Nuevas inversiones en infraestructuras para municipios de la Vega Baja

La Diputación aprueba subvenciones para Torrevieja, Algorfa, Jacarilla, Daya Vieja y la pedanía San Bartolomé

- Escrito el 27 marzo, 2018, 4:00 pm
9 mins

El pasado 2 de marzo la Diputación de Alicante presentó la versión definitiva del Plan de Obras y Servicios (POS) 2018. Dicho documento recoge todas aquellas inversiones para infraestructuras que la institución provincial cofinancia junto a los diferentes ayuntamientos alicantinos.

Este año se han beneficiado 53 poblaciones de dicho plan, entre las cuales cinco se ubican en nuestra comarca: Torrevieja, Algorfa, Daya Vieja, Jacarilla y la pedanía oriolana de San Bartolomé.

Plan de Obras y Servicios

“Normalmente los municipios solicitan esta subvención cada tres años. Deben especificar que infraestructura pública quieren construir o rehabilitar” nos explica Adrían Ballester, diputado provincial de Buen Gobierno y concejal de Redován.

“El objeto de la subvención lo elige el propio municipio. A veces hay controversia, porque por ejemplo un alcalde lo puede utilizar para construir una piscina climatizada que es a todas luces innecesaria. Afortunadamente los votantes suelen castigar a aquellos que desperdician irresponsablemente estas inversiones”, añade Ballester.

La Diputación no entra en estas cuestiones locales, sino que se valoran otros criterios. Es importante el tiempo que lleve el municipio sin recibir una subvención, si es un pueblo pequeño con poca capacidad económica y si el ayuntamiento está dispuesto a asumir un porcentaje importante en la financiación de las obras.

Torrevieja

El Ayuntamiento de Torrevieja solicitó adherirse a este plan para poder financiar las obras de rehabilitación que se efectuaron en los alrededores de la urbanización Mar Azul, en un tramo muy amplio que llega hasta el palmeral de Ferris.

Se proyectó una remodelación casi total en esta zona, incluyendo nuevas aceras, cambiar la canalización e instalar 600 farolas de alumbrado de nueva tecnología LED.

En un principio también se incluía el cambio del asfaltado, aunque finalmente el Ayuntamiento desestimó esta opción y prefirió renovar otras 400 farolas en La Mata. En cuanto al saneamiento, se consideró que estaba en buen estado y su rehabilitación no era necesaria.

Casi dos millones
La principal beneficiada del plan es Torrevieja, con 450.000 euros para financiar las obras de Mar Azul

En total el coste del proyecto roza los dos millones de euros. El Ayuntamiento torrevejense ha financiado más de 1,5 millones, mientras que la Diputación solo pondrá 450.000 euros.

De hecho, las obras están ya prácticamente finalizadas. Los vecinos de Mar Azul tuvieron que sufrir unos cuatro meses de oscuridad, pero actualmente ya disfrutan del nuevo alumbrado público.

Precisamente el proyecto de Torrevieja es el más costoso de todos los incluidos en este Plan de Obras y Servicios para la provincia de Alicante. “En las localidades más pobladas, los proyectos suelen ser más caros, lógicamente, pero la Diputación financia un porcentaje más pequeño”, explica Ballester.

Algorfa

“Es de justicia que todos los niños de Algorfa puedan practicar deportes en condiciones dignas” declaró el alcalde socialista de la localidad, Manuel Ros, cuando pudo anunciar la próxima construcción de un pabellón deportivo cubierto en el polideportivo municipal.

El coste de esta infraestructura será de 700.000 euros. La Diputación subvencionará la mayor parte de las obras con 595.000 euros, mientras que el Ayuntamiento pondrá 105.000 restantes.

Ros también añadió que el pabellón es “un compromiso que llevábamos en el programa electoral. No se trata de una obra innecesaria ni faraónica, sino un proyecto de justicia social”

Modificaciones

En el primer borrador del Plan de Obras y Servicios no se incluía ninguna inversión para Algorfa. Sin embargo, en la comisión previa al pleno Compromís votó en contra y el PSOE se abstuvo.

“Podríamos haberlo aprobado igualmente porque el PP tenemos mayoría en la Diputación. Pero queríamos aprobar el plan por unanimidad, porque así lo dice la tradición de la corporación”, nos explica Adrián Ballester.

Concretamente lo que reivindicaban los socialistas y Compromís es que se diera más prioridad a las solicitudes que vinieran desde localidades menos pobladas.

Cox sale del plan
En principio se iban a destinar 400.000 euros para Cox, pero esta subvención irá para construir un nuevo pabellón en Algorfa

Por este motivo, se introdujo el pabellón de Algorfa y se suprimieron los 400.000 euros que iban a ir destinados a Cox para sufragar un nuevo saneamiento para la avenida del Carmen y sus adyacentes.

“Es curioso, porque en Cox hay una concejala de Compromís en el gobierno. Pero fue su propio partido quien nos obligó a realizar esta modificación”, nos cuenta Adrián Ballester en referencia a la edil cojense Beatriz Nadal.

El alcalde algorfeño Manuel Ros, por su parte, achacó este cambio a “la insistencia de nuestro Ayuntamiento y de los representantes socialistas de la Diputación”.

También fue suprimida del plan original una subvención de 200.000 euros para renovar la calle Españetas de Orihuela por la misma razón. En su lugar, se destinarán 350.000 euros a reurbanizar el Parque de la Cruz ubicado en la cercana pedanía de San Bartolomé.

Daya Vieja y Jacarilla

Las otras localidades de la comarca beneficiadas del plan son Jacarilla y Daya Vieja. En la primera, se destinarán 330.000 euros a rehabilitar la Casa del Maestro.

Respecto a Daya Vieja, localidad de apenas 700 habitantes, se ha aprobado una subvención de 230.000 euros para remodelar la plaza Juan Pablo II y el parque Familia Aragón.

Plan plurianual
«Con un plan plurianual podríamos financiar mucho más y mejor a los municipios» A. Ballester (diputado provincial PP)

La nueva propuesta del presidente provincial, Carlos Sánchez, es transformar el clásico Plan de Obras y Servicios en un nuevo ´plan plurianual`. Tal y como señaló el pasado 2 de marzo, con este cambio se pretende realizar un modelo de subvenciones que se ajuste mejor a toda la legislatura, y no a cada año por separado.

“Con esta transformación podremos subvencionar más y mejor. Muchos municipios se quejan de que con las actuales ayudas no les llega realmente para terminar las obras. Así podríamos aumentar la financiación de la Diputación y las arcas de los Ayuntamientos tendrán que aportar menos”, nos asegura Adrián Ballester.

El diputado popular nos pone el ejemplo de Benferri, localidad que renunció a 8 años de subvenciones para poder recibir una ayuda de un millón de euros con la que construyó un gran centro social.