El centro de discapacitados no reúne los requisitos legales para su apertura

El edificio no es municipal por carecer de escritura de obra nueva y división horizontal

- Escrito el 20 noviembre, 2017, 8:41 pm
9 mins
  • El Ayuntamiento ha de liquidar una deuda con la empresa adjudicataria
  • El informe de segregación también se ha tenido que tramitar ahora aunque el edificio se terminó en 2011

El alcalde de Torrevieja, José Manuel Dolón, ha informado esta mañana, en rueda de prensa, de la situación en la que se encuentra el centro de Discapacitados de la localidad que cuenta con tres importantes impedimentos para que el Ayuntamiento pueda cederlo a la Generalitat y en consecuencia para que pueda ponerse en marcha como centro de mayores, punto de encuentro familiar y centro de menores tutelados. El PP de Torrevieja ha querido hacer ver que ha habido un incumplimiento de la Generalitat Valenciana a la hora de dotarlo de presupuesto para funcionar cuando en realidad el último Gobierno de Eduardo Dolón “lo dejó todo manga por hombro”, ha dicho.

José Manuel Dolón ha explicado que el Ayuntamiento ha iniciado los trámites para poder ceder el Centro de Discapacitados con el fin de que esta infraestructura que se realizó con fondos del Plan E del Gobierno de Zapatero, pueda entrar en funcionamiento y dar un servicio a los ciudadanos. “Pero la situación legal y administrativa del inmueble nos ha deparado desagradables sorpresas”. El alcalde ha dicho que desde finales de 2016 “estamos intentado ceder este patrimonio que legalmente aún no es municipal, lo es la parcela pero no el edificio”.

El motivo no es otro que el edificio está “sin legalizar, no se ha producido la recepción formal porque le falta la ‘declaración de obra nueva y división horizontal’. En cuanto lo detectamos nos pusimos en contacto con la empresa -que a su vez contrató a un arquitecto en su día para ejecutar el proyecto- para que firme esa declaración, pero la arquitecta no lo ha asumido. Es un caso muy parecido al del Teatro Municipal”. El alcalde ha asegurado que se ha estado en contracto continuo con la empresa desde mayo y finalmente mañana se podrá firmar dicha escritura en la notaría. Hasta la fecha no ha sido posible por motivos ajenos al Ayuntamiento.

José Manuel Dolón ha dicho que “lo normal es que cuando se acaban las obras todo se deje firmado pero no ha sido así”, a lo que ha añadido que “los anteriores equipos de Gobierno del PP no acabaron el procedimiento administrativo y económico dejando aspectos muy importantes de los trámites sin concluir, entre ellos no disponer del preceptivo, necesario y obligatorio fin de obra y la escritura de obra nueva y división horizontal”. La empresa adjudicataria “estaba relacionada con el Ayuntamiento con numerosos proyectos de obra. Hemos estado muchos meses negociando para que finalmente la empresa firme el documento notarial”.

El alcalde ha añadido que este edificio se utilizó electoralmente, “se inauguró y se hicieron la foto y podrían haber dejado los tramites hechos”. Como no fue así el primer edil ha demostrado documentalmente que el actual Gobierno lleva haciendo la petición a la arquitecta y la empresa desde mayo de 2017 y que a finales de 2016 “nos dirigimos a la conselleria para que se pueda dar uso a las instalaciones pero no ha podido ser por fuerza mayor, por la mala gestión de los dos últimos gobiernos anteriores del PP. No hicieron el trabajo que estamos haciendo nosotros ahora con muchas más dificultades”.

En segundo lugar, el alcalde se ha referido a otro tema que impide que se pueda poner en funcionamiento este centro y que hace referencia a la deuda del Ayuntamiento y del Gobierno de España con la empresa constructora que ha provocado que el departamento de Intervención paralice el expediente también, la obra “no se pagó del todo”. La empresa adjudicataria interpuso un contencioso administrativo, para cobrar 245.862’46 euros como liquidación de las obras, de ellos 79.839’86 euros en concepto de diferencias por IVA acumulados en el proceso constructivo. Sobre la primera cuantía se espera el fallo del tribunal para actuar en consecuencia, mientras que de la segunda, la referida al IVA, se va a hacer cargo el Ayuntamiento siguiendo el criterio de Intervención (informe del 16 de septiembre de 2017).

En ese sentido, el alcalde ha anunciado que hoy mismo se va celebrar una Junta de Gobierno Local en la que se va a incluir el citado pago mediante la modificación de crédito número 6. Mañana pasará a Comisión Informativa y se celebrará un Pleno extraordinario en uno o dos días para poderlo pagar.

Ante esta situación el alcalde ha reprochado al PP que tengan “la desvergüenza, el cinismo y la cara dura de comparecer ante los medios de comunicación y el pueblo de Torrevieja a decir que la Generalitat Valenciana y la vicepresidenta, Mónica Oltra incumplen sus compromisos con Torrevieja. Esto me parece una indecencia típica y apropiada del tamaño de la persona y del partido que lo dice, que no ha tenido vergüenza pese a estar relacionados con todas las irregularidades que todos conocemos”. Igualmente, ha cuestionado que “con esta herencia y gestión del PP aún se venga a sacar pecho atacando al Gobierno Municipal y al de de Generalitat con mentiras que no tienen ninguna credibilidad pero tienen la indecencia de tratar de esconder sus vergüenzas con esos ataques”

Por último Dolón se ha referido a un tercer problema relacionado con la parcela sobre la que se levantó el centro, debido a que en su día tampoco se hizo el correspondiente informe de segregación, un paso que es anterior a cualquier otro y, sin embargo, “también lo estamos haciendo ahora”, ha asegurado el primer edil, quien ha dado lectura a la solicitud que con fecha 17 de mayo de 2017 solicita “el informe en el que conste la superficie real de la parcela para proceder en su caso a realizar las oportunas correcciones a fin de tramitar correctamente la declaración de obra nueva de que se trata”.

El alcalde ha reiterado que darle uso a este centro es una preocupación muy importante para el Gobierno Municipal con la que el PP está haciendo “una lectura manipuladora de la realidad”. Una preocupación por conseguir que entre en funcionamiento y dé los servicios “que son tan necesarios para la ciudadanía”, aunque cuando finalmente se vaya a entrar en este edificio -el alcalde ha asegurado- que “costará dinero porque hay múltiples deficiencias que hay que subsanar para que este centro pueda cumplir con los fines para los que se proyectó”.