Los alcaldes de Dolores y de Catral anuncian la inversión de 240 mil euros para la reparación de la carretera de Dolores a Catral

El acondicionamiento de la CV 9218 entre Dolores-Catral era una reivindicación que ambos ayuntamientos llevaban mucho tiempo reclamando

- Escrito el 07 mayo, 2018, 3:14 pm
4 mins

Una subvención de 239.999,99 euros de la Diputación de Alicante, por la que ambos municipios llevan mucho tiempo luchando, permitirá el arreglo de esta carretera, lo que dotará de seguridad para los conductores que la frecuentan diariamente. Y que además la Generalitat Valenciana sufraga la construcción en el vial de un carril bici, “una infraestructura que actualmente es muy usada en esta zona”.

Ambos alcaldes han mostrado su satisfacción por que “finalmente y con esta importante actuación se completa la mejora y adecuación de la conexión de los dos municipios, junto al vial que ya se adecuo y que conecta con Almoradí ante una carretera que soporta actualmente mucho tráfico. Se trata en definitiva de que los usuarios puedan circular en condiciones de seguridad, que es lo más importante para nosotros”.

La actuación se llevará a cabo, tal y cómo había anunciado del Director General de Obras Públicas, Domingo Soler. De manera que según ha explicado el alcalde de Dolores, José Joaquín Hernández, “la calzada tendrá una distribución para dotarla, además, de un paseo, peatonal y ciclista, una obra que ya está realizando la Generalitat Valenciana y que junto al acondicionamiento de la calzada en sí, supone un gran avance en la idea de adecuar las carreteras que estaban muy deterioradas”.

Así mismo, el alcalde de Catral, Pedro Zaplana, ha destacado que “ésta es una carretera muy transitada, ya que hay que tener en cuenta que pertenecemos a una comarca muy grande y con una gran actividad, tanto comercial como partícular. La ejecución del proyecto pone fin a muchos años en los que desde los ayuntamientos hemos tenido que ir invirtiendo en aplicar parches para aliviar momentáneamente las malas condiciones que tiene”.

Ya en el año 2014, el ayuntamiento de Dolores y de Catral, solicitaron a la Diputación de Alicante, la subvención necesaria para acometer las obras. Sin embargo, en aquel momento la petición fue desestimada por el Ente Provincial.

El alcalde de Dolores y Diputado Provincial, Joaquín Hernández, explica que “era necesario obtener la subvención, ya que nuestros ayuntamientos no tienen capacidad económica para emprender una obra como esta. Sin embargo, los vecinos y vecinas de ambos municipios, así como los conductores que a diario circulan por el vial, deben hacerlo en las mismas condiciones de seguridad con las que lo hacen por otras carreteras”.

En definitiva, ambos alcaldes han destacado “importancia de que las administraciones públicas, desde todos los niveles, estemos conectados y trabajando en sintonía. Lo fundamental es que los usuarios de las carreteras de nuestra comarca, así como de los espacios públicos que las rodean, puedan disponer de las condiciones adecuadas para circular, tanto por la calzada, como a través de los carriles bici y zonas verdes que los circundan”.