Orihuela Costa, una metrópolis turística con servicios sanitarios tercermundistas

La zona costera del municipio cuenta con un solo consultorio médico que atiende a una población real de 40.000 personas, que se incrementa en el mes de agosto hasta superar los 120.000 usuarios

- Escrito el 05 junio, 2018, 4:00 pm
8 mins

La costa de Orihuela acoge la mitad de la población de todo el término municipal, y desde el Ayuntamiento se preocupan desde hace años en que los servicios que se prestan estén acordes a las necesidades de sus residentes, y que éstos no se sientan discriminados en relación a los habitantes del casco urbano, teniendo en cuenta la distancia kilométrica que existe entre ambas zonas del municipio.

Sin embargo, hay algunos servicios que no avanzan, quedan estancados y no son acordes con la realidad que presenta el litoral oriolano, por dimensión y por población. Es el caso de los servicios sanitarios que dependen de la Generalitat Valenciana y que no encuentran una respuesta positiva a las reiteradas reclamaciones que desde el Ayuntamiento de la ciudad se hacen.

Reclamaciones a la Consellería
«Reclamamos mejores servicios de emergencias y SAMU, además del segundo consultorio médico» E. Bascuñana (alcalde de Orihuela)

En diferentes ocasiones y reuniones se han hecho llegar, desde el equipo de Gobierno a la consellería de Sanidad, las distintas necesidades de todo el municipio, en lo referido al área 22 de Salud que da asistencia a la zona costera oriolana. Y es que, en la actualidad, sólo un consultorio médico atiende las necesidades de toda la población de esa parte del municipio de Orihuela, además de que también resulta insuficiente la atención de ambulancias y Samu.

“Desde el Ayuntamiento hemos solicitado el segundo centro de la salud y la ampliación del servicio de Samu , para que pase de asistencia 12 horas a 24 horas, principalmente en verano donde la población se multiplica hasta por tres“, recuerda la concejal de Sanidad, Noelia Grao.

También el alcalde de la ciudad, Emilio Bascuñana, califica de “insuficiente” la atención sanitaria de la costa. Por ello, “reclamamos mejores servicios de emergencias y SAMU, además del segundo consultorio médico, que recoja la realidad de nuestro litoral y que evite tanto desplazamiento”, agrega el primer edil.

Beneficios de empadronarse
Empadronarse revierte en beneficio de los servicios que presta el municipio

Orihuela Costa cuenta con una población de unos 32.000 habitantes de media, que pasa a más de 120.000 personas en agosto, según los datos de consumo de agua. Se entiende que de media al día cada persona consume unos 200 litros agua, y estas cifras son las que hacen calcular el número de personas que se encuentran en el municipio.

En la actualidad, solo en la zona costera de Orihuela hay empadronadas 22.194 personas, cuando en el Ayuntamiento “conocemos por los consumos de agua en un mes no turístico, que se está por encima de las 40.000 residentes, casi el doble de la cifra oficial”, destaca la edil de Sanidad. Por ello se están realizando acciones conjuntas con el Área 22 y la concejalía de Residentes Internacionales que dirige Sofía Álvarez, para informar a la población de la obligación de estar empadronados en el municipio y lo que eso revierte en Orihuela, con mejores servicios, derecho a voto y otras ventajas.

Reorganización necesaria

Pero las necesidades sanitarias de tantas personas no se ven cubiertas, debido a que la Conselleria tiene sólo en consideración el número de empadronados para determinar la cantidad de unidades médicas que corresponde para atender a la población. Y es que la cifra oficial de vecinos empadronados no corresponde a la realidad de residentes. Son miles las personas no empadronadas que viven gran parte del año en el litoral de Orihuela y a las que también se les tiene que prestar servicios sanitarios.

“Pedimos que se revisen todas las ratios y ubicación de los servicios, para que los tiempos de reacción a la hora de actuar sean los más adecuados. Se trata de reorganizar”, insiste Emilio Bascuñana.

Desde el área de 22 Torrevieja-Salud, al que pertenece la costa oriolana, se trabaja de manera coordinada para concienciar a las personas que en muchas ocasiones necesitan acudir a urgencias. “Aunque viviendo en nuestro municipio, hay miles de personas que no están inscritas como vecinos, por lo que no tienen tarjeta SIP, lo que contribuye a que también se acumulen retrasos en las asistencias debido a la llamada afluencia fuera de previsión”, explica la edil de Sanidad.

Segundo consultorio

Según las cifras oficiales, la costa oriolana necesitaría 2.500 cartillas sanitarias más para tener derecho a otro consultorio médico. Pero la realidad es bien distinta, pues la población es mayor a la que muestran las cifras oficiales. En la actualidad, el cupo médico, con alguna excepción, es de 1.800 tarjetas por facultativo y, por ello, la principal necesidad sanitaria en la costa es la de un centro de salud ubicado en un lugar estratégico, en la zona interior margen izquierdo de la carretera nacional.

El actual, el único con el que cuenta el litoral, se ubica en el margen derecho, en Aguamarina, entre Campoamor y Cabo Roig. Mejorar las consultas de pediatría del centro de salud ya existente, con una ampliación, y que también se amplíe el horario del SAMU, son el resto de necesidades.

Más población y mismos servicios
Con el verano se triplica la población, pero no se aumentan los servicios

El primer edil de Orihuela se muestra cansado de la actitud de Conselleria con la que admite “no tenemos una buena relación”. Y es que asegura que se ha solicitado reiteradamente las necesidades de la costa con peticiones de reuniones y con instancias por escrito, “pero no nos reciben”, afirma.

El problema que padece la población costera durante todo el año, se volverá a acrecentar en las próximas semanas en las que, coincidiendo con la llegada del verano, llegarán al litoral oriolano miles de visitantes que se establecerán durante un tiempo para pasar sus vacaciones junto al mar. El número de habitantes se triplicará, pero los servicios se mantendrán al mismo nivel, por lo que resultarán extremadamente insuficientes para atender a la realidad poblacional que se avecina y que volverá a general colapsos parecidos a los de años anteriores, sin que llegue la solución que ciudadanos y gobernantes locales reclaman.