Las normas para guardar frutas y hortalizas en la nevera

Seguir una dieta sana y equilibrada comienza por la cesta de la compra y, no menos importante, continúa por el estado de conservación de los alimentos antes de cocinarlos

- Escrito el 25 febrero, 2018, 12:00 pm
6 mins

En este sentido, es imprescindible conocer una serie de normas para guardar frutas y hortalizas en la nevera. Este tipo de productos conservan gran cantidad de propiedades cuánto más frescos sean, y hay que saber en qué condiciones ha de estar almacenado cada uno.

Para empezar, uno de los errores más comunes es confundir el concepto de “frutas y verduras frescas” con el de “alimentos fríos”. Un detalle que mucha gente no tiene en cuenta es que las frutas y hortalizas se pueden estropearse pasan más tiempo del necesario en la nevera o si la temperatura del interior es excesivamente baja.

Para despejar estas cuestiones, hoy vamos a solucionar las principales dudas existentes sobre cómo conservar las frutas y verduras en el frigorífico, de manera que estos productos aguanten todo el tiempo posible sin deteriorarse.

Una de las principales normas para guardar frutas y hortalizas en la nevera es conocer qué alimentos necesitan almacenarse dentro y cuáles no. Por ejemplo, no es necesario guardar las patatas en el frigorífico. De acuerdo con la Agencia de Normas Alimentarias, este tubérculo es el producto que no debe meterse dentro bajo ningún concepto.

“Cuando se almacenan en el refrigerador, el almidón de la papa se convierte en azúcar. Cuando se hornea o se fríe, estos azúcares se combinan con el aminoácido asparagina y se produce la acrilamida química, que se piense que es dañina”, señalan desde este organismo y recoge The Sun.

Por su parte, la mejor manera de conservar las cebollas, los ajos y las calabazas es en lugares frescos y oscuros. Para ello es mejor desechar la idea de guardar en el frigorífico sino optar, por ejemplo, por un armario de la cocina.

Otro de los productos que requiere unos cuidados especiales son los tomates. Al guardarlos en la nevera pierden todo su sabor y sus propiedades de acuerdo con un estudio publicado en NCBI en 2013. Lo mejor es guardar los tomates a temperatura ambiente, donde continuarán madurando y aumentará su sabor.

Cómo conservar el aguacate es una de las cuestiones que más nos hacemos. Este producto – ideal para prevenir enfermedades cardiovasculares – requiere una serie de cuidados especiales. Es importante prestar atención a su conservación tanto antes de abrirlo como una vez que hemos empezado a cortarlo, puesto que corre el riesgo de perder la calidad muy pronto. Lo ideal es dejarlo a temperatura ambiente (entre 18 y 24 grados) y lejos de la luz solar.

Si te preguntas si se puede guardar el aguacate en el frigorífico, la respuesta es que no, puesto que la refrigeración disminuye el proceso de maduración – tal como señalan en Wiki How. Por otro lado, la mejor manera de conservar un aguacate abierto es cubrir ambas partes con una capa ligera de zumo de lima o de limón, de manera que el proceso de oxidación de este alimento tenga lugar más lentamente.

En cuanto a cómo hacer para que la fruta aguante más tiempo, lo primero que tenemos que hacer es tener en cuenta que no a todos los productos se les puede aplicar las mismas reglas. Por ejemplo, los plátanos es preferible conservarlos fuera de la nevera. Si están verdes y se guardan en la nevera, se volverán negros y blandos.

Por otra parte, frutas como nectarinas, melocotones, paraguayas, ciruelas, albaricoques y demás frutas de árbol tampoco es recomendable guardarlas en la nevera, puesto que el frío bloquea la emisión de acetileno, no maduran lo suficiente y esto se nota en su sabor. Si nos gusta consumir estos alimentos fríos, podemos meterlas en la nevera un día o unas horas antes de consumirlas en un túper o una bolsa de plástico, como señalan en Eldiario.es.

Entonces, ¿qué frutas sí puedo guardar en el frigorífico? Las manzanas o las peras son alimentos que es mejor conservarlos en frío antes que dejarlos en el exterior. Eso sí, es recomendable almacenarlas en un cajón aislado de otros productos puesto que a bajas temperaturas emiten mucho acetileno. También las cerezas y las fresas son otras de las frutas que se pueden guardar en la nevera.

Fuente | María Lázaro – Computerhoy