Cambiemos Orihuela propone regular la gestión de las colonias de gatos a través del voluntariado

La formación municipalista Cambiemos Orihuela, ha presentado una de las mociones que llevará a debate en el último Pleno de 2017

- Escrito el 13 diciembre, 2017, 11:42 am
4 mins

Se trata de una propuesta para que el ayuntamiento oriolano realice una campaña de voluntariado que agrupe y capte a cooperantes para efectuar labores de gestión, control, y censo, de las colonias de gatos del municipio.

Una acción a realizar, y que según Cambiemos tienen carácter de urgente, serían planificar e implementar campañas de captura, esterilización, y suelta (CES) de felinos. “Estas campañas, requieren previamente de acciones informativas dirigidas a los colectivos sensibles, voluntarios, asociaciones protectoras de animales, y población en general, adecuando el mensaje a cada colectivo en cuanto a medios, contenido y forma”, ha comentado Javier Gracia, concejal de Cambiemos, con el objetivo de explicar a la ciudadanía la importancia de la acción.

De materializarse la idea, se dotaría al voluntariado en las labores de gestión de los felinos, de un carné identificativo, de formación y de medios, para el correcto trato a los animales y su alimentación, con el fin de minimizar los posibles perjuicios a la ciudadanía y a la población animal. Así afirmaba Gracia: “los gatos deben ser alimentados con pienso seco, por ejemplo, para evitar problemas de salubridad, pero la estricta medida de prohibir su alimentación no es ética. Somos responsables de esos animales también, y tenemos que regular la acción de los cooperantes, y darles formación para que la realicen de forma adecuada”.

Cambiemos también ha propuesto identificar la presencia de colonias felinas con señalización y cartelería para su protección, la correcta gestión y cuidado, así como las sanciones derivadas del incumplimiento de una regulación que debería integrarse en una reforma de la ordenanza de relación con los animales en el municipio.

Por su parte, el responsable de ecología y animalismo de la formación, Alejandro Alonso, ha indicado que, “las colonias controladas de gatos callejeros en terreno urbano son beneficiosas para el entorno, como por ejemplo para el control de plagas de roedores y cucarachas. Sin embargo, su descontrol, da lugar a que los gatos procreen sin parar y enfermen”, y ha añadido que este problema, a la larga, puede desencadenar en “soluciones” extremas e inhumanas, como el exterminio por parte de las autoridades municipales de las colonias, “o lo que es peor, que algunos vecinos intenten eliminarlas por su cuenta, generando situaciones espantosas y posiblemente peligrosas incluso para los humanos”, y ha concluido señalando que eliminar una colonia tan solo abre un paréntesis que se cerrará cuando en unos meses otra colonia se establezca en el lugar.

Cambiemos también ha querido destacar los perjuicios para la fauna salvaje que las colonias descontroladas, situadas en las cercanías de zonas naturales de especial valor, -como en la costa oriolana, y las inmediaciones a Sierra Escalona-, pueden ocasionar, al mermar, por su carácter depredador, las poblaciones de otras especies. También existiría peligro para las poblaciones de gatos monteses la convivencia con el gato común, ya que ambas suelen cruzarse poniendo en situación de desaparición al gato montés.