El alcalde de Orihuela convoca una Junta de Seguridad extraordinaria

Se reúne con el fin de abordar los problemas de seguridad en los barrios que rodean el Monte de San Miguel

- Escrito el 26 abril, 2018, 8:30 am
3 mins

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, junto al subdelegado del Gobierno en Alicante, José Miguel Saval, compareció este miércoles tras la reunión extraordinaria, convocada por el primer edil oriolano, de la Junta de Seguridad del municipio, concerniente a las acciones a realizar en los barrios adyacentes al cinturón del monte de San Miguel.

El primer edil dio cuenta de los temas tratados, manifestando el reconocimiento “al buen trabajo realizado por todos los actores intervinientes por el alto nivel de seguridad del que disfrutamos en el municipio”, mientras que “queremos seguir mejorando, especialmente en los barrios que rodean el Monte de San Miguel”.

Bascuñana ha estado acompañado de las concejalas de Seguridad Ciudadana y de Bienestar Social, Mariola Rocamora y Sabina-Goretti Galindo, así como de representantes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y de vecinos y alcaldes pedáneos de estos barrios.

“Vamos a abordar esta situación de manera coordinada e integral con todos los agentes implicados, a través de medidas de seguridad, de bienestar social, de fomento de empleo y medidas urbanísticas, para mejorar la situación de los vecinos y vecinas”, declaró el alcalde, quien además añadió que “vamos a poner todos los esfuerzos y recursos disponibles para actuar con contundencia para que los barrios sean los barrios que sus vecinos merecen”.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno se ha referido a la alta seguridad del municipio, en comparación a los niveles de toda la Comunidad, así como a la disminución del ratio de delincuencia entre un 5 y un 7%, “siendo la provincia de Alicante una de las más seguras en España, recibiendo cada día a más turistas, con una mejor economía y un mejor bienestar para sus habitantes”. Y es que el subdelegado manifestó su intención de “trabajar para que esta ciudad, extremadamente segura y que siempre ha apostado por la cultura y su patrimonio, no quede ensombrecida por comportamientos no adecuados en algunas zonas de la misma”.

Así mismo, Saval realizó un llamamiento a la participación ciudadana y la denuncia de acciones ilegales, mencionando la intención de la subdelegación del Gobierno de “apostar por generar la mayor seguridad subjetiva posible, en el que serán los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado los que ocuparán el espacio de los barrios trabajando con los vecinos”, y donde “en los próximos meses verán muchas actuaciones pedagógicas y divulgativas en este entorno”.