Continúan los trabajos de restauración ambiental en el Paraje Natural Municipal “Molino del Agua” de Torrevieja

La Concejalía de Medio Ambiente de Torrevieja, junto a la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y la participación del IES “Mare Nostrum” continúan con los trabajos de restauración en el Paraje Natural Municipal del Molino del Agua

- Escrito el 01 diciembre, 2017, 4:44 pm
5 mins

La Concejala de Medio Ambiente, Fanny Serrano, ha participado en el inicio de los trabajos de revegetación de las zonas afectadas por los incendios producidos en el Paraje Natural Municipal “Molino del Agua” en julio de 2009 y mayo de 2013. Se trata de un proyecto que toma forma después de más de 8 años desde que se produjo el primer incendio y 4 del segundo.

Los trabajos se inician una semana después de la retirada de la madera quemada en los incendios, contando con la ayuda de miembros de ANSE, asociación que colabora con la concejalía por segundo año consecutivo, y alumnos del Módulo de Jardinería y Paisajismo del IES Mare Nostrum, que después de recibir formación en las aulas sobre el impacto que tienen las especies exóticas en la vegetación dunar han procedido a la erradicación de la Uña de gato o Matacuchillo (Carpobrotus edulis).

Los trabajos siguen la estela de los llevados a cabo hace un año en la duna urbana de La Mata “Duna A.J. Cavanilles” y que ahora se centran en el Paraje Natural Municipal. Los trabajos desarrollados por ANSE se enmarcan dentro del proyecto “Conservación de Arenales y Lagunas Costeras en el Sureste de la Península Ibérica” y cuentan con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad.

El Ayuntamiento de Torrevieja ha obtenido autorización por parte de los Servicios Territoriales de Medio Ambiente para introducir el enebro marítimo (Juniperus macrocarpa), especie catalogada como “Vigilada” y de la que hay indicios de su presencia siglos pasados en el sur de Alicante. Un total de 50 ejemplares de Enebro marítimo (5 de ellos hembras) y aproximadamente otros 50 de Sabina de las dunas (Juniperus turbinata), junto a otras especies de matorral propio de dunas fijas.

Se han plantado mayoritariamente en la zona donde se ha eliminado la madera quemada, contribuyendo, de esta forma, a incrementar la diversidad de las masas de pino carrasco y piñonero características del Molino del Agua, en una actuación que marca un hito en la historia de este paraje.

Otras de las especies que se han procedido a plantar en las dunas de primera línea han sido la Zanahoria marítima (Echinophora spinosa), Campanilla de las dunas (Calystegia soldanella) o Lechetrezna marina (Euphorbia paralias). También se tiene previsto realizar refuerzos poblacionales de otras especies muy escasas, pero que no llegaron a desaparecer del todo, como la Algodonosa (Otanthus maritimus) y la Corregüela marina (Polygonum maritimum).

Serrano, quien ha colaborado activamente en las tareas de la jornada, ha declarado que se trata de un “proyecto muy ambicioso que no es una actuación puntual, sino que forma parte de un programa”. Se pretende aunar la restauración vegetal, “reintroduciendo especies y quitando las especies invasoras” y al además “educar medioambientalmente”. Ha tenido palabras de agradecimiento para los alumnos del módulo de Jardinería del IES Mare Nostrum, y ha apuntado que por medio de este proyecto han podido apreciar las diferencias entre el trabajo de jardín y el de restauración de un paraje natural.

Juan A. Pujol, biólogo municipal a cargo del proyecto, ha apuntado que la restauración ambiental de las últimas dunas locales resulta imprescindible para conservar poblaciones vegetales de especies amenazadas. Ha valorado además la importancia de los servicios ecosistémicos que las dunas ofrecen a la sociedad, así como son su elevado valor estético, el indudable atractivo turístico, el componente histórico y cultural y, finalmente, la importante labor de protección del litoral frente al cambio climático.