El Golf: un auténtico reclamo turístico en la Vega Baja

En Orihuela Costa existe una gran concentración de campos de golf que a su vez tienen sus necesidades hídricas

- Escrito el 05 julio, 2018, 1:00 pm
9 mins

En los años sesenta comenzaron a construir complejos residenciales y viviendas en la costa de la Vega Baja. Por aquel entonces, el campo de golf era una mera infraestructura turística complementaria a la oferta de sol y playa. La construcción de estos lugares estaba relacionada con la incipiente práctica de un deporte muy minoritario, por imitación de los practicantes centro o noreuropeos, donde tiene una mayor aceptación y cuentan con unas condiciones climatológicas más acordes con las exigencias hídricas y ambientales de las verdes praderas.

El campo de golf más antiguo de la comarca es Villamartín Golf, que se inauguró en 1972. Cuenta con más de cuarenta años de historia y fama internacional. En sus instalaciones han jugado golfistas de la talla de Severiano Ballesteros, José María Olazabal y muchos más.

Efecto dinamizador

Ha tenido lugar un gran cambio en el nuevo papel que desempeñan ahora los campos de golf dentro del proceso urbanizador. Ahora son la principal atracción para cualificar un terreno. El campo de golf es un reclamo para la venta de las nuevas promociones urbanísticas, aunque los compradores de las viviendas sean en su mayoría no practicantes del deporte.

Se ha pasado del golf como un deporte (minoritario, al alcance de pocos bolsillos y signo de estatus social) al golf como principal dinamizador de la venta de las nuevas urbanizaciones, ahora prestigiadas y revalorizadas por su proximidad al campo de golf.

En la actualidad, la comarca cuenta con 8 campos de Golf distribuidos en su territorio: Lo Romero Golf en Pilar de la Horadada, Vistabella Golf en Orihuela, La Finca Golf en Algorfa, La Marquesa Golf en Rojales, Las Colinas Golf en San Miguel de Salinas y tres más en Orihuela Costa donde cuentan con Villamartín Golf, RCG Campoamor y Las Ramblas Golf.

Asociación de Campos de Golf

Ángel Llopes, gerente de la Asociación de Campos de golf de la Costa Blanca, nos aclara: “Nos encontramos en una zona turística geográficamente excepcional, donde la iniciativa emprendedora siempre ha sido un referente y, ante la demanda del sector turístico de golf, no podía ser menos. Se ha dado una respuesta ejemplar ante la demanda de las necesidades del cliente afín al sector turístico en cuestión”

Nos encontramos ante la paradoja de que la construcción de campos de Golf crece en zonas con escasez de recursos hídricos. Siempre se ha cuestionado la sostenibilidad de estas instalaciones, debido a la abundante agua que requieren para su mantenimiento.

Ante la preocupación que genera el riego de estos espacios, ¿podría explicar de dónde procede esa agua?
«La preocupación de los ciudadanos por el riego de los campos de golf proviene del desconocimiento» Á. Llopes

Esa preocupación proviene fundamentalmente del desconocimiento, la demagogia y la desinformación. Hay que empezar explicando que la ley en la Comunidad Valenciana prohíbe expresamente el riego de campos de golf con agua potable. Los campos de golf se riegan con aguas debidamente tratadas procedentes de las depuradoras de los municipios donde están ubicados.

La calidad de esta agua es ínfima y hay excedente que se vierte al mar. Además, las necesidades hídricas de los campos dependen de su configuración, ya que hay mucha superficie del campo que no necesita ser regada, como los bunkers, desert areas y otras zonas que no disponen de césped.

Por otro lado, convendría que los habitantes de la comarca conocieran los resultados del estudio de impacto económico que realizó hace un par de años la Cámara de Comercio de Alicante, y que concluyó que los campos de golf de la provincia generan 7.500 puestos trabajo al año (1,27% del empleo total de la provincia).

¿Está prevista la futura construcción de más campos de golf en esta zona?

Desde la Asociación no tenemos constancia de nuevos proyectos.

¿Son sostenibles y tienen en cuenta la escasez de recursos hídricos los nuevos campos de golf comparándolos con los antiguos?

Los campos de golf son sostenibles a nivel hídrico, si bien hay que destacar que en los últimos años ha habido una gran evolución en los sistemas de riego, mucho más eficientes, que permiten optimizar el uso del agua a emplear. También ha habido gran evolución en el tipo de hierba que se usa en los campos de golf, que toleran mejor el clima seco de la zona, así como el agua de tan mala calidad con la que se riega; muy salina y con alta conductividad.

La Costa Blanca mejor Destino Europeo de Golf 2018

Cada año un grupo de expertos elige los lugares más destacados para jugar al golf en el mundo. Para 2018, la Costa Blanca ha sido designada como el destino favorito en Europa por la Asociación Internacional de Operadores de Turismo de Golf (IAGTO), acompañada de Carolina del Norte en América, Las Bahamas en Latino América, Dubai en África y Nueva Zelanda en Asia y Australia.

El clima, infraestructuras, gastronomía y unas ofertas de ocio extraordinarias, realzan la zona alicantina como uno de los principales destinos preferidos para los golfistas del mundo.

Golf en cifras
El 88% de los jugadores de golf en la Costa Blanca son extranjeros

El 85% del total de la oferta de campos de golf de la Comunidad Valenciana se encuentra en la Costa Blanca; el 88 % de sus jugadores son extranjeros y los principales visitantes son, por este orden, Reino Unido, Alemania, Suecia y Francia.

Según datos de la Federación Española de Golf, el turista viaja una media de siete días y juega unas seis veces en ese tiempo. El 75 % de golfistas son hombres. La edad media se encuentra entre los 45 y 64 años, el 45 % se aloja en hoteles y, según la Agencia Valenciana de Turismo, cada visitante gasta 216 euros al día si se aloja en hotel, y 163 euros si elige apartamento u otra forma de estancia.

Es precisamente en alojamiento donde más se gastan los turistas que llegan a la Costa Blanca, con un 30 % de su presupuesto y un total de 36 millones de euros anuales. Según destaca la Asociación de Empresarios de Campos de Golf le siguen: restaurantes con 25 millones de euros al año, alquiler de vehículos con 16 millones, transporte 15 millones y compras con 13.

Uno de cada cuatro turistas que visitaron Alicante durante 2017 fue con motivo de jugar al golf, de ellos, el 75 % repiten o anuncian su intención de repetir la visita y un 95 % recomienda la zona como destino para la práctica y disfrute de la experiencia.