El gobierno de Torrevieja llevará a pleno en breve la propuesta para la gestión directa del transporte urbano

El edil Manzanares anuncia que se ha desbloqueado la situación con la Conselleria para poder dar este paso y cuantifica el ahorro del servicio en un millón de euros frente a la gestión indirecta

- Escrito el 28 noviembre, 2017, 3:11 pm
8 mins

El concejal de Transportes, Javier Manzanares, ha informado de las líneas básicas de la propuesta de transporte urbano por gestión directa que plantea el Gobierno Municipal una vez que ha conseguido desbloquear el Expediente de Transporte Urbano tras la contestación de la Dirección General de Obras Públicas y Transportes de la Generalitat Valenciana dando luz verde al mapa concesional propuesto por el consistorio

El edil ha explicado que la propuesta presentada por el Gobierno y la concejalía de Transportes, independientemente de las formas de gestión posibles, establece, tras el estudio de la ciudad y sus necesidades un total de 28 autobuses y 10 líneas. “En la propuesta hay condiciones que creemos imprescindibles para que el servicio sea bueno, accesible y fiable”. Entre ellos ha citado la propuesta de una variedad de precios que incluyen descuentos para pensionistas, desempleados, tarjeta escolar, multiviajes… “Además de un diseño de las líneas que sea compatible con la concesión interurbana existente que las afecta, que están consensuadas y que ha sido la clave para que se desbloquee el expediente”.

Manzanares ha dado lectura al escrito de la Generalitat en el que se asegura que “independientemente de la modalidad de gestión que finalmente se adopte para el transporte público urbano –directa o indirecta- y en base al informe presentado ante el Servicio de Transporte Metropolitano y Grandes Áreas Urbanas, el Ayuntamiento está plenamente facultado para poner en marcha su transporte público urbano.

Entre las características del servicio que Manzanares ha dado a conocer se encuentra que todos los autobuses serán completamente nuevos, lo que permitirá reducir tanto el consumo de combustible como la contaminación y el ruido. Los autobuses se prestarán con autobuses de 75 plazas o más para las líneas de mayor demanda y con minibuses de 40 a 60 plazas para las de menos demanda. Respecto al combustible ha aclarado que se trata de gas licuado, “el más recomendable para el tamaño de la flota prevista”, ha detallado.

La informatización de las líneas también será esencial. Mediante un sistema de ayuda a la explotación SAE el usuario podrá conocer la situación de la línea o de un autobús en tiempo real. Los tiempos de espera se han fijado en un máximo de 30 minutos en temporada baja y de 15 en alta, se ha establecido una línea denominada M para el mercadillo semanal y un servicio al Auditorio Internacional los días que haya actividad.

Todos los autobuses, sin excepción, serán de plataforma baja e irán equipados con rampa retráctil para permitir el paso a personas con movilidad reducida, además tendrán que reservar las reservas de espacios para personas mayores, mujeres embarazadas y personas con minusvalías que prevé la ley.

Manzanares ha informado de que en estos momentos el expediente se encuentra en Intervención y en cuestión de días pasará al departamento de Contratación. Este será el último paso antes de ir a un Pleno en el que se tendrá que elegir el modelo de gestión. “Este Gobierno como viene diciendo desde el minuto uno apuesta decididamente por la gestión directa, apostamos por la municipalización del transporte urbano”. El concejal ha dicho que la propuesta va de la mano del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) “para lo que me comprometí con todos los portavoces a hablarlo para intentar llevarlo a Pleno con el mayor consenso posible, pero hemos decidido llevarlo conjuntamente con este servicio, vital para Torrevieja, y evidentemente, entre otras cosas con el PMUS”, ha aclarado y ha transmitido que “en breve” se celebrará el Pleno para determinar la forma de gestión.

A preguntas de los medios, el edil ha dicho que la gestión directa del transporte es “un millón de euros más barata” y se ha referido a la necesidad de que el Ayuntamiento adquiera la flota de autobuses, las cocheras, oficinas, talleres y cree los correspondientes puestos de trabajo para asumir la gestión aunque no ha detallado qué fórmula se va a plantear para asumir las infraestructuras.

Manzanares ha hecho también un recorrido por los antecedentes del Transporte Urbano en Torrevieja. El edil ha recordado que en junio de 2013 el concejal delegado de Transportes realizó la propuesta para iniciar el expediente de la prestación del servicio, el que ha llegado hasta la actualidad y ya se encuentra caducado. En abril de 2014, también con el anterior Gobierno, se realizó un estudio técnico económico que establecía tres posibles formas de gestión: la indirecta –mediante concierto-, la indirecta –por concesión- y la gestión independiente – por parte de la concesionaria con las condiciones establecidas en su concesión interurbana-. El edil ha asegurado que “no se planteó la gestión directa por indicaciones del concejal delegado”.

El 9 de septiembre de 2014 el concejal, también del anterior Gobierno del PP, presentó una nueva propuesta en la que introdujo tarifas de pago para los usuarios para compensar gastos y el día 10 Intervención emite un informe desfavorable a la propuesta y estudios presentados requiriendo una mayor justificación de la estimación de ingresos y de los gastos del servicio y se pide que se tenga en cuenta la gestión directa. Visto lo anterior, el 9 de marzo Intervención General emite un informe en el que básicamente se indica la viabilidad presupuestaria tanto para la gestión directa como para la indirecta por concesión (concurso público) y establece la imposibilidad jurídica de realizarla por concierto.

En agosto de 2016, con Javier Manzanares como concejal Delegado, se realiza una propuesta en la que se solicita un nuevo estudio técnico-económico del servicio ya que desde el equipo de Gobierno se deciden cambios en las líneas, frecuencias y condiciones mínimas del servicio. El 22 de septiembre del mismo año se lleva a cabo el nuevo estudio económico y el 24 de noviembre se emite el informe de intervención indicando la subsanación de deficiencias.