La Mancomunidad lanza la campaña QUEREMOS AIRE FRESCO por el Día Mundial Sin Tabaco

Se han realizado talleres escolares y se ha ofrecido información sobre el consumo de tabaco y sus efectos en la salud en espacios públicos y en las redes

- Escrito el 31 mayo, 2018, 7:00 pm
4 mins

Con motivo del 31 de mayo, Día Mundial Sin Tabaco, la Mancomunidad La Vega, a través de su Unidad de Prevención Comunitaria de Conductas Adictivas (UPCCA) lanza la campaña QUEREMOS AIRE FRESCO, que incluye acciones de sensibilización sobre las consecuencias en la salud del consumo de tabaco y de la importancia de mantener espacios libres de humo, para mejorar la salud de la población, y en especial, de la población infantil. Esta acción se enmarca en la Estrategia Nacional de Salud a la que recientemente se ha adherido la Mancomunidad la Vega.

Entre las acciones programadas, se han realizado talleres escolares con los alumnos/as de 6º de primaria, que se encuentra en esa edad en la que se inicia el consumo de tabaco, se ha colocado cartelería en espacios públicos y reparto de 2000 chapas con la imagen de la campaña, en la que se ha contado con la colaboración de los agentes sociales de la comunidad. Asimismo se ha diseñado una intensa campaña informativa sobre las consecuencias del tabaco en y como actuar para evitar el humo ambiental, el llamado humo de segunda mano en diferentes entornos como el familiar el laboral. Esta campaña que se está realizando a través de las redes sociales, web y demás herramientas digitales, como nuestro blog La Vega Previene,

La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el 31 de mayo, el Día Mundial Sin Tabaco con el fin de poner de relieve los riesgos asociados con el tabaquismo. Algunos de los datos y cifras más significativos son:

El tabaco mata hasta a la mitad de sus consumidores.

El tabaco mata cada año a más de 7 millones de personas, de las que más de 6 millones son consumidores del producto y alrededor de 890.000 son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno.

Casi el 80% de los más de mil millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos bajos o medios.

En los adultos, el humo ajeno causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular coronariopatías y cáncer de pulmón. Entre los lactantes causa muerte súbita. En las mujeres embarazadas ocasiona bajo peso ponderal del recién nacido.

Casi la mitad de los niños respiran normalmente aire contaminado por humo de tabaco en lugares públicos.

En nuestro país, la exposición al humo de tabaco, aumenta hasta en un 30% el riesgo de enfermedad cardiovascular, en un 25% el riesgo de padecer cáncer de pulmón y hasta en un 60% el riesgo de cáncer de mama en mujeres jóvenes.

Emilio Fernández, Presidente de la Mancomunidad, quiere destacar “la necesidad de mantener este tipo de acciones, dirigidas a concienciar a la población de que dejar de fumar es posible, de la importancia de mantener espacios libres de humo que protejan a niños y niñas de los efectos nocivos del tabaco. Esta campaña es una buena oportunidad para recordar la importancia de llevar una vida más saludable y conseguirlo entre todos y todas”