Dolores tendrá que pagar 2 millones de euros por un proyecto que el anterior gobierno gestionó

El acuerdo plenario de adjudicación fue declarado nulo de pleno derecho por no abstenerse de la votación el alcalde y algunos concejales con terrenos en esa zona

- Escrito el 29 marzo, 2018, 9:00 am
14 mins

Corría el año 2005 cuando el ayuntamiento de Dolores en Pleno aprobaba la adjudicación a la mercantil San José Inversiones y proyectos urbanísticos S.A. de la construcción de un campo de golf alrededor del que se construirían 2.600 viviendas. Lo que podía haber sido una oportunidad de crecimiento económico para este municipio de la Vega Baja, ha terminado convirtiéndose en una losa que puede terminar lastrando la economía y estabilidad económica de Dolores.

Tiempos de bonanza

Eran aquellos tiempos de bonanza en los que el boom inmobiliario y del ladrillo animaban a los gestores municipales a emprender grandes proyectos, que a la vez podían contribuir a engrandecer las expectativas de un mejor futuro para muchos pueblos, entre ellos Dolores.

Sin embargo, hubo quienes confundieron esa alegría económica que vivía España, con un cheque en blanco para hacer y deshacer a su antojo, sin tomar en consideración los preceptos legales a los que debía acompañar cualquier proyecto, desde sus inicios hasta la finalización del mismo.

En el ayuntamiento de Dolores gobernaba por aquel entonces el Partido Popular, con Gabriel Gascón como alcalde. Eran tiempos de abundancia, en los que el Consistorio disponía de un Presupuesto de 8 millones de euros.

Hoy el Presupuesto de este mismo municipio es de poco más de 4 millones de euros, una circunstancia que Joaquín Hernández, actual alcalde socialista de Dolores, atribuye al hecho de que se trataba de “unos presupuestos ficticios, precisamente en un año electoral. Redactaban unos presupuestos que doblaban la cantidad real y gastaban en relación a esa cantidad”.

En Dolores, el proyecto por el que se adjudicó la condición de Agente Urbanizador del Sector ‘Dolores Golf’ a la mercantil San José fue un proyecto que adoleció de las garantías legales establecidas desde el principio. Y así lo asevera una sentencia de febrero de 2014 que declaraba nulo de pleno derecho el Acuerdo Plenario del 25 de noviembre de 2005.

Dinero a cuenta de beneficios

Eran tiempos de abundancia, en los que la constructora anticipó en el año 2006, al ayuntamiento de Dolores, 1.800.000 euros, cantidad ésta que se aportó a modo de anticipo de las que en su día pudieran serle exigibles de llegar a perfeccionarse la adjudicación, tal y como explica la sentencia judicial.

Finalmente, la crisis llegó a España para quedarse durante muchos años, estalló la burbuja inmobiliaria y se llevó por delante a muchas empresas constructoras de este país. Una de ellas fue la mercantil San José, que fue declarada en concurso de acreedores en 2008. Y como consecuencia no pudo aportar las garantías previstas en la legislación urbanística que el Ayuntamiento le reclamó en 2009, ni hacerse cargo de la construcción del proyecto, siendo así lógico que tampoco se retuviera por parte del Ayuntamiento la cantidad que la mercantil había entregado a cuenta.

Proceso Judicial
La empresa adjudicataria quebró antes de ejecutar el proyecto y reclama el dinero entregado (1,8 millones)

Pero ahí estaban los 1.800.000 euros que la empresa entregó a cuenta al Ayuntamiento, y que la empresa reclamó, dada cuenta de que el fin para el que se había destinado el dinero, había desaparecido. Lo cierto es que el dinero también había desaparecido y es entonces cuando se inicia todo un proceso judicial que trae consigo recursos y apelaciones y que se dilata en el tiempo.

Es el 20 de febrero de 2018 cuando el ayuntamiento de Dolores recibe una notificación con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, en la que se declara la obligación expresa del Ayuntamiento de proceder a la devolución del dinero dado a cuenta, más los intereses generados, lo que deja la cantidad en dos millones de euros.

La sentencia deja claro que no se podía disponer de ese dinero más que para lo estrictamente entregado, tal y como refleja el acuerdo que en su día firmó el ayuntamiento de Dolores, liderado por Gabriel Gascón, y la empresa constructora. “La mercantil anticipará una aportación económica al Ayuntamiento de 1.803.036,32 euros, considerándose como pago a cuenta”. Y establece que para el supuesto de no se llegase a realizar el proyecto, el Ayuntamiento se comprometía a reintegrar estas cantidades a la empresa.

Esta cuestión no fue tenida en cuenta por el gobierno del PP en aquel momento y ese dinero no se retuvo a la espera de que se desarrollasen definitivamente los acontecimientos.

Devolver el dinero
«Devolver esos dos millones de euros compromete la solvencia del Ayuntamiento» J. Hernández (alcalde de Dolores)

Durante todo este tiempo han cambiado muchas cosas, entre ellas el color político del Equipo de Gobierno del ayuntamiento de Dolores. Con el Partido Popular y Gabriel Gascón fuera del Gobierno, es ahora al equipo socialista al que corresponde gestionar esta devolución, lo que podría suponer un retroceso importante en la gestión económica que llevan haciendo desde que accedieron al poder municipal.

Una situación más que delicada, según explica el alcalde de Dolores, José Joaquín Hernández, quien no entiende cómo se pudo disponer de ese dinero para otro fin distinto al que se había destinado, y que compromete gravemente la solvencia del Ayuntamiento.

Una gravedad que no supo, o no quiso ver Gabriel Gascón, quien en 2014 defendía públicamente a capa y espada que no había obligación legal de devolver el depósito de la constructora, ya que según él “todo este asunto ya ha prescrito”. Una afirmación que ahora ha puesto en entredicho la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Para el actual alcalde socialista de Dolores, José Joaquín Hernández, “la sentencia que hemos recibido ha supuesto un jarro de agua fría, tanto para el Equipo de Gobierno como para los vecinos y vecinas de Dolores, que son conscientes del lastre que supondrá para el municipio tener que hacer frente a un pago de 2 millones de euros”.

Compromete la solvencia municipal

Así mismo, ha explicado el alcalde que “cuando tras las elecciones municipales de 2011, el PP perdió la mayoría absoluta en el Ayuntamiento, el resto de grupos políticos supimos ver una oportunidad única de poner fin al desmadre económico con el que se había estado gobernando. Y desde entonces, primero desde la oposición, impulsando iniciativas para una gestión del gasto responsable, y más tarde desde el Gobierno Municipal, se ha reducido la deuda del Consistorio en 4 millones de euros”.

Lo cierto es que PP dejó en 2011 una deuda de 6.225.000 euros y en estos momentos el Ayuntamiento debe algo más de dos millones, lo que supone el 50% del Presupuesto Municipal. Si finalmente tienen que devolver los dos millones que marca la sentencia, la deuda del Consistorio retrocede a la casilla de salida, ascendiendo a un montante de más de 4 millones de euros o lo que es lo mismo de más del 100% de los recursos del Ayuntamiento.

Los Ayuntamientos con una deuda muy elevada saben que el futuro y el crecimiento del municipio están hipotecados, y les deja en una delicada situación en la que no disponen del mínimo margen necesario para la gestión de los servicios esenciales.

La única solución pasaría, según el alcalde, por tener que pedir un préstamo al Gobierno Central para poder hacer frente a la deuda heredada. “En el año 2012 ya se tuvo que firmar un préstamo para pagar a proveedores, porque aparte de la deuda el PP dejó facturas sin pagar por importe de 2.123.00 euros. Esta situación dejaría las arcas municipales absolutamente sangradas y todo el esfuerzo que hemos realizado no habrá servido de nada”.

Gasto descontrolado

También se ha referido José Joaquín Hernández al gasto descontrolado que había en el Ayuntamiento en los tiempos de gobierno del PP, y que se incrementaba todavía más en épocas de campaña electoral. “Nos llama mucho la atención que, el año de elecciones locales, cargara al Ayuntamiento más de 27.000 euros por comidas con personas jubiladas del municipio”.

Tampoco encuentra explicación el alcalde al destino que se dio a los dos millones de euros que entregó la mercantil, ya que “cuando llegamos al Ayuntamiento, sólo había deudas y además hemos tenido que realizar arreglos en calles, plazas y en todos los espacios públicos que estaban descuidados y deteriorados”.

Así que, ante tantas dudas y preguntas sin contestar, el regidor de Dolores considera que “es imprescindible que Gabriel Gascón dé la cara y explique a los vecinos y vecinas de Dolores a dónde fue a parar ese dinero que ahora reclama la justicia. Aunque ya no esté en política, porque no lo quieren ni los suyos, tiene una responsabilidad moral con el pueblo de Dolores, sobre este asunto en cuestión y sobre otros que también generan dudas”.

Y se ha referido al criterio que se aplicó para adjudicar el proyecto del Campo de Golf a esta empresa alegando su solvencia, “cuando al poco tiempo entró en concurso de acreedores y además el precio de adjudicación fue de 54 millones de euros, obviando otra propuesta que ofreció realizar las obras por poco más de 38 millones”.

José Joaquín Hernández ve motivos más que suficientes para que la Fiscalía investigue esta “posible trama corrupta. Ya que en 2008 también ingresaron 1,5 millones de euros por la adjudicación de la empresa del agua por un periodo de 30 años”.

Trabajar por los ciudadanos

Finalmente, el alcalde de Dolores ha querido trasladar a los ciudadanos un mensaje tranquilizador ya que “aunque todo este tema supone un quebranto muy importante y un grave perjuicio para el Ayuntamiento y por tanto para los ciudadanos, nosotros vamos a continuar como siempre, trabajando por el bienestar de las familias de Dolores; gestionando los recursos municipales de forma responsable; Invirtiendo los impuestos de los ciudadanos en medidas que repercutan en su beneficio. Y si tenemos que salir una vez más al rescate de un personaje que no da la cara, lo haremos, no por él, sino por los ciudadanos. Porque nosotros estamos aquí para gobernar y para buscar soluciones y eso es importante que lo sepan los vecinos y vecinas de Dolores”.

Siguiente noticia