«Un fútbol limpio se construye a partir de un fútbol educado»

Entrevista> Pedro Meseguer / Entrenador, director deportivo y escritor

- Escrito el 05 mayo, 2018, 12:00 pm
9 mins
El conocido deportista oriolano presentó hace poco su primer libro, junto a Vicente del Bosque

Pedro Meseguer ha sido, en los últimos años, un personaje importante en el deporte oriolano. En el césped o en los despachos, es una persona con amplios y sabios conocimientos, lo cuales ha plasmado en un primer libro, presentado hace unos días en el Teatro Circo de Orihuela, contando con la impagable presencia del ex seleccionador nacional Vicente del Bosque. De eso y mucho más pudimos hablar con él.

¿Podemos considerar este libro como tus memorias deportivas?

Sí, en él recuerdo las historias que me han ido ocurriendo en entrenamientos y partidos, con aquellas personas con las que he disfrutado del fútbol a lo largo de mi trayectoria deportiva. Intento que sea algo más que un libro, pretendo inculcar una idea, un proyecto, un método, una manera de entender la enseñanza del fútbol.

Yo creo que siempre, pero ahora más que nunca, el futbol necesita ser `educado´. ¿O quizás sea más importante educar a ciertos espectadores?

Este libro está basado en la educación en el deporte, sobre todo de los niños, bajo el lema: “Educamos personas, formamos futbolistas”. Las familias están presentes en las gradas para apoyar a sus hijos durante sus horas de entrenamiento y competición, ya que, lamentablemente, son escenario en demasiadas ocasiones de enfrentamientos violentos entre los acompañantes de los jóvenes deportistas. Debemos evitarlos, ya que pueden ser reproducidos por estos en un futuro.

Para frenar la aparición de este tipo de conductas, las instituciones deportivas deberían tener una normativa de comportamiento para padres, tiene que haber una aceptación y compromiso respecto a su rol, en relación al deporte de su hijo, y no hacer cosas que no son de su competencia. Por ello, los padres deben ocuparse de los pagos de la actividad, los desplazamientos, la alimentación y el descanso de sus hijos. Deportivamente, deben ceder la formación o entrenamiento deportivo al entrenador, ocupar la zona de los espectadores, mantener un comportamiento ejemplar y animar a su hijo tanto en los buenos como en los malos momentos.

¿Cómo es posible que algo tan sano y saludable como el deporte genere actualmente tanta violencia, dentro y fuera de los campos?
«Los niños no son los que quieren ganar como sea. Somos los adultos los que actuamos así»

Un fútbol limpio se construye a partir de un fútbol educado. Esto es responsabilidad de todos. El comportamiento agresivo en el fútbol está alcanzando una incidencia considerable como para plantear soluciones que lo reduzcan, pudiendo convertirlo en un instrumento educativo, necesario para dotar a los niños y adolescentes de comportamientos adecuados al desarrollo de sus vivencias. El comportamiento violento también se aprende, transmitiéndose rápidamente, creando un círculo vicioso de comportamientos inadecuados entre las distintas generaciones.

Necesitamos el compromiso de los formadores para desarrollar acciones dirigidas a fomentar el fútbol educativo en equipos de niños. Los niños no son los que quieren ganar como sea. Somos los adultos los que actuamos así, porque dependemos de unos factores externos, como pueden ser los medios de comunicación y el fútbol profesional, que exigen resultados inmediatos. Y esto es lo que hay que cambiar. Hay que concebir el fútbol como una parte muy importante de la educación integral del niño, de tal forma que así tenga una influencia educativa elevada. El fútbol puede ser, cuando es debidamente tratado, un vehículo idóneo para la formación de niños y adolescentes, mucho más con jóvenes agresivos y problemáticos.

¿Qué mensajes importantes pretendes o podemos descifrar a través de las páginas de tu libro?
«Busquemos competiciones donde el niño sea feliz jugando, sin la presión de encasillarlos en `buenos y malos´»

El fútbol es una exposición de actitudes positivas y negativas del que aficionados y protagonistas participan, ya sea como jugadores, entrenadores, directivos o como simples espectadores. Alejémonos de entrenadores que no utilizan la educación como método de entrenamiento o de clubes donde su máxima sea la clasificación, la victoria y el resultado en el marcador. Busquemos competiciones donde el niño sea feliz jugando, sin la presión de encasillarlos en `buenos y malos´; reivindiquemos y alertemos a las organizaciones y estamentos que, si no reaccionan, pueden convertir el fútbol, en vez de en un aliado para la educación del niño, en un enemigo. Usando el fútbol como ejemplo educativo, nos ayudará a captar la atención del niño, aprovechando la fuerza y la pasión que despierta en él.

Tras una larga trayectoria deportiva, ¿en qué o con quién estás ocupado en estos momentos?
«Usando el fútbol como ejemplo educativo, nos ayudará a captar la atención del niño, aprovechando la fuerza y la pasión que despierta en él»

Dirijo, junto a Valentín Botella JR, el portal de empleo futboljobs.com; también dirijo la Escuela de Fútbol Oleza junto a Miguel Ángel Aroca. Hasta hace unas semanas, he estado trabajando en la Fundación Real Murcia e imparto clases en la Academia de Formación de Entrenadores de Fútbol ACADEF. Se puede decir que estoy bastante entretenido.

¿Qué opina un experto como tú de la actual situación del deporte en Orihuela? ¿Qué se puede o debe hacer para mejorarlo en todos los aspectos?

La gran asignatura pendiente de la política local es el deporte. Nuestros dirigentes deben comprender la necesidad de la actividad deportiva en el bienestar de la familia. Para poder practicar deporte es necesario unas instalaciones de calidad, y en Orihuela se debe mejorar muchísimo en ese apartado. Los clubes de Orihuela debemos exigir a nuestros gobernantes unas instalaciones dignas para que podamos ofrecer un trabajo de calidad a nuestros deportistas.

¿Cómo lograste que alguien con tanto prestigio internacional como Vicente del Bosque viniera a Orihuela a presentar tu libro?

Fue tan inesperado como sencillo a la vez. Conseguí su dirección de correo, le escribí, le conté mi proyecto y enseguida conseguí una respuesta afirmativa. Vicente Del Bosque es tan humilde como educado, y no existe mejor persona para apadrinar este libro. Me siento inmensamente orgulloso de que lo haya hecho.

Por último, ¿piensas seguir con tu recién estrenada carrera literaria?

En principio, no me planteé hacerlo; fue mi mujer quien me animó. Comencé a escribir hace años colaborando en el blog ´La Soledad del Entrenador`, contando cosas que te ocurren en entrenamientos y partidos y, con el tiempo, acabas junto a Vicente del Bosque con este libro. Si las ventas lo permiten, espero escribir un nuevo libro sobre las cosas que nos pasan a los entrenadores en el mundo del fútbol base.