Emilio Fernández: «El siglo XXI tiene que ser de las mujeres»

Entrevista > Emilio Fernández / Alcalde de Redován y presidente de la Mancomunidad La Vega (Redován, 1-septiembre-1964)

- Escrito el 27 marzo, 2018, 4:00 pm
13 mins
El político alicantino repasa el recorrido de la Mancomunidad, valora la importancia del bienestar de sus vecinos y destaca el trabajo a favor de conseguir la igualdad entre sexos

Mancomunidad la Vega es una agrupación que presta servicios sociales en Algorfa, Jacarilla, San Miguel de Salinas y Redován, de donde es natural y alcalde Emilio Manuel Fernández Escudero. En su seno, políticos populares -como es su caso- y socialistas llegan a acuerdos para ofrecer todo tipo de ayudas a los habitantes de estos cuatro municipios de la Vega Baja.

El presidente de la organización explica qué ofrecen, qué proyectos tienen en mente y cómo han ido creciendo hasta la fecha. Además, hace especial hincapié en caminar hacia la plena igualdad entre hombres y mujeres.

¿Cómo definirías a la Mancomunidad La Vega? ¿Cuál es su razón de ser?

Somos una pequeña agrupación, y contamos con una población total de 20.000 habitantes a los que atendemos mediante servicios sociales, en un concepto amplio. Vamos creciendo en actuaciones, actividades y programas para todos los vecinos de los cuatro municipios. Tenemos servicios muy dinámicos y próximos. No solo dirigidos a la exclusión social y dificultades económicas, lo que entendemos tradicionalmente por servicios sociales, sino también enfocados a ayuda psicológica, laboral, jurídica…

¿Cuál ha sido la evolución desde sus comienzos en 2005 hasta estos días?
«Contamos con unidades dedicadas a conductas adictivas, a la ayuda familiar y de infancia, contra el machismo… y diversas actividades para quien las precise»

Empezamos con un equipo muy básico: directora, dos trabajadores sociales y dos psicólogos. Ahora tenemos educadores sociales, insertores que ayudan a encontrar empleo y a empoderar a ciudadanos para cambiar sus rutinas nocivas… Actualmente somos alrededor de una quincena de trabajadores.

Tenemos una unidad de conductas adictivas, otras centradas en la conducta machista a través de las cuales recibimos un premio del Ministerio de Igualdad, otra dedicada a la familia y a la infancia, un programa de reconstrucción de areola mamaria, asesoramiento jurídico… Y muchos programas y talleres temáticos, seminarios de formación, cursos, organización de vacaciones escolares, etc.

Niños, jóvenes, mayores, extranjeros, mujeres, personas dependientes… Estáis en todo.
«La mejora de infraestructuras está muy bien, pero primero debemos estar cerca de las personas»

Sí. Por eso contamos también con otra unidad para ayudar a los extranjeros, que son muchos en esta zona. Tenemos programas para que los mayores se formen, hagan ejercicio… Debemos ayudar a todo el mundo. Las infraestructuras, la mejora de las calles, todo eso está muy bien, pero primero van las personas.

Esa es nuestra filosofía. Tenemos que estar cerca de ellas. Y, a poder ser, con carácter inmediato. Si una persona tiene un problema y se le ayuda a los tres meses, el problema quizá ya le resulte una tragedia y sea más complicado.

Y ponéis énfasis en la transparencia. En vuestra web se puede saber casi todo: presupuesto, partidas, acciones…

Somos una Mancomunidad que trata de ofrecer una información dinámica, con un buen sistema de redes sociales, un newsletter que te informa de la actividad en los cuatro municipios… Y la transparencia económica es otro factor que promueve la cercanía. Queremos que los vecinos sepan en qué se ha gastado cada euro.

Os adheristeis a la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención del Sistema Nacional de Salud.
«La salud no hace alusión solo a la sanidad, también a sentirnos bien con nosotros mismos y ahí entran en juego muchos factores»

Somos la primera Mancomunidad de España en integrarse en ella. Es una concepción amplia de salud, que no atiende solo a la sanidad. También se consigue a través del ocio, de la cultura, del urbanismo y de muchos otros factores. Se trata de fijar diversas estrategias y criterios que ayuden a nuestro bienestar.

Estáis muy comprometidos con la lucha contra la violencia de género y el machismo. Además, el 8 de marzo suele ser un día muy activo para vosotros. Las actividades de este año han estado enfocadas, precisamente, en el bienestar y la salud.

Tenemos una lucha encarnizada contra las actitudes machistas, a través, por ejemplo, del ‘Be Brave Festival’, en el que los jóvenes de Europa nos envían textos, vídeos, música, diseños y otras creaciones acerca de la problemática. También un club de ‘Hombres que Saben Querer’, con un manifiesto que compromete a los jóvenes a mantener una conducta igualitaria.

Pusisteis en marcha una campaña pionera en España contra el acoso callejero, a la que se sumaron algunos colectivos y que tiene el apoyo de miles de personas.
«En España no hay legislación sobre acoso callejero y queremos que nuestra iniciativa llegue al Ministerio de Justicia»

Un día nos encontramos con un vídeo, un testimonio de una chica que tenía que soportar cosas inaceptables en su día a día. Y vimos que en España no había legislación sobre esta problemática. Nuestra campaña ‘No tienes mi permiso’ ha recibido el apoyo del secretario autonómico de Inclusión, que se comprometió a incluirla en el Pacto Valenciano Contra la Violencia de Género y trasladarla al acuerdo nacional.

La verdad, no puede ser que una mujer tenga que cambiarse de acera por conductas abusivas, se vea expuesta a ser grabada, fotografiada, perseguida… El 80% de ellas lo ha sufrido alguna vez y es algo inadmisible. Nuestro propósito es que esta iniciativa llegue al Ministerio de Justicia.

Supongo que la movilización de las mujeres en el pasado 8 de marzo os reconforta.
«Espero que haya un antes y un después de la movilización de mujeres del pasado 8 de marzo»

Me pareció encantador. No basta con hacer una ley ni con ponernos un lazo, hay que movilizarse. Espero que haya un antes y un después, que todos demos buena cuenta de lo que ha sucedido. No podemos cerrar los ojos ante esta realidad, nos han dicho que este camino debe quedar atrás. Pese a que hemos avanzado en muchos sentidos, la brecha salarial es incomprensible y no puede alargarse mucho más. El siglo XXI tiene que ser el siglo de las mujeres.

Con miembros del PSOE y el PP en el pleno de la Mancomunidad, estáis demostrando a muchos que las diferencias políticas no están reñidas con acuerdos comunes por el bien de los ciudadanos.
«En la Mancomunidad apenas tenemos discrepancias pese a estar integrada por políticos de PP y PSOE»

Somos dos Ayuntamientos gobernados por el PP y dos por el PSOE y no tenemos problemas. Cuando tenemos una idea, la trasladamos al equipo técnico, que la estudia. Si la vemos realizable, la debaten las concejalas de servicios sociales y luego los alcaldes y alcaldesas en el pleno. Llegamos a soluciones y acuerdos para sacar adelante proyectos, en algunos casos, incluso emblemáticos.

Es el caso de la reconstrucción de la areola mamaria, que es una demanda social que no ampara la Seguridad Social. Asumimos la intervención y contamos con profesionales de Barcelona que han ayudado a muchas mujeres a mejorar su autoestima. Nos costó tres años sacarlo adelante, pero ha merecido la pena.

Habrá quien piense que no das el perfil del político canónico del Partido Popular.

Soy un político de pueblo y hago lo necesario para que mis vecinos estén lo mejor posible. Mi partido es muy grande y cabe mucha gente. Aporto mi grano de arena con mis proyectos, mi forma de actuar y defendiendo los intereses de mi municipio y de la Mancomunidad, que me reconforta como pocas cosas en la vida.

¿Hay algo en lo que creáis haber fallado o que se podría haber hecho mejor?

Nos hemos encontrado con situaciones a las que no hemos podido hacer frente por cuestiones presupuestarias. Somos una Mancomunidad pequeña y no llegamos a todo. Tenemos proyectos ambiciosos en el tintero: uno de respiro familiar, para ayudar a personas que se dedican en cuerpo y alma a cuidar a familiares para que puedan ser reemplazadas y salir a disfrutar de su independencia de manera ocasional; otro de música para personas con Alzheimer, porque ésta es lo último que olvidan según una investigación de la Universidad de Granada…

Y las dificultades burocráticas y conflictos competenciales no ayudan, así que convendría suavizar todos esos trámites porque se trata de ayudar a las personas.

¿Podría desvelar algunos planes futuros?

Ahora estamos embarcados en el proyecto de apertura de la Agencia de Igualdad, que puede que en abril esté en marcha y será una de las cuatro existentes en la Comunidad Valenciana. Hemos abierto la convocatoria de empleo y creemos en ella a la hora de flexibilizar horarios laborales y equiparar los privilegios y derechos de hombres y mujeres.

Este organismo será más efectivo que elaborar un Plan de Igualdad para tenerlo en un cajón. También queremos seguir trabajando las emociones de otros modos, por ejemplo mediante talleres de apoyo al duelo para personas que pierden a un ser querido. Poco a poco seguiremos mejorando.