nunca se habían construido viviendas sociales para entregar a los pobres que lo habían perdido todo en el terremoto.

¿La ciudad ha respetado aquellas directrices que se propusieron?

Se mantuvieron hasta principios del siglo XX casi sin alterar; sin embargo, el olvido de la tragedia nos llevó a hacer desaparecer patios y, principalmente, a construir mayores alturas, algo que trajo un cambio radical y que supuso una pérdida absoluta de la apariencia original diseñada por Larramendi, que proponía lo siguiente: “Todas las casas, sin excepción, serán sólo de un piso bajo y deberán tener corral…”.

¿Entra en tus planes escribir otro libro?

Actualmente, y dado que soy responsable de Turismo, Fomento y Patrimonio del Ayuntamiento de Almoradí, el tiempo no me lo permite. No obstante, y puesto que estamos trabajando en la creación de un archivo histórico, no descarto realizar un nuevo trabajo con las novedades y aportaciones que vayan apareciendo. Aunque son muchos los proyectos, quizá el más importante es crear un gran archivo en la web con toda la memoria gráfica de Almoradí.