«Mi reto es continuar en el Xaloc muchos años y conseguir el ascenso a Primera División»

La entrenadora del conjunto alicantino achaca el buen inicio de temporada de su equipo al gran trabajo que han hecho desde el 15 de agosto

- Escrito el 27 diciembre, 2017, 6:00 pm
11 mins
Entrevista > María Molina | Entrenadora del Xaloc Alacant Femenino (Alicante, 1985)

En su primera temporada en Segunda División, el Xaloc Alacant Femenino está sorprendiendo a propios y extraños por su gran comienzo de temporada. Copan los puestos altos de la clasificación, pero es algo que no sorprende a su entrenadora, María Molina, quien afirma tener los pies en el suelo y asegura que el objetivo esta temporada es la permanencia, aunque a largo plazo sí se trata de conseguir el ascenso a Primera División.

Su equipo ha arrancado la temporada siendo la revelación de este grupo de Segunda División. ¿Qué sensaciones tienen tras esta primera parte de la competición?

Las sensaciones son muy ilusionantes y positivas. Tenemos muchas ganas de seguir trabajando y de seguir haciéndolo igual de bien que hasta ahora.

¿Se esperaba este gran inicio de temporada que ha realizado su equipo?

Los resultados pueden llevarnos un poco a la sorpresa, pero si miramos un poco más atrás vemos que desde el 15 de agosto estamos entrenando a un nivel espectacular, que la gente que ha venido nueva está sumando mucho al equipo y que las que ya estaban la temporada pasada se están esforzando cada día por estar al nivel que exige esta nueva categoría. Si analizamos todos estos factores la sorpresa es menor, porque ves que después de todo el trabajo viene el resultado. Al final la recompensa es estar ahí arriba en la clasificación.

¿Cuál es el objetivo deportivo para esta temporada?
«El objetivo es mantener la categoría, es nuestra máxima prioridad, pero cuanto más arriba quedemos mejor»

El objetivo evidentemente es mantener la categoría; es nuestra máxima prioridad, y luego ya todo lo que venga detrás bienvenido sea. Cuanto más arriba quedemos en la clasificación mucho mejor, pero tenemos los pies en el suelo y lo primordial es conseguir la permanencia.

¿Cuál es la clave de este vestuario para haber conseguido arrancar la temporada de esta manera?

El trabajo diario y la ambición que muestran las jugadoras cada semana. Las ganas de superarse, de ser mejores, de competir cada día mejor son las armas de este equipo.

¿Ha sido fácil adaptarse a la categoría?

Parece que por los resultados todo sea más fácil, pero detrás hay mucho trabajo duro y mucho esfuerzo por parte de todo el equipo. Esperemos seguir en esta línea.

Fuera de casa han conseguido unos números muy buenos. ¿Se sienten más cómodas a domicilio que jugando en casa?

No es que sea más fácil jugar fuera de casa, pero quizás cuando jugamos a domicilio tenemos menos presión, no tenemos la sensación de tener que demostrar nada a nadie, simplemente jugar a fútbol sala sin miedos ni complejos, de ir a competir y a disfrutar, que es siempre lo que le digo a las jugadoras. Al final esto es nuestra pasión, es algo que nos encanta y tenemos que disfrutarlo.

Ha comentado antes que el objetivo es la permanencia, pero teniendo los puestos de ascenso tan cerca ¿se piensa dentro del vestuario en un posible ascenso o eso queda muy lejos?

Hay otros equipos, como el Palau que quedó subcampeón el año pasado, el Eixample que es líder, y diría que el Teldeportivo, que son los equipos favoritos para ascender de categoría. Para nosotras creo que todavía no es el objetivo, aunque hayamos empezado tan bien la temporada.

¿Y a largo plazo se puede pensar en Primera División?

La idea del club es esa. Seguir creciendo, seguir mejorando y mirar hacia arriba. Claro que es un objetivo, pero no esta temporada.

Futbolísticamente, ¿qué es lo que más destacaría de su plantilla?
«Tenemos una plantilla muy completa, hay un gran equilibrio entre experiencia y juventud»

Tengo una plantilla muy completa. La media de edad es joven, pero hay jugadoras veteranas como Miriam que tiene mucha experiencia tanto en Primera como en Segunda División. Sandra, Rocío… jugadoras que están en la treintena, pero que nos aportan mucho. Y luego tenemos un equipo joven que viene pisando fuerte y que nos aporta esa frescura y esas ganas de competir, de mejorar, de esforzarse día a día. Digamos que tenemos ese equilibrio entre jugadoras más veteranas y con experiencia y las nuevas que vienen pisando fuerte y que en definitiva son el futuro del equipo.

Como entrenadora, ¿qué es lo que las pide principalmente a sus jugadoras?

Que vayamos partido a partido. Las digo que piensen solo en el próximo rival, que no hagamos mucho caso a los números porque al final son solo eso, números, y no nos ayudan en nada e incluso nos pueden perjudicar por pensar que ya tenemos todo el trabajo hecho y que se baje la intensidad. Tenemos que centrarnos en entrenar al máximo para el partido de cada semana y no hay que fijarse en nada más.

¿Cómo sienta un parón como el de diciembre?

Este mes hubo parón por la selección española. Que sea tan tranquilo es algo que no me gusta mucho porque que haya tantos parones es complicado de gestionar. En enero nos quedan tres partidos de la primera vuelta y nos esperan enfrentamientos duros como contra el Torrent, que también es uno de los equipos importantes de la categoría y será un final de primera vuelta muy emocionante.

¿Cómo le gustaría que llegara el equipo al final de la primera vuelta?

No he hecho cálculos matemáticos para saber cuántos puntos nos hacen falta para conseguir la permanencia, pero si ganáramos la mitad de los partidos que quedan antes de acabar la primera vuelta estaría satisfecha. De esa manera, afrontaríamos la segunda vuelta con unas garantías de disfrutar, de no tener presión, de ver a dónde somos capaces de llegar.

¿Qué le está pareciendo la afición del Xaloc Alacant?
«Sabemos que es muy difícil llenar el Pitiu Rochel, pero es una gozada jugar delante de nuestra afición»

Me está sorprendiendo porque poco a poco notamos que vamos enganchando a más gente, nos siguen más por redes sociales, hay más cobertura y estamos muy ilusionadas y contentas. Al final nos gusta que venga gente a vernos; sabemos que es muy difícil llenar el Pitiu Rochel pero es una gozada jugar delante de nuestra afición y esperemos que de aquí a final de temporada la gente se vaya animando más a descubrir el fútbol sala femenino.

Personalmente, colgó las botas en 2015 para para dedicarse a entrenar. ¿Con qué se queda de estos dos años?

Han sido dos años muy positivos. En el primero llegamos a la final por el ascenso y perdimos contra un equipo de Elche y el año pasado por fin lo conseguimos frente al Hércules, así que el balance es muy bueno y estoy muy contenta porque me encanta el fútbol sala. Tenía muy claro que cuando lo dejase iba a entrenar, porque es algo que me apasiona y que me aporta mucho, y además estoy en el club en el que quiero estar.

¿Echa de menos el sentirse futbolista?

Sobre todo, la primera temporada, que era cuando más lo eché de menos. Dejarlo fue complicado y siempre te apetece entrar en los partidos, en las posesiones o en los entrenamientos. Ahora mismo no lo echo de menos porque estoy muy a gusto entrenando.

¿Cuál es su sueño como entrenadora?

El reto que tengo es seguir en el Xaloc Alacant y conseguir el ascenso a Primera División.