«Hemos visto una oportunidad de crecimiento dónde otros sólo veían problemas»

A la planta de Dolores llegará el 50% de los residuos generados en la comarca, o lo que es lo mismo unas 125.000 toneladas anuales

- Escrito el 05 diciembre, 2017, 8:00 pm
7 mins
Entrevista > José Joaquín Hernández | Alcalde de Dolores y vicepresidente del Consorcio Vega Baja Sostenible

El alcalde de Dolores ha apelado a la solidaridad que tiene que haber entre los municipios para defender firmemente la decisión de ceder suelo municipal con el objeto de la instalación de una Planta de Transferencia.

Una cuestión que siempre ha generado controversia en la Vega Baja, dada la mala praxis que se ha realizado en el pasado. Sin embargo, se trata de un servicio necesario que debe realizarse y que no tiene que suponer ningún problema para los municipios, ya que se trata de una actividad totalmente permitida y reglada. Además, puede generar al municipio importantes beneficios en puestos de trabajo y en ingresos. Por lo tanto, Dolores ha decidido no mirar para otro lado y apostar por una actividad que impulse la a su vez la económica de la localidad.

Lo que ahora se ha firmado con el Consorcio Vega Baja Sostenible es un protocolo previo de colaboración para la cesión de una parcela, ubicada en el polígono industrial de los Azarbes. La idea es albergar una planta de transferencia en una parcela de 6630 m² que, según nos explica Joaquín Hernández, “está totalmente adecuada y cumple todos los requisitos para ubicar esta actividad”.

Este protocolo se elevará a convenio y se convertirá en un proyecto de gestión de planta de transferencia. En este convenio se cuantificarán las

compensaciones económicas que le corresponderán al municipio de Dolores.

¿Por qué decide dar el paso de ofrecer suelo para la Planta de Transferencia?

Creímos que era una buena oportunidad para Dolores. Generará ingresos para el municipio, creará puestos de trabajo y, además, más tarde, se quedará toda la infraestructura que se construya. Nosotros hemos visto una oportunidad de crecimiento dónde otros sólo veían problemas.

Otros municipios de la Vega Baja han sido más reacios. ¿A qué cree que se debe esa desconfianza?

Cuando se habla de residuos en la Vega Baja es normal que venga a la mente el tratamiento que se ha hecho durante décadas de los residuos, enterrándolos de forma temeraria. Incluso se atrevían a plantar árboles encima de ellos.

«En la Vega Baja hay hipermiopía medio ambiental, no nos damos cuenta del daño que estamos haciendo al medio ambiente»

En la Vega Baja hay hipermiopía medio ambiental, no nos damos cuenta del daño que estamos haciendo al medio ambiente. Y es responsabilidad de los políticos tratar de solucionar este problema, si no los ciudadanos nunca nos lo van a perdonar.

¿Qué es una Planta de Transferencia?

Las Estaciones de Transferencia son instalaciones que funcionan como puntos intermedios de recogida de residuos, cuando las distancias son superiores a 20 km, entre las poblaciones donde se generan el vertedero.

De esta manera se mejora la eficiencia del transporte y se optimiza la recolección. Los camiones recolectores de cada población descargan en la estación de trasferencia. Los residuos descargados por cada cuatro camiones son compactados en el interior de un solo contenedor, que a su vez es transportado al vertedero o planta de tratamiento.

«Por lo general se teme lo que se desconoce»
¿Están los ciudadanos de Dolores recelosos de este proyecto?

Hemos realizado ya tres viajes con ciudadanos de Dolores a otras instalaciones semejantes, aunque no tan modernas como la se va a instalar en nuestra localidad, donde los vecinos han podido ver y comprobar en primera persona como es el tratamiento y la función de dichas plantas, y la respuesta de los ciudadanos fue positiva. Una actividad que va a generar puestos de trabajo e ingresos al municipio. Por lo general se teme lo que se desconoce.

¿Qué cantidad de residuos llegarían a Dolores?

De las 250.000 toneladas al año que se generan en la comarca de la Vega Baja a la Planta de Dolores llegaría el 50%, teniendo en cuenta que sería la ubicación norte de la Vega Baja.

Por lo tanto, se calcula que se tratarán 125.000 toneladas anuales, y la otra mitad del total que generan las 27 localidades de la comarca se llevarán a la planta que posiblemente se instale en Orihuela.

¿Son importantes los ingresos económicos que reportaría a la población?

Para empezar, supondrá un ahorro de unos 30.000 euros en transporte al disponer en el propio término municipal de esta instalación. Actualmente los municipios de la Vega Baja, excepto Orihuela y Pilar de la horadada, están llevando los residuos a Alicante, Villena y Xixona, y este traslado incrementa notablemente el precio del transporte.

«Los ingresos pueden ascender a unos 150.000 euros anuales y se destinarán a temas relacionados con la salud, el deporte y el medio ambiente»

Los ingresos pueden ascender a unos 150.000 euros anuales. Este dinero se invertiría en instalaciones o acciones relacionadas con la salud, el deporte y el medio ambiente. Además del dinero que se obtenga por la licencia de obra y la licencia de actividad para la construcción de la planta.