Se sigue negociando para utilizar el agua de la Edar con el fin de regar jardines públicos

El alcalde, José Manuel Dolón, ha informado del “pequeño contencioso” del Ayuntamiento con la Confederación Hidrográfica del Segura y el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente sobre las aguas que se tratan en la Depuradora y especialmente sobre su cesión y el “aprovechamiento municipal que se viene haciendo desde hace mucho tiempo sin autorización” para el riego de los jardines municipales Dolón ha explicado que el Ministerio hizo público en su día que iba a haber una concesión administrativa de las aguas de la depuradora y el Ayuntamiento “no se interesó ni se presentó” un hecho que Dolón ha atribuido a la forma de actuar de anteriores gobiernos, al considerar que “como soy el Ayuntamiento ¿para qué voy a ir?”. Era la época en la que se decía públicamente “yo soy el alcalde y hago lo que me da la gana, así consta en un acta de pleno”, así que la concesión administrativa se la llevaron las dos comunidades de regantes que se presentaron al concurso. En la actualidad, la totalidad de las aguas tratadas las reutiliza una de estas comunidades y la otra, pese a la concesión, no tiene prácticamente uso del agua porque primera gota el agua residual tratada por la EDAR de Torrevieja. “Esa es la realidad”, ha dicho el alcalde. En su intervención ha dicho que el Ayuntamiento sigue usando para el riego de jardines una pequeña cantidad de agua tratada “porque es imprescindible” y ha añadido que  desde que ocupó el cargo de alcalde “inicié las negociaciones con la Confederación y he escrito al Ministerio para intentar dar solución a este asunto, a pesar de que está claro que las concesiones administrativas son así”. Dolón se ha referido a que esta situación “es una situación heredada, que no se crea nadie que es nuestra. Nosotros estamos tratando de arreglarla, pero para ello hay que contar con la voluntad de otras partes que hasta ahora no han visto oportuno ceder al Ayuntamiento parte de la adjudicación que les hizo el Ministerio y ante esa realidad nos toca, por una parte, pagar multas, y, fundamentalmente, seguir negociando. Hemos pagado una multa coercitiva de 400 euros, no de 6.000 como en algún momento se dijo. Nuestra intención es seguir negociando para conseguir que se nos ceda parte del caudal de la EDAR para el riego”, ha afirmado. Post Views: 275

La posibilidad de resolver este “problema heredado” pasa por la disposición favorable de las comunidades de regantes que tienen la concesión

- Escrito el 26 abril, 2017, 3:45 pm
3 mins
El alcalde, José Manuel Dolón, ha informado del “pequeño contencioso” del Ayuntamiento con la Confederación Hidrográfica del Segura y el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente sobre las aguas que se tratan en la Depuradora y especialmente sobre su cesión y el “aprovechamiento municipal que se viene haciendo desde hace mucho tiempo sin autorización” para el riego de los jardines municipales

Dolón ha explicado que el Ministerio hizo público en su día que iba a haber una concesión administrativa de las aguas de la depuradora y el Ayuntamiento “no se interesó ni se presentó” un hecho que Dolón ha atribuido a la forma de actuar de anteriores gobiernos, al considerar que “como soy el Ayuntamiento ¿para qué voy a ir?”. Era la época en la que se decía públicamente “yo soy el alcalde y hago lo que me da la gana, así consta en un acta de pleno”, así que la concesión administrativa se la llevaron las dos comunidades de regantes que se presentaron al concurso.

En la actualidad, la totalidad de las aguas tratadas las reutiliza una de estas comunidades y la otra, pese a la concesión, no tiene prácticamente uso del agua porque primera gota el agua residual tratada por la EDAR de Torrevieja. “Esa es la realidad”, ha dicho el alcalde.

En su intervención ha dicho que el Ayuntamiento sigue usando para el riego de jardines una pequeña cantidad de agua tratada “porque es imprescindible” y ha añadido que  desde que ocupó el cargo de alcalde “inicié las negociaciones con la Confederación y he escrito al Ministerio para intentar dar solución a este asunto, a pesar de que está claro que las concesiones administrativas son así”.

Dolón se ha referido a que esta situación “es una situación heredada, que no se crea nadie que es nuestra. Nosotros estamos tratando de arreglarla, pero para ello hay que contar con la voluntad de otras partes que hasta ahora no han visto oportuno ceder al Ayuntamiento parte de la adjudicación que les hizo el Ministerio y ante esa realidad nos toca, por una parte, pagar multas, y, fundamentalmente, seguir negociando. Hemos pagado una multa coercitiva de 400 euros, no de 6.000 como en algún momento se dijo. Nuestra intención es seguir negociando para conseguir que se nos ceda parte del caudal de la EDAR para el riego”, ha afirmado.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenlaVegaBaja.com