Dámaso Aparicio: «Trasladar nuestros residuos supone un importante gasto que se evitaría con Plantas de Transferencias»

Entrevista > Dámaso Aparicio García / Concejal de Residuos Sólidos Urbanos y Limpieza Viaria (Orihuela, 25-julio-1976)

- Escrito el 28 marzo, 2018, 9:00 am
12 mins
El edil responsable del área de limpieza muestras sus esfuerzos en concienciar y educar al ciudadano en el cuidado de la ciudad, y trabaja en mejorar el servicio

De profesión es abogado, aunque desde hace años se dedica activamente a la política. Fue coordinador de Alcaldía del Ayuntamiento de Orihuela de 2005 a 2007, concejal del PP en Orihuela en la legislatura 2011 a 2015 y en la actual. También fue Secretario General del PP oriolano desde 2013 hasta enero de 2015 y, el pasado 3 de julio de 2017, resultó elegido por la militancia en las urnas como presidente del PP de Orihuela, cargo que compagina con el de concejal de la corporación municipal.

La mejor forma de mantener limpia una ciudad es no ensuciando, ¿De qué manera se intenta concienciar a los ciudadanos de la importancia de su colaboración?
«Intentamos ser lo más eficientes con los medios que disponemos»

Desde mi concejalía intentamos ser lo más eficientes con los medios que disponemos. Este es un servicio público y obligatorio que deben prestar los ayuntamientos, pero somos todos los ciudadanos los que debemos colaborar con unas normas básicas, de forma que cuando vayamos a depositar la basura al contenedor lo realicemos dentro de las horas establecidas.

«Somos todos los ciudadanos los que debemos colaborar con unas normas básicas»

Cuando queramos deshacernos de un mueble, de un sofá o cualquier otro enser, debemos llamar a la Concejalía, teléfono 965306178, y gustosamente organizamos el servicio para su recogida. Cuando queramos desprendernos de un televisor, de una bombilla, de pilas, de un ordenador, de aceite doméstico… lo debemos hacer en cualquiera de los dos ecoparques móviles de los que disponemos en la ciudad. Para ello, realizamos campañas para concienciar y educar en el cuidado de nuestra ciudad. La clave siempre está en la colaboración de todos.

Desde su Concejalía también hacen hincapié en el reciclaje ¿Qué acciones realizan al respecto?
«El reciclaje constante es el mayor respeto al medio ambiente que los ciudadanos tenemos en nuestra mano»

La recogida selectiva en origen es fundamental, el reciclaje constante es el mayor respeto al medio ambiente que los ciudadanos tenemos en nuestra mano. Si nos concienciamos y lo hacemos bien, los resultados son múltiples, desde dar un mantenimiento sostenible de la ciudad, el cuidado medioambiental y hasta el importante ahorro de recursos públicos. Realizamos campañas específicas tendentes a mejorar la recogida selectiva, también en centros escolares, otras a través de Ecovidrio y también desde Ecoembes, campañas publicitarias municipales de concienciación, las que se realizan a pie de playa, incluso este año hemos realizado esas campañas en eventos deportivos como fue en la media maratón Ciudad de Orihuela.

El año pasado aumentamos el número de contenedores de color amarillo y verde, y durante este año esperamos poder ampliar el de color azul. Además, en los próximos días, dispondremos de un nuevo vehículo, camión recolector que vamos a destinar exclusivamente a la recogida selectiva. Y de manera conjunta con la Diputación estamos trabajando en la elaboración del plan municipal de reciclaje, con especial énfasis en la implantación del 5º contenedor, el de materia orgánica.

¿Qué importancia tiene la educación en el reciclaje y en la limpieza desde los más pequeños?

La educación de todo tipo debe darse en casa. En los colegios se enseñan diferentes materias y se refuerzan los valores. Las familias debemos fomentar el cuidado del medio ambiente, porque es lo que dejaremos a las generaciones que vienen. Si desde pequeños enseñamos a los niños a separar la basura, a mantener limpia la ciudad y a no realizar malas prácticas a la hora de deshacernos de enseres, ellos lo tomaran como algo habitual y en el futuro verán extraño que esto no sea así. Es más difícil la educación cuando ya somos mayores.

Desde que llegó usted a la Concejalía se han resuelto algunos problemas enquistados ¿qué ha supuesto para el municipio?

Hace ahora un año desde que llegué a esta delegación, un área muy difícil de gestionar por el propio servicio en sí, pero además por las circunstancias particulares del mismo en Orihuela. Este servicio fue rescatado de forma ´provisional` en mayo de 2012 y desde entonces se presta de forma directa por parte del Ayuntamiento, lo cual ha supuesto, y sigue suponiendo, todo un reto.

Actualmente los más de 160 trabajadores cobran sus nóminas puntualmente, están al día en el pago de horas extraordinarias, y recientemente hemos alcanzado un acuerdo respecto a las jubilaciones anticipadas. De la mano de la mesa de negociación también estamos trabajando en la mejora de las condiciones en las que desarrollan su trabajo.

También se ha adquirido nueva maquinaria para adaptarse a las necesidades actuales. ¿Habrá más renovaciones?

Del presupuesto de 2017, que ascendía a un total de 8.860.000 euros, únicamente contábamos con 25.000 euros en partidas destinadas a inversión, y lo que hicimos fue priorizar. La mayor demanda que teníamos era la de sustituir las sopladoras antiguas a motor de gasolina y ruidosas por unas nuevas y modernas sopladoras eléctricas, y eso fue lo primero que hicimos. Adquirimos también un nuevo apero para limpiar la arena de nuestras playas.

Estamos seguros que, en el próximo presupuesto municipal, contaremos con nuevas partidas destinadas a adquirir nueva maquinaria y nuevos vehículos. Por otro lado, pusimos especial énfasis en la adquisición, mediante arrendamiento financiero, de dos nuevas furgonetas de trasporte de personal y que, con su puesta a disposición a los trabajadores que se desplazan del centro de trabajo de Orihuela al de la costa, vamos a ahorrar muchos euros en demandas judiciales.

¿Cuenta el municipio con el número adecuado de contenedores para cubrir todas las necesidades de barrios y pedanías?

Orihuela cuenta con unos 3.800 contenedores de RSU y selectiva. En época estival, sobre todo en la zona costera, así como durante la celebración de determinadas fiestas locales y de partidas rurales, debemos hacer un gran esfuerzo e incluso alquilar contenedores.

Los que disponemos son muy antiguos y la mayoría ya han alcanzado su vida útil, por lo que necesitan de continuas reparaciones, pero hay muchos que ya no es posible y hay que ir renovándolos mediante la compra de otros nuevos. Somos conscientes que debemos de mejorar nuestro parque de contenedores y en eso estamos trabajando. El pasado 2017 pudimos adquirir 120 nuevos contenedores de carga trasera, pero esa cantidad es insuficiente.

Desde la Concejalía también se organizan campañas especiales de limpieza durante fechas especiales ¿en qué consisten?

Ésta es un área de las que podríamos definir trasversal. No es sólo la limpieza y recogida de forma ordinaria los 365 días del año, sino que además hay que preparar, organizar y coordinar dispositivos y campañas específicas en las fiestas de cada pedanía, de cada barrio, de los eventos deportivos, en época estival y especialmente en nuestra Semana Santa y en las fiestas de la Reconquista de Moros y Cristianos, ambas declaradas de Intereses Turístico internacional y nacional respectivamente.

Ello requiere de una gran organización de la estructura del área y estar continuamente coordinados para que la ciudad esté limpia antes, durante y después de cualquier evento. En el plan de Semana Santa, que es lo más reciente, en el casco urbano contaremos con un refuerzo de hasta seis operarios. Además, en la costa se realiza un plan de choque de limpieza en playas y zonas de más concurrencia.

La comarca de la Vega Baja sigue demandando una planta de transferencia ¿Qué posibilidades hay de que ésta se implante en Orihuela?

Buena pregunta. El que mejor podría contestársela es el señor Pineda, presidente del Consorcio de Residuos. Lo que realmente necesitamos es una planta de tratamiento. La Vega Baja genera al año unas 250.000 toneladas de residuos, de las cuales unas 50.000 son de Orihuela. Mientras esta planta de tratamiento no llega, debemos evitar generar más costes económicos y ambientales y por tanto deberíamos poner en marcha plantas de transferencias como soluciones transitorias y temporales.

En Orihuela, nos vemos abocados a tener que transportar todos los días nuestros residuos en vehículos recolectores, que no están diseñados para ello, hasta la planta de Jijona. Ello supone un coste importantísimo que podríamos evitar con la instalación de plantas de transferencias que aliviaran este problema.