No construyen colegios porque construyen un país

Artículo de opinión de Begoña Cuartero, Secretaria General del PP en Orihuela y Concejala de Educación del Ayuntamiento de Orihuela

- Escrito el 28 abril, 2018, 9:00 am
3 mins

En el año 2015 el partido Socialista junto con sus socios de Podemos y Compromís firmaron el pacto o “acuerdo del botánico” y vendían su producto como el gran “rescate de personas” pero que ha resultado ser el gran “engaño a las personas”.

Gobernar para las personas es trabajar por la igualdad de oportunidades y esta se alcanza necesariamente mediante un sistema educativo que se ajuste a los intereses y necesidades de cada alumno, de cada familia y de cada comarca, como la nuestra, la de la Vega Baja, respetando nuestra identidad sin imposiciones, sin desprecios, sin discriminaciones.

Ayer respirábamos “libertad” con la noticia que el TSJCV anulaba el decreto del plurilingüismo por discriminar al castellano frente al valenciano. Una buena noticia que viene a demostrar, con justicia, que los grupos del pacto de botánico no rescatan personas sino que perjudican al alumnado, con imposiciones, con desprecios, con discriminaciones.

Pero algo del pacto si han cumplido: porque venían a poner los cimientos de un nuevo “País Valenciano” es decir los cimientos de “els Països Catalans”. Cimientos que endurecen con sus intereses independentistas.

Sin embrago la comunidad educativa de Orihuela quiere ver los cimientos de las obras de las ampliaciones de colegios en nuestra ciudad y otras tantas reformas estructurales que necesitan, para que desparezca la prefabricadas que el conseller nos prometió y no ha cumplido.

En la sesión plenaria de ayer 26 de abril aprobamos solicitar la delegación de competencias del Plan Edificant o Edifiqueu con la memoria valorada de la ampliación del IES Tháder con un programa de necesidades que la consellería ha tardado casi tres años en trasladar al Ayuntamiento. ¿Ese es el interés y compromiso de nuestro conseller con la eliminación de barracones? Nos hace ver que es el mismo que lleva con la eliminación del amianto en los colegios oriolanos.

En Orihuela hemos cedido al chantaje del conseller, a aceptar competencias de otra administración, únicamente por el interés de nuestros vecinos, alumnado y docentes. Porque queremos lo mejor para Orihuela. Pero aun así, el gobierno del botánico seguirá sin cumplir con sus promesas, el famoso mapa programático de infraestructuras educativas que no han sabido gestionar.

Vicente Marza , Mónica Oltra y Ximo Puig, anteponen construir un País, a construir colegios e institutos. Y una televisión antes que la educación.

Para el Partido Popular sí es una prioridad, la educación de calidad que pasa por tener centros educativos eficientes, seguros. Y porque entendemos la educación como el principal recurso a la prosperidad. Y es lo que vamos a defender.