«El agua es el bien más necesario de la sociedad»

Entrevista > Juan Antonio Andújar Alonso / Presidente de la Comunidad de Regantes (Alicante, 29-mayo-1941)

- Escrito el 06 junio, 2018, 4:00 pm
9 mins
El Congreso ha acogido a importantes personalidades en unas jornadas sobre el agua como bien único, escaso e imprescindible para todos

El XIV Congreso Nacional de Comunidades de Regantes ha unido a cerca de 1.000 personas en el Auditorio Internacional de Torrevieja del 14 al 18 de mayo, presidido por la secretaria de Estado de Medio Ambiente. José Antonio Andújar, presidente de la Comunidad de Regantes, organiza este evento que se celebra cada cuatro años.

Al encuentro asisten todos los regantes de España, donde se da a conocer la realidad del levante español afectado por la sequía y la falta de agua. Una oportunidad para que los regantes manifiesten sus preocupaciones sobre el agua en España, y conseguir las deseadas obras necesarias para modernizar el sistema de regadío español.

¿Cuáles son los intereses y objetivos del Congreso?
«La regulación del Tajo junto al más caudaloso de España, el Ebro, es insuficiente»

En el Congreso se han desarrollado tres sesiones; una sesión monográfica importante para los levantinos, otra sesión de temas económicos y financiación de las comunidades, así como la posible financiación de la modernización de los regadíos.

Otro tema debatido en el Congreso ha sido el cambio climático y la necesidad de obras de regulación que puedan aminorar sus efectos. Si para toda España es importante, para la zona de levante lo es mucho más. Eso significa planificar qué obras de regulación se deben hacer en España para aumentar las reservas. Se quiere evitar que pasen diez meses sin llover y las reservas se pierdan.

Hay zonas que en el mes de agosto se consume mucho más de lo que entra, en determinadas fechas del año vivimos fuertes sequías dejando pantanos secos y eso quiere decir que hay ríos mal regulados. La regulación del Tajo, junto al más caudaloso de España, el Ebro, es insuficiente. Se necesita fijar las obras de regulación que hace falta en España. Uno de los acuerdos tratados es que se cubrirán siempre las necesidades de la cuenca excedente para tener la posibilidad de comunicar a toda España el resto de aguas sobrantes.

¿Qué otras necesidades principales tenéis?
«Cuidar y dragar los ríos; proteger y mantener los pantanos, es fundamental»

Cuidar y dragar los ríos; proteger y mantener los pantanos, es fundamental. Tenemos un patrimonio hidráulico muy importante, pero en estos momentos disponen de pocos recursos. Con el Congreso lanzamos una señal de alerta para tomar conciencia de cuidar, mejorar y aumentar el patrimonio hidráulico. Es un mensaje que transmitiremos a todos los regantes de nuestro país. Es una decisión en la que estamos de acuerdo todas las cuencas de España.

Durante la sesión de clausura, el último día de las jornadas, se aprobaron los contenidos de cada una de las sesiones. Se demuestra que entre regantes es fácil entenderse siempre sin pisotear al que se tiene al lado. Los regantes necesitamos que nos den agua, aunque tenemos que contemplar la situación del que nos la puede dar, no me pueden dar si no tienen.

En España las necesidades de los regantes son entre 500 y 700 hectómetros. Si un año se pudieran coger 1.000 hectómetros, como este año que se podrían haber cogido, podríamos dejarlo en uno de los pantanos que no se llenan, para una de las necesidades de cualquier zona del levante que le pueda faltar agua. Queremos llegar a un acuerdo para modernizar el regadío español.

¿Existe alguna alternativa al tipo de cultivo?

En este momento nosotros estamos siendo cada vez más exquisitos, buscando más variedades de plantas para que las necesidades hidráulicas sean mejores y resistir a la sequía. No se puede andar a espaldas de la ciencia, tenemos que buscar variedades que empiecen cada vez más pronto y que terminen cada día más tarde, manteniendo siempre la calidad. Es un signo de nuestro progreso y vamos a seguir por el mismo camino.

Por supuesto que existen variedades con necesidades de agua menores. Pero también es cierto que cuando compramos sandía, por ejemplo, ha necesitado 180 litros de agua por cada kilo, o los 120 litros que se necesitan para un kilo de plátanos. Se le conoce como agua virtual. Lo mismo pasa con la carne, se necesita mucha agua para alimentar a la vaca y tener el bistec que tenemos sobre la mesa. El pasto del que come necesita también muchos litros de agua. Es un círculo en el que la naturaleza nos facilita muchas veces el agua, nosotros hemos ido aumentando las necesidades, pero no las reservas de agua.

Hay obras hidráulicas que se hicieron el siglo pasado y no las hemos modernizado, como en la red eléctrica, en la gasolina y el gasoil, en las autopistas y carreteras, o en los trenes con el AVE. Llevamos un retraso importante y debemos movilizar las conciencias tanto de los políticos como de la administración. Algo tenemos que hacer en este país si queremos que el cambio climático cuadre.

El futuro agrícola
«No podemos disfrutar de los mejores aviones y trenes, y en temas hidráulicos seguir yendo en un tren de vapor»

Es un aspecto que nos importa a todos, el agua es el bien más necesario de la sociedad. Hay muchas naciones y países, como Sudáfrica, con problemas gravísimos de agua, donde las fuentes de agua están desapareciendo. En la sociedad levantina nos hemos acostumbrado a la facilidad de tener agua cuando abrimos el grifo. El planteamiento ha de ser responsable, pensando que es un bien escaso que tenemos que cuidar.

El hecho de producir alcachofas, patatas, cebolla, pimientos o tomates que todos los días son imprescindibles para nuestra despensa, son productos que necesitan agua. Son bienes de consumo que, cuando se compran, no se piensa en lo que se ha necesitado hasta llegar al plato para consumirlos.

Mucha gente me pregunta por qué los huevos necesitan agua. A la gallina le damos verdura o pienso que requiere un tratamiento especial, es el ciclo de la vida. Los ciudadanos y los regantes han de tomar conciencia para proteger el agua. Los aeropuertos han cambiado a lo largo de los años, se han ido adaptando a las necesidades. No podemos disfrutar de los mejores aviones y trenes, y en temas hidráulicos seguir yendo en un tren de vapor.