Cambiemos Orihuela presenta una propuesta a Pleno para el impulso del patrimonio histórico-artístico de la ciudad

La moción propone, entre otras cuestiones, salvar de la “Lista Roja del Patrimonio” al Castillo de Orihuela, al Palacio de Rubalcava y a la iglesia de San Agustín Con el objetivo, afirman desde Cambiemos, de “contrarrestar la pasividad del Gobierno, que no ha planteado nada más allá del eslogan ‘Orihuela, Patrimonio de la Humanidad’, efectista, pero vacío de contenido”; la concejala Marta Guillén ha presentado esta mañana una moción sobre patrimonio que se debatirá en el Pleno del jueves. No es la primera propuesta que presenta Cambiemos Orihuela sobre esta cuestión, puesto que la consideran uno de los problemas centrales que debe abordar la política municipal. “PP y C’s dicen defender nuestras tradiciones y nuestra identidad, pero a la hora de la verdad están permitiendo que el centro histórico de Orihuela, y sus edificios más emblemáticos, literalmente se caigan a trozos”, ha denunciado Guillén. “Podemos aprovechar los fondos DUSI para recuperar ese patrimonio material que nos define como oriolanos, pero para ello hace falta una estrategia que establezca objetivos y prioridades, y el gobierno actual ha demostrado que no sabe cómo desarrollar esta estrategia”, ha explicado la edil, cuya formación política ha presentado esta moción con el objetivo de contribuir a definir una hoja de ruta. La edil ha querido también agradecer a las asociaciones locales que trabajan por el patrimonio oriolano: “gracias al trabajo de asociaciones como la asociación del Castillo de Orihuela, o la asociación Patrimonio Base, que han estado denunciando deficiencias y señalando necesidades, hoy tenemos conciencia suficiente como para poder presentar esta propuesta al Pleno”. La moción pretende, de hecho, resolver un problema que desde la sociedad civil se ha puesto encima de la mesa en varias ocasiones: hay tres edificios de gran valor histórico en nuestra ciudad –dos de ellos declarados Bien de Interés Cultural y otro incluido en el Bien de Interés Cultural del Conjunto Histórico-Artístico del centro- que ahora mismo se encuentran incluidos en la Lista Roja del Patrimonio, una lista que recoge los elementos del patrimonio español que están en riesgo de desaparición. Se trata del Castillo de Orihuela, la iglesia de San Agustín y el Palacio de Rubalcava. Cambiemos propone que se adopte un compromiso activo desde el Ayuntamiento para salvar estos monumentos de la lista con propuestas concretas para cada uno de ellos. Para el Castillo, la propuesta incluye la redacción de un Plan Especial de Protección, y su correspondiente Plan Director, que guíe el proceso de recuperación; para el Palacio de Rubalcava, la inclusión de una partida relativa a la redacción de un proyecto para su rehabilitación; y para la iglesia de San Agustín, iniciar una negociación con los propietarios para que cuanto antes pueda ponerse en marcha un plan de recuperación. Además, desde Cambiemos Orihuela pretenden que con esta moción se aceleren los trámites de aquellos expedientes de declaración de BIC de otros elementos del patrimonio oriolano, ahora mismo paralizados y merecedores de reconocimiento y de protección supramunicipal. Conforman esta lista el Conjunto Minero de San Antón –que hace poco sufrió un derrumbe a causa del abandono-, el Canto de la Pasión, las figuras de Salzillo que alberga Orihuela, y el monasterio de San Juan de la Penitencia. Recuerdan, por último, que el patrimonio “no sólo lo conforman los edificios singulares, también está compuesto por las viviendas” e instan al gobierno local a que cumplan con la Ordenanza de Inspección Técnica de Edificios, elaborada en la legislatura pasada, que contribuiría a ejercer un control público de los edificios residenciales para que se conservaran de forma adecuada. “No queremos que vuelva a pasar que una procesión oriolana deba desviarse porque un edificio de viviendas se va a caer al suelo. Tenemos que favorecer y promocionar la conservación de todos los edificios aunque no sean de titularidad municipal”, puntualizó Guillén, quien añadió que, “a la ciudadanía oriolana nos duele que los recuerdos que conservamos de nuestro centro histórico, y de nuestros edificios monumentales, hoy se estén convirtiendo en ruinas. Estamos orgullosos de Orihuela y su patrimonio, y recuperarlo es nuestra responsabilidad”. Post Views: 241

Desde la formación afirman que "siguen presentando propuestas para marcar una hoja de ruta válida que recupere el patrimonio oriolano"

- Escrito el 25 abril, 2017, 5:53 pm
6 mins
La moción propone, entre otras cuestiones, salvar de la “Lista Roja del Patrimonio” al Castillo de Orihuela, al Palacio de Rubalcava y a la iglesia de San Agustín

Con el objetivo, afirman desde Cambiemos, de “contrarrestar la pasividad del Gobierno, que no ha planteado nada más allá del eslogan ‘Orihuela, Patrimonio de la Humanidad’, efectista, pero vacío de contenido”; la concejala Marta Guillén ha presentado esta mañana una moción sobre patrimonio que se debatirá en el Pleno del jueves. No es la primera propuesta que presenta Cambiemos Orihuela sobre esta cuestión, puesto que la consideran uno de los problemas centrales que debe abordar la política municipal. “PP y C’s dicen defender nuestras tradiciones y nuestra identidad, pero a la hora de la verdad están permitiendo que el centro histórico de Orihuela, y sus edificios más emblemáticos, literalmente se caigan a trozos”, ha denunciado Guillén. “Podemos aprovechar los fondos DUSI para recuperar ese patrimonio material que nos define como oriolanos, pero para ello hace falta una estrategia que establezca objetivos y prioridades, y el gobierno actual ha demostrado que no sabe cómo desarrollar esta estrategia”, ha explicado la edil, cuya formación política ha presentado esta moción con el objetivo de contribuir a definir una hoja de ruta.

La edil ha querido también agradecer a las asociaciones locales que trabajan por el patrimonio oriolano: “gracias al trabajo de asociaciones como la asociación del Castillo de Orihuela, o la asociación Patrimonio Base, que han estado denunciando deficiencias y señalando necesidades, hoy tenemos conciencia suficiente como para poder presentar esta propuesta al Pleno”.

La moción pretende, de hecho, resolver un problema que desde la sociedad civil se ha puesto encima de la mesa en varias ocasiones: hay tres edificios de gran valor histórico en nuestra ciudad –dos de ellos declarados Bien de Interés Cultural y otro incluido en el Bien de Interés Cultural del Conjunto Histórico-Artístico del centro- que ahora mismo se encuentran incluidos en la Lista Roja del Patrimonio, una lista que recoge los elementos del patrimonio español que están en riesgo de desaparición. Se trata del Castillo de Orihuela, la iglesia de San Agustín y el Palacio de Rubalcava. Cambiemos propone que se adopte un compromiso activo desde el Ayuntamiento para salvar estos monumentos de la lista con propuestas concretas para cada uno de ellos. Para el Castillo, la propuesta incluye la redacción de un Plan Especial de Protección, y su correspondiente Plan Director, que guíe el proceso de recuperación; para el Palacio de Rubalcava, la inclusión de una partida relativa a la redacción de un proyecto para su rehabilitación; y para la iglesia de San Agustín, iniciar una negociación con los propietarios para que cuanto antes pueda ponerse en marcha un plan de recuperación.

Además, desde Cambiemos Orihuela pretenden que con esta moción se aceleren los trámites de aquellos expedientes de declaración de BIC de otros elementos del patrimonio oriolano, ahora mismo paralizados y merecedores de reconocimiento y de protección supramunicipal. Conforman esta lista el Conjunto Minero de San Antón –que hace poco sufrió un derrumbe a causa del abandono-, el Canto de la Pasión, las figuras de Salzillo que alberga Orihuela, y el monasterio de San Juan de la Penitencia.

Recuerdan, por último, que el patrimonio “no sólo lo conforman los edificios singulares, también está compuesto por las viviendas” e instan al gobierno local a que cumplan con la Ordenanza de Inspección Técnica de Edificios, elaborada en la legislatura pasada, que contribuiría a ejercer un control público de los edificios residenciales para que se conservaran de forma adecuada. “No queremos que vuelva a pasar que una procesión oriolana deba desviarse porque un edificio de viviendas se va a caer al suelo. Tenemos que favorecer y promocionar la conservación de todos los edificios aunque no sean de titularidad municipal”, puntualizó Guillén, quien añadió que, “a la ciudadanía oriolana nos duele que los recuerdos que conservamos de nuestro centro histórico, y de nuestros edificios monumentales, hoy se estén convirtiendo en ruinas. Estamos orgullosos de Orihuela y su patrimonio, y recuperarlo es nuestra responsabilidad”.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUIenlaVegaBaja.com