Mollà: «Habiendo acreditado Sanidad que cobró sin ir a trabajar Bascuñana debe abandonar ya la alcaldía de Orihuela»

La portavoz adjunta del grupo parlamentario Compromís en Les Corts, Mireia Mollà, ha llevado al parlamento valenciano la polémica por el presunto trabajo del alcalde popular de Orihuela, Emilio Bascuñana, en la dirección territorial de Sanidad

- Escrito el 05 julio, 2018, 10:30 am
5 mins

Mollà ha realizado una pregunta a la Consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, para recabar la información que dispone la administración sobre el hecho de que Bascuñana “estuviera cobrando durante seis años sin tener un lugar al que acudir en la dirección territorial de la Conselleria de Sanidad en Alicante”.

Según ha explicado Mollà “eldiario.es, medio de comunicación que ha destapado este caso, desveló que entre el 1 de noviembre del 2007 y el 7 de enero de 2014 Bascuñana estuvo en una adscripción funcional en la Dirección Territorial de Sanidad en Alicante tras dejar su consulta en el centro de salud Álvarez de la Riva de Orihuela, sin que conste ninguna actividad ni su presencia física la Dirección Territorial. Así Bascuñana cobraba como médico de familia, es decir 3.900€ brutos al mes, que en 14 pagas suponía 55.000€ al año, es decir más de 330.000€ en ese período, mientras se suponía que trabajaba en la Dirección Territorial”.

“Las explicaciones que ha dado el alcalde de Orihuela ante esta información es que tiene mala memoria y no recuerda si pidió vacaciones, bajas o libranzas porque él tenía un sistema de asesoramiento particular”. Para Mollà “esto recuerda al master falso de Cifuentes o el de Pablo Casado, ¿cómo es posible que se tenga seis años sin conocerse la actividad de Bascuñana porqué el tenía un sistema de asesoramiento particular? Además Bascuñana cobraba complementos que no le correspondían como son las guardias, que era imposible que hiciera por su adscripción a la Dirección Territorial”.

Para la diputada de Compromís “el alcalde de Orihuela tiene ahora un estado de amnesia sobre ese periodo, pero le da tiempo a dar argumentaciones escandalosas como comparar su situación con la de los asesores de los grupos políticos, una justificación que le deja muy mal porque pone más dudas de para quien estaba trabajando en ese periodo, ¿para el Partido Popular?”.

Según Mollà “después de acreditarse todo lo que conocemos sobre este caso Emilio Bascuñana debe abandonar ya la alcaldía de Orihuela y no esperar a que el PP lo deje caer de cara a las elecciones de 2019”.

Por su parte el portavoz de Compromís en Orihuela Cayetano Portugués ha afirmado que “el tiempo da y quita razones y en este caso fuimos los primeros en pedir la dimisión del Señor Bascuñana ya que la respuesta a los graves hechos que se le achacaban fue tachar de mentirosos a los demás cuando la realidad es que el que mintio fue él y se aprovechó de su afiliación política para supuestamente recibir un trato de favor. Nosotros llegamos a Orihuela para rescatar personas y poner en el centro de la política sus necesidades y no vamos a consentir que el PP siga tiñendo de corrupción la Vega Baja ni que siga apoyándose en Ciudadanos para hacerlo”

La Consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha informado a continuación en el pleno de Les Corts que su departamento no ha encontrado ningún documento descriptivo de las funciones supuestamente encomendadas, ni el objeto, ni el contenido, ni la misión del trabajo de Bascuñana en la Dirección Territorial de Alicante. Así mismo tampoco hay constancia entre los funcionarios que allí trabajan de que Emilio Bascuñana hiciera acto de presencia física en aquella dependencia en donde tampoco consta que tuviera despacho.