Un gran Parque Natural en la cantera

Convertir en un gran espacio natural la zona que la cantera destrozó, va tomando forma a través de un gran trabajo municipal y de subvenciones que pueden llegar incluso de Europa

- Escrito el 04 julio, 2018, 1:13 pm
9 mins

Restaurar el espacio destrozado que dejó en la sierra la explotación realizada por la cantera San Isidro, permitirá a Cox reconvenirlo en un gran Parque Natural. Un ambicioso proyecto no exento de dificultad y de mucho trabajo burocrático, para acceder a las subvenciones necesarias con las que afrontarlo.

Esto no ha sido un obstáculo para que el ayuntamiento de Cox, a través de la concejalía de Medio Ambiente y con la implicación de todo el equipo de Gobierno, haya logrado reconducir la situación inicial. Una implicación que les ha llevado a trabajar desde el primer día para lograr la restauración de la cantera y reconvertirla en un gran Paraje Natural.

Saben que queda mucho trabajo por hacer, pero también que ya se ha conseguido un gran avance que ha permitido que, a día de hoy, ese sueño esté mucho más cerca de convertirse en una realidad.

Avances realizados
Se ha trasladado a la Conselleria la necesidad de desbloquear 600.000 euros vinculados a la restauración de la cantera

Empezar por el principio ha sido clave para ir superando con éxito los trámites de una cronología necesaria para impulsar el proyecto.

Se ha analizado la situación administrativa y los resultados han sido expuestos al conseller de Industria y a su equipo técnico, incluyendo su Secretaria Autonómica. Unos trámites que han puesto de manifiesto la predisposición de esta Administración a ayudar a Cox a restaurar la zona, aportando cuanto sea posible dentro de sus competencias y responsabilidades.

Desde el Consistorio se ha trasladado a la Conselleria la necesidad de desbloquear una importante cantidad de dinero vinculada a la restauración de la cantera y que asciende a algo más de 600.000 euros. Un dinero que el Ayuntamiento considera suficiente para llevar a cabo medidas de prevención de caída de bloques y eliminar el riesgo de avenidas debido a la confluencia de los dos barrancos.

Anteproyecto
Una vez elaborado el anteproyecto será expuesto al público para recabar opiniones

Se está trabajando en la elaboración del anteproyecto del parque, que será expuesto al público para recabar la opinión, así como valorar posibles nuevas ideas de todos los interesados en este espacio.

El Pleno Municipal ha aprobado solicitar una subvención a la Diputación de Alicante, para recabar la financiación necesaria con la que afrontar parte del proyecto. En este caso serían alrededor de 400.000 euros, que se uniría a otra subvención que, ya solicitada dentro del Plan para la Mejora de Masas Forestales, asciende a 40.000 euros.

Hay que tener en cuenta que un proyecto de la envergadura de este requiere una importante inyección económica, ampliamente justificada por el gran valor ambiental y ecológico que aportaría a la zona. Y una justificación que también vendría avalada por la circunstancia de que este espacio será de dominio público y por tanto de disfrute para todos los ciudadanos.

Una explotación destructiva

La mala praxis realizada en la sierra, desde principios de los años 70, ha dejado una zona destrozada, además de una situación administrativa nada fácil de reconducir.

Desde el Consistorio lamentan que “se haya llegado a la situación actual como consecuencia de una actuación claramente inapropiada, tanto por parte de la empresa, cuyo único interés ha sido sacar el máximo rendimiento en el menor tiempo posible, como por parte de la Administración Local y Autonómica”, ha declarado la concejala de Medio Ambiente, Beatriz Nadal. Unas afirmaciones que tienen mucho que ver con el hecho de que la cantera ha estado realizando su actividad económica sin haber tenido nunca licencia de apertura.

Cronología de una barbarie

Ya por los años 90, la conselleria de Medio Ambiente, y una vez que la legislación estatal recogía por primera vez la obligación de restaurar el daño ocasionado, mediante el RD 2994/1982, empezó a ser consciente del gran impacto negativo que la actividad allí realizada tenía para el medioambiente. De manera que “incluso se llegó a involucrar el entonces conseller Fernando Modrego, decretando el cese inmediato de la explotación de la cantera porque carecía de la preceptiva Evaluación de Impacto Ambiental”.

También el Síndic de Greuges se pronunció ante esta situación y elaboró un dictamen “que alertaba sobre las barbaridades que se estaban realizando en un paraje natural de semejante valor”.

De poco o nada sirvieron estos esfuerzos. Es más, en 2004 la empresa, Ayuntamiento y consellerias de Industria y Medio Ambiente, firmaron un acuerdo por el cual el explotador se comprometía a destinar cerca de tres millones de euros para la restauración. Sin embargo, este acuerdo no quedó más que en una declaración de buenas intenciones ya que, de forma inesperada, la empresa responsable de la explotación desapareció sin haber llevado a cabo restauración alguna.

Programa LIFE
Cox ha sido uno de los seleccionados para obtener fondos económicos del programa europeo LIFE

En estos momentos, una nueva vía de financiación podría ser posible. Esta vez vendría de la mano de un programa europeo llamado LIFE, que proporciona fondos económicos asociados a la restauración de canteras.

Cox ha sido seleccionado, junto a un equipo de la Universidad de Alicante, para poder optar a esta subvención, a la que también aspira el municipio Firenzuela, situado en la Toscana italiana. Sin duda se trata de una magnífica oportunidad para desarrollar un proyecto europeo capaz de generar un espacio renovado y restaurado en el que la construcción de un gran Parque Natural va tomando forma.

El Programa LIFE se define como “el único instrumento financiero de la Unión Europea dedicado, de forma exclusiva, al medio ambiente. Su objetivo general para el período 2004-2020 es contribuir al desarrollo sostenible y al logro de los objetivos y metas de la Estrategia Europa 2020 y de las estrategias y planes pertinentes de la Unión en materia de medio ambiente y clima.

Obligación de reparar y responsabilidad social

Las empresas explotadoras están obligadas por ley, de acuerdo con la legislación estatal RD 2994/1982, a reparar el daño medioambiental causado una vez que finaliza la actividad comercial que desarrollan.

Así mismo, algunas de estas empresas reflejan en sus estatutos un compromiso de responsabilidad social, mediante el cual se comprometen a minimizar los impactos ambientales provocados y a restaurar las canteras, una vez finalizada la explotación de las mismas.