El equipo de gobierno municipal contesta a las acusaciones del PP de Rojales

Comunicado sobre los supuestos cobros ilegales del servicio de grúa

- Escrito el 10 noviembre, 2017, 4:33 pm
3 mins
Ante las acusaciones del Partido Popular de Rojales vertidas sobre la Concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Rojales y sobre el propio Alcalde, queremos aclarar los siguientes puntos:
  1. El portavoz del Partido Popular de Rojales no tiene claro que el descuento por pronto pago solo se aplica a la sanción administrativa, y no al coste del arrastre de la grúa, por lo que este hecho que denuncia es totalmente falso con respecto a los descuentos por pronto pago. El 50% solo se aplica en el caso de que el coche finalmente no sea arrastrado al depósito municipal.
  2. Los vehículos no son arrastrados a ningún depósito que no sea municipal. Únicamente se hace así en el caso de accidentes si el dueño del vehículo accidentado decide que sea el servicio municipal de grúas el que lo arrastra o en el caso de que sean vehículos para los que ya se está tramitando el expediente de residuo, pero nunca en el caso de retiradas normales de vehículos de la vía pública.
  3. En el caso de que a algún ciudadano se le haya aplicado el coste de una sanción o de un arrastre incorrectos, está en todo su derecho de presentar una reclamación ante el Ayuntamiento para que se corrija la cuantía.
  4. Los albaranes a los que se refiere el portavoz del Partido Popular cuentan todos con su boletín de denuncia en su caso, y son completamente correctos.
  5. Verter acusaciones falsas sobre un cuerpo de seguridad intachable como es el de esta Policía Local solo pone de manifiesto que el apoyo del portavoz del Partido Popular a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del estado es únicamente fruto del postureo político, ya que con informaciones parciales e interesadas como esta solo menoscaba el honor de los agentes que velan por la seguridad de todos los ciudadanos.
  6. Si el portavoz del Partido Popular tiene alguna prueba o sospechas de un comportamiento delictivo, donde tiene que denunciarlo es en los juzgados, puesto que el hecho de conocer estas supuestas irregularidades y no denunciarlas en sede judicial suponen una muestra de encubrimiento y complicidad.