Podem apoya al ayuntamiento de Callosa de Segura para cumplir la Memoria Histórica

El Consejo Ciudadano Valenciano de Podem, que se reunió en Callosa y mantuvo un encuentro con militantes, pide que se retire la Cruz de los Caídos.

- Escrito el 21 enero, 2018, 8:28 pm
3 mins

El Consejo Ciudadano Valenciano (CCV), máximo órgano autonómico de Podem, se ha reunido este fin de semana en Callosa de Segura, donde mantuvo además un encuentro con la militancia local y trasladó todo su apoyo a su ayuntamiento en la decisión de retirar la Cruz de los Caídos de la plaza de España. «Hacemos extensible este respaldo tanto a la corporación municipal como a los compañeros y compañeras de Somos Callosa en su pretensión de hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica», ha afirmado Roberto Molina Pilosio, responsable de Movimientos Sociales y Acción Social del CCV y portavoz de la formación morada en la localidad alicantina.

«Los demócratas debemos unirnos en contra de las actitudes y símbolos fascistas», ha manifestado Molina, «porque el fascismo va en contra de todo lo que defendemos». Una idea en la que ha abundado la diputada en Les Corts Llum Quiñonero: «apoyamos al consistorio en su petición de ayuda a la subdelegación del Gobierno y entendemos que es el momento de defender el espacio democrático.»

La Cruz de los Caídos está situada junto a la céntrica Iglesia de San Martín en la Plaza de España de Callosa. El Gobierno municipal decidió su retirada en el año 2016 para cumplir la Ley de Memoria Histórica, pero un grupo de vecinos, agrupados en torno a la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Cruz, se ha concentrado repetidamente en el lugar para impedirlo, lográndolo hasta en tres ocasiones.

Desde el tripartito gobernante en Callosa, compuesto por PSOE, Izquierda Unida y Somos Callosa, formación en la que participa Podem, han destacado que todos los procesos judiciales  han ido fallando a favor de la retirada de la Cruz asegurando que «se erigió para conmemorar una sublevación militar y honrar a los vecinos pertenecientes a la facción ganadora que murieron durante la Guerra Civil», descartando además su carácter estrictamente religioso.

La Generalitat Valenciana, a través de la Dirección General de Cultura y Patrimonio, apoya la decisión del gobierno local y ha pedido la conservación del monumento en un lugar adecuado debido a su consideración como documento histórico.

Este lunes estaba previsto un nuevo intento de retirada para el que el alcalde había requerido el apoyo de la subdelegación del Gobierno y la ampliación del cordón policial a las entradas de la plaza, pero ha sido finalmente aplazado hasta la semana que viene.