«La Vega Baja tiene sed de agua, sed de soluciones»

La deuda de Dolores ha descendido de seis a dos millones de euros, lo que supone un ahorro, solo en intereses, de 350.000 euros. Las inversiones de momento van encaminadas a mejorar las distintas zonas del pueblo, luego ya llegarán otras inversiones

- Escrito el 04 marzo, 2018, 12:00 pm
32 mins
Entrevista > Joaquín Hernández / Alcalde de Dolores (Dolores, 9-noviembre-1971)

Estamos en el corazón de la Vega Baja con un político al que le viene de cuna. Su padre fue alcalde con el inicio de la democracia, desde 1979 y hasta el año 95, y siempre militando en el PSPV.

¿Era algo evidente que tú ibas a ser político?

No. Soy oficial del registro de la propiedad, donde vengo trabajando desde el año 91, y la verdad es que no pensé nunca en esto; fue propuesto, pensado en un corto tiempo y decidido, aunque costó un poco porque mi mujer no veía claro esto de la política y más ahora con todo lo de las redes sociales, pero he de reconocer que parece que se lleva algo en la sangre y me tiraba la política, y me presenté en el 2011.

Conseguimos la alcaldía, por moción de censura, en el 2014 y seguimos gobernando tras las elecciones del 2015, cuando el pueblo parece que vio la buena labor en nuestra forma de gobernar y de hacer política, las ideas y proyectos que tenemos para Dolores, y nos dio un respaldo absoluto consiguiendo ocho de trece concejales.

La verdad es que estamos contentos, y creo que lo estamos haciendo bien, aunque el examen viene el año que viene, en 2019; veremos qué es lo que dice el pueblo.

Su padre llegó a verle de Alcalde…

No me gusta hablar de este tema porque me emociono mucho; fui Alcalde en mayo de 2014 y él fue la última vez que salió a la calle. Recuerdo que vino al pleno de la moción de censura en silla de ruedas y yo le di el bastón de Alcalde. Bonito recuerdo, parece que estaba esperando a que su hijo fuese Alcalde.

El objetivo de aquella moción de censura era resolver los problemas urbanísticos y ejecutar infraestructuras necesarias para Dolores. ¿Qué se ha ejecutado de todo ello?

Lo que siempre decíamos, cuando estábamos haciendo oposición, que es algo que entendió también el grupo político Renovación que nos apoyó en el cambio, era que en este Ayuntamiento se tenían que abrir las ventanas y entrar aire fresco, hacía falta otra forma de gobernar y de ser. El pueblo estaba abandonado no solo urbanísticamente, aunque en esta materia parece que el boom inmobiliario pasó de largo y no se quedó en Dolores; y digo esto porque tenemos cientos de miles de metros de solares por construir y prácticamente se están vendiendo al mismo precio o inferior al que costó urbanizarlos.

Los propietarios perdieron suelo rústico que llevaban el sustento a sus casas, porque la tierra se puede trabajar y cultivar y tener ingresos, pero un solar o lo vendes para construir o es Impuesto de Bienes Inmuebles todos los años.

«Nuestro objetivo ha sido siempre hacer un pueblo en el que los vecinos estén a gusto viviendo»

En ese momento nuestro objetivo fue, y sigue siendo, hacer un pueblo en el que los vecinos estén a gusto viviendo. En ese año hicimos pequeñas actuaciones… yo siempre pongo un ejemplo que es como pequeños papelitos que echas en una bolsa y no das importancia, pero cuando termina la legislatura y se ve esa bolsa te das cuenta que está a rebosar. Había mucha demanda de los ciudadanos en cuanto a una pequeña zona verde, unos bancos, unos árboles… cosas que son pequeños gestos, pero que la gente agradece mucho.

«Dolores es toda una zona verde y parece que al mercado le está gustando»

En cuanto al tema urbanístico estamos de pleitos con el urbanizador, recepcionando y quitando concesiones que tenía, a nuestro parecer, abusadas no solo en cuanto a derecho sino también en cuanto a pasadas en el tiempo, y parece ser que ahora va todo mejor encaminado. Se está construyendo y vendiendo bien, y estamos contentos de que el cliente que está viniendo a adquirir aquí sepa que somos segunda línea de playa, estamos a 10 kilómetros, y que en el pueblo hay mucha calidad de vida; Dolores es toda una zona verde ya que está rodeada de huerta, y parece que al mercado le está gustando.

¿Cómo se convive y se gestiona el día a día con la población extranjera?
«La población extranjera se ha adecuado a la cultura e idiosincrasia perfectamente»

Aquí tenemos una oficina de turismo y no solo se ofrece para cuando piden información, sino también cuando tienen que hacer una traducción rápida. También en la escuela de adultos tenemos una profesora para dar clases de español – inglés o francés o alemán, y está funcionando bien porque son muchos los alumnos mayores y extranjeros que están asistiendo a esas clases. Y eso quiere decir que se están adecuando bien y quieren formar parte de la comunidad dolorense, y para nosotros es todo un orgullo.

El promotor nos dice que la mejor publicidad que tiene no son las inmobiliarias, son los propios compradores que se traen a más compradores ellos mismos y eso es buena señal y muy importante. Esto quiere decir que lo que estamos haciendo, respecto a turismo y respecto a la venta del producto ´Dolores` de la calidad de vida, huerta, hondo y gastronomía está dando sus frutos.

En otras poblaciones los extranjeros han creado sus propios espacios y no se integran.

Aquí es diferente; se han adecuado a la cultura y a nuestra idiosincrasia perfectamente, y se les ve comiendo en los bares diariamente, por las noches en las plazas tomando café, paseando por el día… es un pueblo pequeño de 7.500 habitantes y te van saludando, es estupendo y da gusto.

Dentro de las competencias que tiene el Ayuntamiento, ¿cómo está evolucionando el empleo?

Nos han concedido dos años seguidos dos talleres de empleo de jardinería, en el que cada año se ha empleado a diez personas; tenemos cursos de formación para hostelería, fitosanitarios, ocio sanitario… También hemos conseguido contratar a trabajadores de la localidad, tanto por el empleo joven como para mayores de 45 años, y la verdad es que se ve vida en el Ayuntamiento.

La ley actual, y su techo de gasto, prohíben ciertas inversiones o la reutilización de beneficios… ¿cómo está afectando esto a los ayuntamientos?
«Es inadmisible que un ayuntamiento que ahorra 500.000 euros no lo pueda invertir»

Es una ley que ni los propios alcaldes del Partido Popular la comparten. Es inadmisible que un ayuntamiento que ahorra 500.000 euros al año no se lo pueda gastar o invertir, por ejemplo, en lo que acabamos de hablar de fomentar el empleo.

Eso yo lo comparo con una persona que tiene una hipoteca en su casa, ha pagado todas las cuotas que le corresponden, sin ningún interés de demora, y ha ahorrado para poder irse de viaje y entonces viene el Ministro y le dice que con ese dinero no se puede ir de viaje, que tiene que hacer una amortización anticipada del préstamo. Pues con los ayuntamientos es así, nos está diciendo lo que tenemos que hacer a la administración más cercana al ciudadano, y la más saneada.

Además, por ejemplo, en el empleo, por cada dos bajas por jubilación la tasa de reposición nos obliga a que solo podemos dar a un trabajador de alta, y te obliga a privatizar servicios.

Cambiando de tema. ¿Cómo está la situación de las obras de Abanilla y Mayayo y que van a solucionar?
«Las obras de Abanilla y Mayayo han solucionado el problema con las crecidas»

Dolores es prácticamente el pueblo más bajo de la comarca, y en concreto se riega de aguas sobrantes. Esto quiere decir que toda el agua que pasa por la Vega Baja pasa por Dolores antes de ir al río Segura, principalmente mediante estas dos acequias.

Lo que pasa es que cuando viene una crecida pasa por Dolores. Estas acequias por donde más profundidad tiene son frente a la fachada del polígono industrial, y cuando venía cualquier crecida nos tirábamos un par de noches sin dormir porque siempre saltaba el agua. Lo que hemos conseguido, con esta subvención de la Consellería de 1.266.000 euros, es subir el cauce de esas acequias para estar más tranquilos, asegurar las cosechas de los agricultores y que no se pierdan cuando viene tanta agua, y asegurar la actividad industrial del polígono y que no se tenga que cortar la carretera de Elche cada vez que viene una crecida.

Con esa cantidad no se ha podido ejecutar el 100%, pero sí en la parte más profunda; hemos empezado a actuar desde la parte de San Fulgencio hacia el casco urbano, y queda una pequeña zona por ejecutar. Pero creo que en breve vamos a conseguir que se haga, porque es una obra fundamental y prácticamente estas dos acequias son los desagües de la Vega Baja, y eso lo ha entendido Consellería.

Otra obra importante es el acondicionamiento de las carreteras. Ya está la de Elche pero, ¿para cuándo las de Almoradí y Catral?
«En 2019 estarán modificadas las carreteras a Almoradí y Catral»

Esto es un poco peculiar. No sé porque desde Consellería se mandó una carta a los ayuntamientos para que de todas las CV que pasaran por el casco urbano se encargase el ayuntamiento, que las recepcionase. Hay ayuntamientos que no contestaron y ese silencio fue positivo a favor de la Consellería.

Mientras que la entrada de Almoradí en su término es una CV, y las actuaciones le corresponden a la Consellería, pasando por Dolores hasta Catral son municipales. Estos ayuntamientos al parecer no contestaron y entonces el mantenimiento es del ayuntamiento. La Consellería parece que ahora se ha dado cuenta de esto y está trabajando con los ayuntamientos, porque entiende que no tiene sentido hacer la reparación de la entrada a Almoradí y que la misma carretera, en el término de Dolores, tenga un trato diferente.

Entonces, la entrada de Dolores, hasta la rotonda del Olivo, es un tramo en el que Consellería se ha comprometido para hacerla en 2019 con las mismas características y en el mismo modelo que se ha hecho en el término municipal de Almoradí, aun siendo aquella CV y esta local, porque entiende que por un error, una decisión mal tomada, no tenía que marginar a esos pueblo que en cierta forma cometieron ese error.

Y después, de la carretera del término municipal a Catral va a cambiar el carril bici, que está un poco deteriorado e incluso mal planificado en su día porque está más bajo que el vial, y va a tener arbolado, bancos, luces… Diputación ya ha hecho el proyecto para cambiar todo el asfalto de la carretera, que irá más estrecha para que los coches no cojan tanta velocidad y ganaremos en carril bici, con lo que creo que a lo largo de este año y principios de 2019 todo quedará en perfectas condiciones, y en la forma que los ciudadanos han demandado desde hace mucho tiempo.

Pero hacerse cargo los ayuntamientos de algo tan costoso como son las carreteras es difícil de mantener…

Evidentemente. Cuando veas una carretera en un término municipal que está abandonada, es que esa carretera antes era CV y ahora es municipal. Porque los ayuntamientos no podemos encargarnos de eso. Y están siendo sensibles tanto por parte de Consellería como por parte de Diputación, que también está haciendo actuaciones que no la correspondía.

¿Cuál es tu valoración de la idea y puesta en marcha de la policía montada?
«La Feria de Ganado era algo que iba arraigado y que no se tenía que haber perdido»

Es la segunda de la Comunidad. Todo viene porque en 2014, cuando empezamos a gobernar, recuperamos lo que era la Feria del Ganado. Nosotros no entendíamos que el pueblo se hubiera quedado sin ella, que es algo que representa su idiosincrasia y su cultura, no solo de Dolores sino que me atrevo a decir que de toda la Vega Baja, porque no hay familiar ya sea directo o indirecto que no tenga una casa de campo con una cuadra en la que tenga animales de todo tipo. Y máximo cuando hablamos de la Feria de Ganado de Dolores, que existe antes de que existiera el municipio.

Dolores fue fundada en 1715 y antes esto era una majada, en la que ya la trashumancia venía en verano a estos pastos tan fértiles, tan húmedos y tan frescos y se hacía el cambio de ganado; el trueque. Alguien bajaba con unas cabras y a lo mejor se subía con dos vacas. Eso sigue siendo parte del pueblo, y se siguió haciendo cuando se fundó Dolores, y lo hemos recuperado; ahora estamos montando el expediente para pedir Fiesta de Interés Turístico Comunitario.

Una de las propuestas del jefe de la Policía Local, Cristian, fue durante la Feria hacer la guardia de la Policía Local montada a caballo. Pareció bien, ha tenido una buena acogida, le han dado un premio por buenas prácticas e incluso nos han llamado ayuntamientos como el de Rafal o Algorfa, con motivo del Día de la Constitución y otros actos, para que vayamos allí a colaborar.

Hay que decir que los caballos no costaron dinero

No porque fueron cedidos por una ganadería de Dolores, y él gratuitamente es quien le dio clases a la Policía Local e igualmente quien cedió gratuitamente los caballos para hacer las guardias.

Hablando de la Feria de Ganado, ¿qué más novedades se pueden producir?

En la anterior edición, que precisamente fue cuando mi padre era alcalde, es cuando fue el movimiento más álgido de la Feria. Entonces no solo estaba el mercado tradicional de ganado vacuno, equino y todo tipo de animales, sino que había un concurso morfológico que competía para el campeonato de España.

Nosotros este año pasado ya hemos recuperado este concurso a nivel provincial, pero queremos ir a más, viendo la aceptación y el éxito que ha tenido, en el que entre dos días contabilizados vinieron más de 30.000 personas. Este año queremos inscribirnos en el concurso morfológico y hacerlo a nivel nacional, para que puedan traer animales aquí y Dolores vuelva a ser el escaparate, en cuanto a ganado, que era antes.

También habrá más animales y hemos tenido que adquirir más corraletas para el mercado tradicional, y eso quiere decir que la gente tenía ganas de que volviese la Feria de Ganado a Dolores. Era algo que iba arraigado y que no se tenía que haber perdido. Coincide con la feria de Dolores y hay una serie de eventos culturales, deportivos, festeros que cada vez tienen más éxito, y cada vez la gente que viene a la Feria del Ganado se queda más a disfrutar con nosotros de las fiestas; eso es muy importante.

De cara a los estudiantes, ¿hay algún tipo de ayudas?
«Este año queremos ampliar las becas para los estudiantes que se tienen que desplazar»

A todos los estudiantes de la localidad, en principio para universitarios, hemos ofrecido unas becas. Este es el tercer año consecutivo que lo hacemos, y las queremos ampliar para cualquier estudiante que se tenga que desplazar fuera de Dolores. Y viendo como están las arcas municipales creo que lo podremos hacer, y me atrevo a decir que este año se va a ampliar la ayuda a más estudiantes, no solo universitarios.

Teniendo en cuenta la situación actual del Consorcio de Residuos… ¿está garantizada la planta que se anunciaba para Dolores?

Empezando por el Consorcio, es muy complicado el poder trabajar cuando sabes que tienes sentencias, y que dependes de ellas para saber si el proyecto que tú quieres redactar, y la intención que tienes sobre una serie de actuaciones, las puedes hacer o no.

Sabemos que la sentencia no es firme, que está recurrida, y que en breve saldrá, con lo cual no puedes sacar a licitación un proyecto cuando no sabes si te va a volver a dar la razón el Tribunal Superior de Justicia o no. Mucho más difícil si tienes un partido, que anteriormente presidía el Consorcio, que quiere hacer política precisamente para difamar y con la única intención de que en el Consorcio no se avance nada en esta legislatura.

Pero no lo van a conseguir, porque el Consorcio ha adquirido un ecoparque móvil, que se va a poner en funcionamiento en breve cuando salga su gestión a licitación.

Y en concreto lo de la planta de Dolores…
«La planta de transferencia supondrá, entre otras cosas, un ingreso anual de 180.000 euros»

Se ha sellado el vertedero ilegal de la Murada y el Consorcio va a poner en breve las plantas de transferencias, en concreto Dolores, por ahorro transporte. Eso supone a un ayuntamiento humilde, como este, más de 30.000 euros al año. Creo que tenemos una de las mejores ubicaciones para una de las plantas de transferencia, y disponemos de una parcela de unos 6.600 metros que reúne todos los requisitos.

Estamos hablando de una actividad totalmente homologada y adecuada para hacer en cualquier polígono industrial. Nosotros hemos visto una oportunidad donde otros veían problemas. El municipio recibe 1,20 euros por tonelada transferida, lo que supone unos 150.000 euros; más el ahorro de transporte, una nave de última generación aunque se podría hacer al aire libre… En total serán unos 180.000 euros que, para una población con 4,5 millones de presupuesto anual, es una cantidad importante.

Hemos hecho visitas guiadas con casi 200 vecinos a otras plantas de transferencia, y su respuesta ha sido: “Alcalde, que esto no nos lo quiten”. En breve haremos más. Es decir, ingresos, puestos de trabajo, infraestructuras… yo solo veo ventajas.

Un problema recurrente es el Plan Nacional del Agua. ¿Se conseguirá llegar a un acuerdo?

El ´Memorándum` es algo que hizo mucho daño, pero creo que la Vega Baja tiene sed y tiene sed de soluciones. Los agricultores están cansados de políticos que hagan política con el agua y quieren políticos que hagan política de agua. En eso estamos, trabajando con todos los sindicatos de agua y los agricultores para decirles que esto de ir a pedir agua con autobuses y paellas gratis a Valencia se ha acabado, que hay que empezar a trabajar juntos.

Estamos preparando un paquete de medidas que vamos a proponer al Consell y al Gobierno, que se tienen que hacer urgentemente, porque si esta era la huerta de Europa este campo se está convirtiendo en la ruta de la sequía, y eso no lo podemos permitir. Hay que hacer muchas hidroactuaciones, poner en marcha los pozos de sequía, al 100% la desaladora de Torrevieja, convertir todas las depuradoras en terciario y no depender exclusivamente de si llueve o no llueve en Castilla La Mancha… Tenemos que ser lo más posible autosuficientes.

¿Cómo está en este momento la deuda del Ayuntamiento?
«Cuando entramos había una deuda de seis millones de euros que hemos bajado a dos»

Cuando entramos había un acuerdo de pago con proveedores de más de 2.000.000 de euros de facturas que estaban sin pagar; todos los proveedores han cobrado y actualmente somos uno de los municipios que está pagando en las fechas más cortas, una semana aproximadamente desde que presentan sus facturas. De una deuda de seis millones de euros cuando entramos en el Ayuntamiento, ha bajado a menos de dos. Además, financiada muy bien, a menos del 1%, que simplemente con lo que ahorramos en intereses son más de 350.000 euros.

Con esto ahora podemos hacer inversiones que demandan los vecinos, bajando los impuestos al mismo nivel de otros pueblos de las mismas características, y creo que ahora están acordes a la población y los servicios que tenemos. Es ya un préstamo que está tan bien negociado que no interesa cancelarlo.

¿Qué proyectos hay previstos de aquí a final de la legislatura?

Aquí en Dolores lo que estamos haciendo es actuar por sectores, y cuando actuamos en un sector lo que hacemos es no cambiar solo la luminaria, cambiamos toda la infraestructura subterránea; me refiero a tuberías, cambiamos todo el alcantarillado, cambiamos las aceras y las hacemos con la anchura necesaria para que se pueda circular por ellas, plantamos árboles y aprovechamos para ponerle goteo por debajo, etc.

Actualmente estamos cambiando una zona del pueblo, con una inversión de un Plan de Obras y Servicios de la Diputación del año pasado y un Plan de Obras y Servicios que estaba suspendido del año 2011, y en ese sector se ha invertido 1.000.000 de euros. Vamos con otra actuación en la urbanización los Álamos, casi 380.000 euros que se va a hacer la misma infraestructura, y después iremos con otra zona del pueblo, porque no puede ser gastarnos dinero en mega proyectos cuando tus vecinos tienen el agua que les llega a sus grifos pasando por fibrocemento, por amianto. Lo primero que tenemos que hacer es vivir a gusto en nuestros pueblos y después ya llegarán cosas que pueden esperar en un segundo plano.

¿Y alguna otra inversión?

Dolores es el único pueblo de la Vega Baja que no tiene un auditorio, a pesar de que contamos con una unión musical que ha sido el primer premio del Campeonato Internacional de Bandas de Música el año pasado, entre otros muchos. Tenemos teatro, ballet… y a veces es un poco vergonzoso tener que ir a pedir ayuda, para hacer una actividad municipal, a un pueblo vecino. Entonces ese es uno de los proyectos que creo necesarios.

En este presupuesto queremos también ejecutar un skatepark, que todos los pueblos que lo tienen los niños están como locos; hacer adecuaciones en el polideportivo, en diferentes parques, parque biosaludable para mayores, adecuar el museo de la Huerta y terminar con la ejecución del parque. Muchas inversiones que van en la línea de lo que se trata, que es de poder decir que se vive bien en el pueblo. Puede que no se ejecuten el 100% antes de acabar la legislatura, pero sí al menos el inicio de las mismas.

Desde los 14 años dedicado a esta profesión del periodismo en la que ha ejercido en todos los niveles, desde corresponsal a editor. En la actualidad es el director de los medios de comunicación AQUÍ.