La coordinadora general de EUPV, Rosa Pérez Garijo, visita la Vega Baja

Esquerra Unida ha celebrado este domingo, como cada año, sus jornadas de convivencia comarcal en Guardamar del Segura, a las que han asistido más de cien militantes de la formación de izquierdas

- Escrito el 12 junio, 2018, 12:00 pm
3 mins

En esta edición, además, han contado con la presencia de la coordinadora del partido a nivel autonómico, Rosa Pérez Garijo, así como del responsable de organización y finanzas, Sergi Rodríguez. Rosa Pérez es actualmente vicepresidenta cuarta de la Diputación de Valencia y diputada de Inclusión Social, Memoria Histórica y Teatros, además de concejala en Catarroja. Saltó a la fama en 2014 tras su denuncia del caso Taula, que fulminó a decenas de cargos del PP, entre ellos Alfonso Rus.

En esta jornada, afiliados y simpatizantes del partido de toda la comarca y de otras comarcas vecinas han podido compartir experiencias y anécdotas del día a día en sus municipios. Un día, además, marcado por el debate acerca de qué pasos a seguir en materia de gestión residuos y recursos hídricos. Cabe destacar que la Vega Baja, a día de hoy, no cuenta con un plan de gestión de residuos sólidos urbanos propio, sino que traslada las basuras que genera a otros vertederos de la provincia de Alicante, como pueda ser el de Jijona. EU ha criticado la actitud del Consell en esta materia, pues, tras 3 años de legislatura y promesas del gobierno del PSOE y Compromís, aseguran que siguen sin darle solución a la cuestión. En este aspecto, han planteado como posibles salidas las propuestas que propone la recién creada plataforma Residuos Cero Vega Baja, a la que EU ha decidido adherirse finalmente y que plantea el sistema de recogida de residuos “puerta a puerta” como alternativa a las plantas de tratamiento que pretende impulsar el Consell, plantas que, además de no solucionar el problema desde el origen, crean multitud de conflictos con los vecinos de los municipios donde las autoridades pretenden ubicarlas.

Por otro lado, en lo relativo al agua, se ha criticado a la CHS por no planificar de forma óptima los recursos hídricos de la cuenca del Segura y ceder a los intereses de los grandes empresarios y constructoras que desvían estos recursos, según EU, para uso privado a través de la multiplicación del regadío ilegal o la expansión urbanística. La formación de izquierdas exige, en consonancia con Segura Transparente, plataforma en la que participa, un control público y transparente de la demanda de agua para reducir el déficit hídrico, así como un plan para la protección de los ecosistemas acuáticos asociados al río Segura.