Unos 40 elementos constructivos de la muralla del castillo de Guardamar son arrancados en diferentes actos de vandalismo

La concejala de Patrimonio, Pilar Gay asegura que los autores no son conscientes del daño que ocasionan al lugar arqueológico declarado BIC

- Escrito el 20 mayo, 2018, 11:00 am
3 mins
Los hechos han sido denunciados ante la Guardia Civil 

Más de cuarenta elementos constructivos (sillares y cubrimientos de placas de piedra) de la muralla del castillo de Guardamar han sido arrancados y arrojados en sus alrededores. Los hechos vandálicos ya han sido denunciados ante en la Guardia Civil según informa la concejala de Patrimonio Histórico, Pilar Gay, quien  dio a conocer que se estudia tomar nuevas medidas para vigilar la zona histórica mediante un dispositivo donde participarán agentes de la Policía Local, Policía Autonómica y Guardia Civil entre otras.

Pilar Gay asegura que todo apunta a que se tratan de acciones vandálicas repetitivas realizados  por una o varias personas “que actúan únicamente con el objetivo de  romper por romper. No tiene otro sentido y no son conscientes del daño que ocasionan al lugar arqueológico declarado, entre otras figuras de protección, como Bien de Interés Cultural (BIC)”.

Al respecto indicó que el daño ocasionado al patrimonio puede ser sancionado con multas con cantidades que oscilan entre los  60  mil euros y 1,3 millones de euros, según se tipifique como leve o grave.

Los daños ocasionados de forma escalonada durante los últimos meses han sido  evaluados por el conservador municipal Francisco J. Parres: “15.000 euros en cuanto al valor económico e incuantificable respecto al valor artísticos ya que se trata de  un monumento BIC”.

Los desperfectos se localizan en los torreones uno, dos y tres de la muralla este. Otras acciones delictivas registradas son dos agujeros en terrenos arqueológicos, grafitis, y el derribo de parte de un muro “por suerte de época moderna”.

Para el conservador se trata de una acción muy grave pero con daños recuperables. Por ello  se pedirá los permisos necesarios a la Dirección  Territorial Cultura para restaurar los desperfectos.

Explicó  que el acceso a la villa amurallada siempre está abierto y vigilado por cámaras de seguridad. Y que las imágenes de las mismas se han puesto a disposición de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En este sentido la concejala de Patrimonio Histórico explica que el castillo siempre está abierto  para que cualquier ciudadano lo  utilice como lugar de esparcimiento, paseo o mirador  pero “si los hechos  se repiten se estudiará la posibilidad de cerrarlo  determinadas horas al día. Nunca hemos barajado  esta cuestión pero si es necesario se hará”.

Pilar Gay destacó la colaboración de vecinos cercanos al castillo ya que en uno de los actos vandálicos y al escuchar golpes avisaron a la Policía Local que se personó en el lugar pero no localizó a nadie. Y destacó que para arrancar los sillares  se utilizaron con casi toda seguridad  herramientas varias.