Punto de partida hacia una Smart City

El Ayuntamiento de Cox habilita doce aparcamientos para bicicletas dotados de un novedoso sistema de seguridad a través de aplicaciones móviles

- Escrito el 04 julio, 2018, 1:20 pm
9 mins

Cuando el Barón alemán Karl Freiherr von Drais inventó la bicicleta, no hubiese pensado jamás que 200 años después, los municipios más involucrados en el cuidado del Medio Ambiente, emprendiesen el camino hacia la movilidad urbana sostenible, precisamente en bicicleta. Pero lo cierto es que este invento transformó y revolucionó la forma de desplazarse en los municipios, hasta convertirse, a día de hoy, en el icono de la lucha contra el deterioro medioambiental.

Doce aparcamientos de bicicletas están distribuidos en puntos estratégicos del municipio

A esta carrera a favor de la sostenibilidad se ha incorporado Cox, con la implantación de doce aparcamientos para bicicletas en varias zonas de la localidad, como el pabellón cubierto, consultorio médico, Ayuntamiento, avenida del Carmen o la biblioteca municipal.

Novedad a nivel mundial
Ocho unidades disponen de un candado inteligente gestionado por aplicación móvil y código QR

Estos aparcamientos tienen capacidad para 24 bicicletas, y de éstos, ocho unidades vienen equipadas con un candado inteligente que facilita al usuario que pueda candar su bicicleta sin necesidad de llevar su propio candado.

El candado inteligente es una novedad a nivel mundial y está siendo instalado en muchos consistorios y empresas privadas, ya que, aparte de seguridad, lo que proporciona al usuario es información del uso y disponibilidad del aparcamiento en todo momento.

Smart City

Desde la concejalía de Medio Ambiente se ha iniciado un proyecto al que seguirán otros, con el objetivo de convertir a Cox en una Smart City, ciudades y pueblos que apuestan por un crecimiento sostenible. Estas medidas son el resultado de la necesidad, cada vez más imperiosa, de fomentar un estilo de vida en el que se involucre al ciudadano en la importancia del cuidado y conservación de la Tierra.

Sin duda, un importante gesto en esta loable tarea de preservar el lugar en el que el ser humano vive, y que puede empezar a gestarse con un gesto tan amable y sencillo como concienciar a los ciudadanos de las ventajas del uso de la bicicleta como medio prioritario para desplazarse dentro del propio municipio.

Un ejemplo para los jóvenes

Más que un invento nuevo, se trata de llevar a cabo una mirada retrospectiva que permite poner en valor muchas de las cosas que ya hacían, y continúan haciendo, las personas más mayores de Cox. Ellos, tanto los hombres como las mujeres, hacen un uso habitual de la bicicleta, y son un ejemplo para los más jóvenes.

Tomando buena nota de ellos, y con la certeza de la sabiduría y acierto que proporciona la experiencia, el Ayuntamiento ha comenzado a dar los primeros pasos hacia el camino que permita que la Movilidad Sostenible sea una realidad en el municipio.

Aplicación móvil y código QR

Tratando siempre de combinar de manera proporcionada lo más tradicional con la última tecnología, se ha implantado una forma de uso que facilita, a la vez que proporciona seguridad al usuario, el transporte en bicicleta.

Así, para poder acceder a este servicio, el usuario tiene que descargarse de forma gratuita la aplicación PVERDE, darse de alta en la aplicación y, una vez abierta, pinchar en el icono de bicicletas y buscar el parking donde quiere aparcar. Al pinchar en el mismo, se abre el lector de código QR, el cual activa el candado, lo que permite abrirlo y cerrarlo y así dejar atada la bicicleta con total seguridad.

Fuentes municipales insisten en la importancia de la implantación de estos nuevos sistemas, ya que “para fomentar el uso de la bici hay que dotar el servicio de mecanismos que proporcionen seguridad al usuario. De esta manera tendrán la certeza de que su bicicleta queda aparcada con seguridad y se fomentará progresivamente el uso de la misma”.

Esta seguridad que proporciona la tecnología, aplicada al aparcamiento, es lo que desde el Ayuntamiento consideran “muy importante para que cada vez más personas usen este servicio de manera asidua y descubra las ventajas y facilidades del mismo”.

Plan de Movilidad Urbana Sostenible
«El PMUS tiene como objetivo realizar un ejercicio de pedagogía entre los vecinos del municipio»

La implantación de estos servicios, para fomentar de manera generalizada el uso de la bicicleta en Cox, no es una medida aislada. Desde el Consistorio han planificado toda una serie de actuaciones que tiene como objetivo una forma de vida más sostenible.

Así, desde este mismo mes de Julio, están trabajando en la elaboración del PMUS (Plan de Movilidad Urbana Sostenible) para Cox. Se trata de una iniciativa que facilitará un cauce de participación pública a todos los vecinos y vecinas

Este conjunto de actuaciones trata de concienciar a la ciudadanía de las ventajas que conllevan las formas de desplazamiento más sostenibles y alternativas como pueden ser caminar, el uso de la bicicleta, así como fomentar el transporte público dentro del pueblo.

Tal y como han explicado fuentes municipales “el principal objetivo es realizar un ejercicio de pedagogía entre los vecinos de municipio; de manera que permita implantar, de una forma responsable, medios de transporte compatibles con el crecimiento económico, la cohesión social y la defensa y cuidado del medioambiente, al tiempo que se generalice una serie de hábitos que permitan una mejor calidad de vida para nuestros vecinos”.

Un proyecto ilusionante

Tal y como nos han explicado “este es el inicio de un proyecto ilusionante y atractivo”. Para ello se ha empezado por algo tan sencillo, a la par que complicado, como fomentar la movilidad sostenible urbana en bicicleta.

Parece que todo son ventajas en esta iniciativa; se trata de dar impulso a un producto autónomo y que no necesita suministro de la red eléctrica ni conexión a internet, tiene una instalación muy rápida y sencilla y los costes son muy bajos.

Conjugar todo un clásico, como es la bicicleta, con la dotación de aplicaciones inteligentes que proporcionen seguridad al usuario, lo que permite crear una red de aparcamientos seguros, e implantar un modelo de transporte saludable y económico exportable a cualquier tipo de población, ya sea pequeña, mediana o grande.

Todo un reto que invita a los ciudadanos a parar y reflexionar sobre el uso desproporcionado que se está haciendo del coche, cuando todos tienen a su alcance otros medios de movilidad más amables.