Los talleres municipales de agroecología forman a los usuarios de los huertos urbanos

La Concejala Inmaculada Chazarra destaca de los cursos la creación de composteras con palets reutilizados y técnicas no agresivas con el medio ambiente

- Escrito el 17 noviembre, 2017, 8:25 pm
3 mins

Los talleres formativos de agricultura organizados por el Ayuntamiento de Rojales finalizaron el pasado lunes donde numerosos ciudadanos interesados en esta práctica han aprendido diversas técnicas de cultivo aplicando tratamientos no agresivos con el medio ambiente. El  ingeniero agrícola y miembro de la asociación RAMA, Manuel Castelló fue el profesor que dirigió los talleres.

Los participantes se han iniciado y formado para poner en marcha sus plantaciones, especialmente hortalizas en estos cursos prácticos y teóricos que han contado con tres sesiones, dedicadas a “Semilleros, extracción y conservación de semillas”, “Plagas y enfermedades, reconocimiento, prevención y tratamiento ecológico” y “Compostaje y abonado”

La Teniente de Alcalde, concejala de Cultura,  y responsable de los huertos urbanos municipales de Rojales, Inmaculada Chazarra, destacó la calidad de los cursos porque han servido para que todos sus participantes  perfeccionen sus conocimientos y se introduzcan en el mundo de la agricultura mediante prácticas respetuosas con el suelo y el medio, con técnicas agroecológicas

La concejala que también participó en los talleres, quiso mencionar la jornada   dedicada  al compostaje y abonado donde fue  instalada en los huertos urbanos una compostera construida con palets reutilizados. “Es una forma de crear nuestro propio abono orgánico y natural con vegetales de todo tipo como restos de cultivos inservibles o las propias hojas de árboles caducifolios, evitando así la generación de residuos” subrayó la concejala quien quiso destacar también las prácticas realizadas para extraer semillas, por ejemplo del tomate.

Las enseñanzas agroecológicas han formado a los alumnos de los talleres en el uso,  recuperación y conservación de semillas tradicionales así como en  la creación de semilleros. Y ello, según  Manuel Castelló, para evitar el deterioro y la pérdida de diversidad agraria.

También se abordaron asuntos como el compostaje y abonado orgánico, “clave  para cualquier cultivo que  busca  devolver al suelo lo que sale de él, y propiciar  la existencia en el suelo de una rica microfauna y macrofauna” según el ingeniero agrícola.

Prevención de plagas y  tratamiento de forma natural fue otros de los aspectos abordados por los cursos. En este sentido Manuel Castelló aseguró que se trata de aplicar una serie de técnicas que potencien la bioversidad y el equilibrio de un huerto, es decir, generar unas medidas de autorregulación que incluye entre otros, parcelas con policultivos, rotación de cultivos creación de setos con plantas aromáticas, y potenciación de una fauna auxiliar que controle las plagas.