Cambiemos Orihuela pregunta sobre la falta de coordinación institucional relativa al Mercado Medieval sufrida por el alumnado del Colegio de Los Dolses

El pasado viernes estaba previsto inaugurar el Mercado Medieval y realizar una serie de actividades durante la mañana

- Escrito el 06 febrero, 2018, 5:11 pm
2 mins

Finalmente, las condiciones meteorológicas provocaron que el gobierno decidiera posponer dicha apertura formal hasta la tarde del viernes.

La cuestión es que, bien la precipitación de la decisión o bien la habitual falta de coordinación en el seno del equipo de gobierno la acabaron pagando diversos escolares, entre los que se cuenta el alumnado del Colegio de Los Dolses. Dicho centro fue invitado a la inauguración del Mercado y diversas actividades que tendrían lugar a partir de las 11:15.

Esa misma mañana, y a pesar de los pronósticos e inestabilidad meteorológica, hemos podido saber que el colegio recibió mensajes confirmatorios parte del equipo de gobierno, reiterando la invitación a acudir a la inauguración y confirmando que el plan seguía en pie.

Por ello, el centro no tuvo conocimiento de la cancelación del evento hasta que ya hubo llegado al núcleo urbano de Orihuela, donde los escolares tuvieron que estar hasta una hora dentro del autobús, junto al Ayuntamiento hasta que se les confirmó la cancelación del evento sin ser ni siquiera recibidos por alguien del gobierno.

Dado que no es la primera vez que sucede algo similar (a comienzos de legislatura este mismo centro se quedó sin visitar la Biblioteca Municipal por falta de comunicación entre el área de Transportes y el Área de Educación), desde Cambiemos Orihuela hemos solicitado al equipo de gobierno información respecto a la hora exacta en que se decidió cancelar la inauguración y si se notificó en tiempo y forma a todas las concejalías y a los encargados de gestionar las invitaciones institucionales.

Entendemos que este tipo de problemáticas, si bien pueden parecer anecdóticas, entran una tónica demasiado habitual. Descoordinación y ausencia de comunicación dentro del gobierno que acaba repercutiendo en los vecinos, especialmente en los de pedanías o la costa que a menudo deben hacer doble esfuerzo para participar en determinados eventos y actividades circunscritos al núcleo urbano.