Cambiemos Orihuela propone la salvaguarda e impulso de las especies agrícolas autóctonas como elemento diferenciador de la Huerta de Orihuela

La propuesta que eleva al Pleno de este mes la formación municipalista, insta al Ayuntamiento a crear un «banco interactivo» de semillas -en colaboración con la universidad- para salvaguardar las especies autóctonas de la huerta oriolana, y su posterior impulso, con la organización de ferias, intercambio de semillas y desarrollo de la agroecología como elemento diferenciador

- Escrito el 26 marzo, 2018, 3:08 pm
5 mins

La falta de renovación generacional, la presión urbanística, el cambio climático, y las dificultades para competir en los mercados, de pequeños y medianos agricultores, han sido señalados por Cambiemos Orihuela como problemas estructurales de la Huerta de Orihuela. «Todos estos problemas estructurales se agravan con la sequía y el robo del río al que estamos sometidos. Y en conjunto, todo se traduce en una falta de expectativas de futuro que ponen en peligro la supervivencia de nuestra huerta», ha explicado el edil. Según la formación -que ha presentado durante el mandato distintas propuestas de impulso y protección de la huerta oriolana- «la búsqueda de valor añadido, de diferenciación, y de recuperación de la sabiduría tradicional, es la clave para competir en condiciones ventajosas, y dotar a nuestra agricultura de unas condiciones laborales y de vida muy atractivas», ha dicho Bernabé, que será el encargado de defender la moción este jueves.

En este sentido Bernabé ha presentado una iniciativa que pretende recuperar e impulsar las especies de cultivo tradicional de la Huerta de Orihuela. Según Bernabé, «se trataría de devolver a nuestro campo las especies que se han ido perdiendo o sustituyendo por otras, que responden más a la productividad y las dinámicas del mercado masivo, que a las propias características del producto como el sabor, el olor, etc. Se trata de devolver el color, el sabor, y el olor a nuestros productos para conquistar a las personas en lugar de a los grandes mercados que acaban exprimiendo y deslocalizándose; y obtener así una ventaja competitiva y un futuro para nuestra huerta.”, ha dicho el concejal, quien ha añadido, «sería como jugar en otra liga que podemos ganar».

Para ello desde Cambiemos Orihuela proponen la creación de un “Banco Interactivo de Semillas”, en un convenio entre la Universidad Miguel Hernández y el Ayuntamiento -este último facilitando a la Universidad recursos materiales y económicos, y colaboración para obtener ayudas de órganos supramunicipales- La iniciativa encuadraría la salvaguarda y recuperación de semillas, la custodia de especies, y sobre todo facilitar el intercambio entre las instituciones y los agricultores, el acceso a estas semillas, y la formación para el impulso de esta forma de cultivo. Así mismo, la propuesta insta al Gobierno Local a organizar ferias de intercambio de semillas en las que poder impulsar estas especies nativas, y que la ciudadanía pueda acceder a la información, e incluso a probar los frutos de la idea.

Cambiemos Orihuela, a través de su portavoz, ha mostrado su preocupación ante la deriva de la huerta oriolana «agredida por todas partes, cuando es la esencia y el espíritu de nuestra existencia como pueblo. Se está dejando morir el conocimiento tradicional de nuestra agricultura, el que nos permitió nacer como comarca. Se pierden nuestras tradiciones y nuestros productos agrícolas tradicionales, una importante erosión cultural». El edil Karlos Bernabé ha señalado que la FAO (organismo de la ONU en materia agrícola y alimentaria) ha dado la voz de alarma en distintas ocasiones por la perdida de biodiversidad cultivada derivada del cambio climático, pero sobre todo de las dinámicas de los mercados. “No podemos permitir que en pocas generaciones se pierda el conocimiento tradicional de nuestra huerta y su diversidad genética. Es importante cuidar el saber en el manejo de los recursos naturales y las técnicas adaptadas a las condiciones locales, ambientales y sociales, que permiten construir agroecosistemas como el de la Vega Baja, y el mantenimiento y ampliación de la biodiversidad cultivada es clave”, ha concluido.