Halloween, Black Friday y otras zarandajas americanas

En Estados Unidos el ‘Viernes Negro’ supone la inauguración de la campaña de compras navideñas. Se celebra el día después de Acción de Gracias, una tradición a la que los comercios españoles se han sumado y que crece año tras año

- Escrito el 05 diciembre, 2017, 9:00 pm
10 mins

El día en el que los fantasmas de Halloween atravesaron las paredes de la lejana América, para enterrar bajo sus blancas sábanas una de las noches más sagradas de la profunda España, se abrió un agujero negro por el que no han dejado de entrar mitos, costumbres y demás zarandajas americanas.

Sin ningún empacho, cada 30 de noviembre, las familias al completo celebran con más alegría que pena una noche de tributo a los muertos. Que corra la sangre, que vuelen los ataúdes y que empiece la danza de los difuntos que la fiesta va a comenzar.

Entonces no lo supimos ver, pero se había perdido para siempre la tradición española de encender velas por toda la casa para liberar las almas de los pobres desgraciados, atrapadas en el Limbo. Ahora, la víspera de Todos los Santos, toca disfrazarse de zombi y tocar los timbres y la paciencia a los vecinos, con aquello de ¿truco o trato?

La fiesta de Halloween terminó con la tradición de encender velas la noche de los difuntos

Con Halloween, llegó también esa fétida costumbre de romper huevos en las calles y en los portales de los edificios. Que ´mola un huevo` ver a algunas niñas o niños llorando después de que le estampen un buen par en su melena de adolescente recién lavada y planchada.

El día de Todos los Santos

Al día siguiente, como quien no quiere la cosa, se guardan las sábanas rotas en el baúl de los disfraces y se viste la familia entera con los trajes que estrenaron por Domingo de Ramos. Cambian la máscara sonriente por la mueca de rigor, y todos en familia al cementerio, con un ramito de crisantemos para ofrecer a sus muertos. Por este día, y sin que sirva de precedente, todos se convierten en Santos, que así manda la tradición.

A ver quién tiene la lápida más limpia o las flores más bonitas, y quien, maldito bastardo, ya no se acuerda de los suyos ni en un día tan señalado.

Y cómo el tiempo corre que vuela, aún no se han secado las flores de las lápidas y ya estamos de lleno inmersos en el Black Friday o, como diría cualquier español de a pie con dos dedos de frente, ha llegado el Viernes Negro.

Que no cunda el pánico, porque, aunque el nombre evoque lo contrario, estamos ante la fiesta del consumismo descontrolado. Se celebra el último viernes de noviembre, y como la moda de vestirse de fantasma, viene de la patria del Tío Sam.

El Black Friday se celebra el último viernes de noviembre, tras el día de Acción de Gracias

Así que, si no teníamos bastante con los 8 días de oro del Corte Inglés, ahora nos subimos al carro de una celebración cuyo único objetivo es dejar los bolsillos de los consumidores más vacíos que un saco de agujeros.

Black Friday o Viernes Negro

Dicen que el nombre se debe al incremento de muertes en la carretera tras la celebración del día de Acción de Gracias, que tiene lugar el último jueves de noviembre de cada año (en Estados Unidos, claro). Los familiares desplazados para la celebración familiar vuelven en masa a sus destinos al día siguiente, las carreteras se colapsan y los accidentes de tráfico se multiplican.

Las malas lenguas apuntan que se debe a que el furor por este día de rebajas es tal que más de una persona ha fallecido por aplastamiento tratando de hacerse con unos Manolo Blahnik a precio de ganga. O que el término se debe a que los números de los comercios pasan en un solo día de rojo a negro.

Otros cuentan que se llama Viernes Negro porque a las 12 de la noche, y tras la cena de Acción de Gracias, se levantan las persianas de muchos comercios con descuentos de hasta el 90%. Queda inaugurada así la temporada de las compras navideñas en Estados Unidos.

Largas colas y empujones son habituales para conseguir unos Manolo Blahnik a precio de ganga

Bien comidos y bien bebidos, tras una velada amenizada por los manidos chistes de `cuñaos´, se van todos en familia a ver quién afloja antes la cartera, que el último en llegar paga. Una oportunidad para realizar las compras de Navidad a buen precio, aprovechando también que muchas empresas permiten hacer uno de los pocos puentes que tienen los trabajadores en Estados Unidos.

El Black Friday en España

Ana Rubio, estudiante de psicología y fan confesa del Black Friday, explica que “en Estados Unidos es una tradición, es el día después de Acción de Gracias y tiene mucho sentido que, tras la cena en familia, a las 12 de la noche, vayan todos juntos de compras”.

Sin embargo, Ana considera que en España juega un papel determinante el componente psicológico ya que “influye el anhelo de parecernos a los americanos, porque aquí los descuentos son de risa, quizá un 20 o 30%, y no tiene sentido la locura que se arma para el beneficio que se obtiene. Lo más atractivo es que se hace un poco antes de Navidad y la gente aprovecha para comprar los regalos a mejor precio. Yo el año pasado realicé todas las compras navideñas esos días”.

Este año el Black Friday ha sido el 24 de noviembre prolongándose todo el fin de semana, alcanzando su punto álgido el lunes 27 de noviembre, con el Cyber Monday. Ese lunes las compras con descuentos son a través del comercio online.

«En España influye el anhelo de parecernos a los americanos, porque aquí los descuentos son de risa» Ana Rubio

Esta idea de negocio en días determinados, para comprar con descuentos espectaculares, parece que está cuajando entre los españoles, principalmente entre el consumo online o ciberconsumo, ya que son las compras en plataformas de ventas por internet las que hacen su agosto en noviembre.

Ventas online en ascenso

Según el estudio ‘Las pymes españolas en el ámbito online’ realizado por el gigante de la venta online eBay, el 32,3% de las pequeñas y medianas empresas participarán este año en el ‘Black Friday’, una cifra algo superior al 30% del año pasado. Y el porcentaje aumenta hasta el 47,5% si se trata de tiendas online.

Una de cada tres pymes españolas en el ámbito online ha participado este año en el Black Friday y el Cyber Monday

José Ángel López, director comercial de eBay en España, explica en el informe que “los datos internos y las expectativas de los vendedores indican que Black Friday y Cyber Monday mantendrán en 2017 la tendencia de crecimiento que han experimentado en los últimos años”. Algo en lo que influye, sin duda, el que los descuentos se alarguen durante todo el fin de semana.

El incremento de compras en estos días se debe en gran medida a que “se consolidan como el pistoletazo de salida de las compras navideñas para 2,5 millones de compradores en España”, afirma López. Y algunos vendedores reconocen que aprovechan la oportunidad para dar salida a sus productos en stock.